Bienvenido 17 de Enero del 2018
Visitas : 821085
Hoy: 298

Artículos

Actividad Mental

Es innegable que en las últimas seis décadas se incrementó geométricamente potenciados los adelantos técnico-científicos en todos los órdenes: medicina, química, farmacéutico, industrial, agrario, informática, satelital, exploración del espacio, transporte aéreo y marítimo, robótica etc. etc. incluso la sofisticación armamentista.-

Sin embargo en extensas superficies y regiones del planeta ello no ha redundado en una mejor calidad de vida. Gran parte de la población del planeta vive sumergida en ámbito de pobreza, de hambre, de enfermedad, de hacinamiento, de deterioro del medio ambiente, sin vislumbrar un futuro más promisor, sintiéndose marginado o aún excluido del “sistema” imperante.-

Es habitual escuchar en los diversos medios las críticas constante, el destacamento de los hechos negativos, le reiteración de la existencia de la inflación, el riesgo país, las crisis políticas y económicas, etc.-

En un artículo anterior de esta página nos hemos referido brevemente al “deseo de actuar” y a la “doctrina del verbo” (fundamento ideológico de Lumen).-

No le damos importancia, quizás por ignorar su real alcance y valía, que sobre nuestra propia vida y en la ajena, tiene toda actividad mental y verbal, Ni aún los filósofos contemporáneos y los intelectuales parecen advertir que es más decisivo para todos lo que el hombre piensa y dice, que lo que materialmente hace.-

Por supuesto que esto no es una novedad. El Buda en su óctuple sendero señalaba el “Recto pensar”. El Evangelio de San Juan claramente expresa: “En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios”, señalando en donde residía el “principio creador”. Que el cristianismo en general no lo reconozca, admita o lo haya olvidado no significa que no sea realidad lo enunciado. El Antiguo Testamento en “Bereshit” (génesis, la creación) cada día Dios decía hágase... y se hacia y se creaba, y eso era bueno.-En el Hinduismo la creación se efectivizó a través  del alfabeto. En el mismo se reconoce el poder de los “mantrams”, oraciones, con metro y ritmo determinado (véase el Gaiatri en esta página). Los cabalistas dan importancia fundamental al valor y de cada letra en sí del Alfabeto hebreo. En el Hermetismo /Alquimia) la palabra “AZOTH”, no es mas que el principio y terminación del Alfabeto latino a igual que la palabra masónica “Bohaz” primera y última consonante.-

Todas las escuelas iniciáticas instruían al principiante a practicar la disciplina del Silencio, como principal método de control de la mente y su correspondiente signo de control de la palabra.-

En teoría todos pretenden ser conocedores de esta verdad, pero muchos demuestran la ignorancia práctica en que viven respecto a la potencia de su propio aparato intelectual:corazón, garganta y ojo ( o sea sentimiento, órgano de emisión oral e imaginación).-

Decíamos que el tema principal de Lumen es la “Presencia” en el Hombre del PENSAMIENTO-PALABRA como espíritu encarnado en el ser humano.-

Reflexionar y pensar es un trabajo de afirmación y poder. La imaginación creativa es la generadora de las modificaciones y cambios.-

No basta con aceptar que el pensamiento es una fuerza influyente en la vida o que dicha influencia es decisiva, es necesario (hasta diríamos imprescindible) compenetrarse de que todo pensamiento lo es, incluso aquél de apariencia banal e intrascendente. Y por supuesto su manifestación: la imagen o la palabra.- No nos conformemos en admitir (y aceptar) que “ciertas” palabras poseen poder oculto. Toda palabra es poderosa y “sagrada”.-Es menester aprender al Arte de pensar y hablar rectamente, comenzando por practicar la higiene mental y oral, eliminando de nuestra atmósfera toda idea o pensamiento negativo, erróneo o banal, y de nuestra boca toda palabra maliciosa, mentirosa o calumniante.-

La concentración atenta y permanente a  que  uno se ve obligado al decidirse a poner en práctica el debido control sobre su mente, imaginación y palabra, nos muestra que es un ejercicio de extraordinaria potencia ordenadora. La dificultad que se encuentra al comenzar la práctica debería probarnos que estamos frente a una gimnasia que exige y desarrolla poderosísimas y verdaderas energías psíquicas (que pueden canalizarse).-

Los verdaderos ejercicios espirituales, esto es aquellos que despiertan, ponen a prueba, desarrollan, fortalecen y exaltan las potencias del ánimo, son de este tipo, aparentemente simples, poco espectaculares aunque difíciles de practicar.-

El Universo es pensamiento y vibración, y siendo el hombre un “aparato” que permanentemente lo crea y emite, TODA actividad en el plano del intelecto y la palabra es de trascendente importancia e inevitable consecuencia.-

Múltiples aspectos necesitan la conformación y organización de grupos humanos capacitados para a resolución de problemas específicos que están afectando a la  condición de vida de la humanidad en este comienzo del siglo XXI, problemas de diversos niveles de complejidad. Por ejemplo: salud, educación, caminos, infraestructura, seguridad personal y social, vivienda acorde al núcleo familiar , contención de la inflación, eliminación desocupación,  remuneración digna para trabajadores y jubilados, reafirmación del valor de la familia y de los valores éticos, eliminación de la drogadicción y del alcoholismo (sobre todo en menores  de edad), fomento a la formación y consolidación de PYMES y de la industria en general, etc., etc..-

Si queremos eficientemente ser partícipes generadores y aceleradores  de los cambios que se están produciendo y que inevitablemente  habrán de producirse, debemos generar “usinas” de pensamientos, libres de perjuicio y personalismos interesados, centros de control de energía entrópica  y emisores de energías positivas.-





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger