Bienvenido 19 de Enero del 2018
Visitas : 821481
Hoy: 78

Artículos

La Cabala

En una artículo anterior hablamos sucintamente sobre las órdenes- esotéricas, cada una de las cuales desarrollan su particular sistema simbólico, con su doctrina y su práctica. Siempre es Ciencia y Arte.

Sin ser expertos en el tema, expondremos en línea general algunos aspectos de la Cábala para dar a conocer (a nuestro humilde entender) los fundamentos de la misma y que sirva  de orientación para que el estudiante serio que desee comenzar a profundizarlos (abundante bibliografía hay al respeto).-

Aclaremos que las escuelas esotéricas aparente y realmente ocultas, no son secretas por un dudoso deseo de serlo, sino por lo contrario porque son concientes y responsables  de tratar temas profundamente sutiles que penetran en los misterios de la dinámica íntima de las fuerza creadora emanada de la “Fuente de Todo” y que sólo pueden ser expresado por intermedio de los símbolos y metáforas.-  

En principio la Cábala es la aspiración al conocimiento total que no depende sólo de los fenómenos sino que busca lo que está oculto detrás de ellos, lo que los anima, genera y los hace aparecer frente a los sentidos.-   

Cábala es la tradición secreta sobre los que se fundamenta los sistemas simbólicos, de iniciación ceremonial que se utilizan en occidente. Los antiguos rabinos decían que la experiencia espiritual que llamaban “revelación” y que nosotros conocemos como “gnosis” tienen un cuerpo que es la Ley, un alma racional que es el Talmud (tradición oral) y un espíritu inmortal que es la Cábala ( tradición oral y luego escrita).-

La palabra Cábala literalmente significa “tradición” y proviene de la raíz cabal que se traduce como oscuro y tenebroso (en sentido de oculto y secreto). Por lo tanto la Cábala se refiere a una doctrina esotérica  recibida en el pasado remoto en forma oral y luego escrita y que entre los siglos XI y XIII aparece como la conocemos actualmente, si bien se podría considerar que las ideas expuestas en la misma y su cuerpo doctrinario se ha ido formando por el pensamiento y el trabajo de los iniciados de todas las épocas, es evidente que nos ha llegado a través de los cabalistas hebreos.-       

Las leyendas sugieren que dado que inicialmente existía únicamente la tradición oral, la cadena esotérica establecería su primer eslabón a través del ángel Razyel, luego por el ángel Metratón, que se comunicaron con Moisés y Abraham revelándole el “nombre inefable”, pasando luego a Josué. A partir de éste es trasmitido por los ancianos, los profetas. a los miembros de la Gran Sinagoga, luego a Esdras y a Hyllel permaneciendo posteriormente en secreto hasta que en Provenza surge la Cábala (ente los siglos XI y XIII). Del sur de Francia es Abraham Ben David, padre de Isaac “el ciego”, maestro cabalista por excelencia, siendo su sobrino Asher Ben David quien funda en Gerona una escuela siendo sus más conocidos discípulos Esra, Azyel y el Rab. Moshé Ben Najman (conocido como Najmónides).-      

Aparentemente e n esa época aparecen los textos entre los cuales lo más difundidos están el Sefer Yetzira (el libro de la creación o de la formación) y el Zohar (el libro del esplendor). Nos referiremos al primero de ellos. Al ser expulsados los judíos de España los cabalistas se dispersan para  posteriormente trasladarse a Safed (Sfad) hoy Israel-  

Doctrinariamente la Cábala se ocupa del mecanismo de la creación, tanto en el macro como del microcosmo y del desarrollo, evolución y perfeccionamiento del hombre. A través y por intermedio del conocimiento de las leyes  que rigen los procesos creadores, buscando el mejoramiento de las condiciones existentes.-                                                   

La metafísica cabalista comienza en lo “Absoluto”, manifestación divina infinita e impensable, al cual son inherente la Voluntad creadora y el deseo de conocerse. El Absoluto, la Divinidad, el Principio de conciencia es Uno,  por su voluntad la aparición de la creación con la variedad y multiplicidad de cosas que por el otro aspecto son unidas y concordantes, pues proceden del Uno que las ordena..-  

En el principio el Sefer Yetzira anuncia: Sefar, Sipur y Sefer como atributos. Sefar denota cantidad y peso de los cuerpos creados, la cantidad es necesaria para el orden y se establece por el número que es lo que significa Sefar. Sipur quiere decir voz y habla, el verbo por el cual existen las cosas al ser nombradas y Sefer quiere decir escritura, que son las creaciones. Las tres son uno.     

Estos atributos de los que deriva la creación y conciencia se expresan en un sistema de diez sucesivas emanaciones que se denominan Sefirot o Sephirot(plural de sefirah) que se esquematizan en un diagrama que se denomina Ez-Jaim(Arbol de la Vida) por diez esferas alineadas en tres columnas que se denominan: la central  equilibrio, la derecha misericordia y la izquierda severidad.-           

Las tres primeras sefirot constituyen lo que se llama el “triángulo supremo”, en el vértice superior está Kether(La corona) y en la base a la derecha Jojman (Sabiduría, segunda sefirah) y la izquierda Binah (Entendimiento). Continúan Jesed(Beneficencia) y Geburah(Rigor) como cuarta y quinta sefirot, en la columna central Tipheret(Ornamento)sexta sefirah, seguida de la séptima y octava Sefirot Netzaj(Victoria) y Hod(Gloria) continuando en la columna central Jesod(Fundamento) y por último la décima Sefirah Malkut(El Reino). Estas esferas están interconectadas por una serie de 22 “senderos” correlativos a las 22 letras del alfabeto hebreo: tres madres, siete dobles y doce simples (las 5 letras finales men, num, tzade, peh y kaf no entran en el cálculo). Estas 22 letras- senderos sumadas a las diez sefirot nos da el número 32. Coincide con el valor numérico de la palabra Leb(en hebreo las letras tiene valor numérico) que significa corazón. Todas las cosas tienen existencia precisamente por la voluntad o deseo de creación. En Jeremías VI, 16 se lee:”deteneos en los caminos y ved. Preguntad por los senderos del mundo” y en Reyes X, 15:”es tu corazón tan recto como el mío, como el mío lo es con el tuyo”.-  

El límite que el hombre puede alcanzar está representado por la segunda sefirah Jojman(Sabiduría) estando por encima de ella Kether(La corona).  

Entre Kether y lo absoluto existen tres “velos” por él creados que se conocen como Air, Air soph y Ain soph or.-   

Por supuesto que es extremadamente difícil traducir en palabras comunes y corrientes conceptos tan abstractos. Ain en hebreo significa ojo (que ve la luz) pero tiene otras dos acepciones más: ventana oval (por donde pasa la luz) y manantial(o fuente) de agua. Ain shop se traduce como infinito y Or significa luz.- 

El simbolismo sintetiza estos conceptos en su “delta luminoso” en cuyo centro hay un ojo derecho abierto. Ain shop es la manifestación divina infinita  impensable que está fuera de toda capacidad cognoscitiva.- 

Siendo la Deidad la Plenitud Absoluta su manifestación comienza cuando se “repliega” tras los “velos de su vestidura” produciendo un estado de semi-vacío. No se retira totalmente sino la creación sería inexistente, sino en forma parcial siendo relativo vacío más pronunciado en las sucesivas emanaciones. A este vacío “fluye” y a su vez es atraído y se condensa en las diez sephirot, siendo la primera como hemos mencionado Kether  (Corona) de la que se dice que es semejante a un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna. Es “el punto dentro del círculo” de la metafísica oriental.- 

 

El Sefer Yetzirat  en su capítulo primero, Mishnah guimel (3) dice. Diez sephirot en el vacío, diez y no nueve, diez y no once”. Diez porque incluye a Kether de la que fluye las otras esferas y aunque el pensamiento no llegue a captarla y sin omitir a Malkut (el Reino). Diez y no once porque por encima de Kether está lo Absoluto, lo oculto que precede a la Corona y no debe incluirse.- 

Las nueve sephirot siguientes el cabalista las concibe como nueve mares, cada uno de los cuales recibe el agua de la vida del anterior que de él desborda derramándose a su vez desde él a los que le suceden.- 

Cada sephirah se debe considerarse como condensación de un determinado tipo de influencia, cada una contiene en “presencia” su propia naturaleza, en “potencia” la de las que lo suceden y en “esencia” de las que la preceden.- 

La disposición de los sephirot en el esquema del Arbol de la Vida (Ez-Jaim) permite analogías y correspondencias entre el sistema cabalístico y otras tradiciones. Así se puede relacionarlo con el Tarot que esta constituido por 22 “Arcanos Mayores” (coincidiendo con las 22 letras hebreas y los senderos) y las 10 cartas menores en cada uno de los palos..-  .

También la división del alfabeto hebreo en tres letras madres, siete letras dobles y doce simples tiene correspondencia con los siete planetas y los doce signos zodiacales.-

La disposición de una Logia Masónica  con sus “tres luces emblemáticas”, sus tres “dignatarios principales” y sus cuatro “oficiales inferiores” completan los siete que la sostienen.   

Volviendo al Sefer Yetzira , en el capítulo tres, Mishnah Guimel(3) refiriéndose  a las tres letras madres dice se generan el Aire, el Agua y el Fuego y de cada uno de estos elemento el tronco, el abdomen y la cabeza respectivamente en el hombre masculino y femenino.-

En el capítulo cuatro el Sefer Yetzira se refiere a las siete letras dobles y a partir de la Mishnah 8 a la 14 comienza a reinar cada letra y genera los distintos aspectos de la creación: la Luna, Marte, Sol, Venus, Mercurio, Saturno y Júpiter y simultáneamente el ojo, la oreja, el orificio nasal derechos y luego el ojo, la oreja y el orificio nasal izquierdos en el humano masculino y femenino.-  

En el capítulo quinto, se refiere a las doce letras sencillas y en la Mishnah Alef(1)se genera la conversación, meditación, marcha, vista, audición, acción, sexualidad, olfato, sueño, cólera, nutrición y risa.-                  

Isaac “el ciego“señala la diferencia entre las dobles y las sencillas se caracterizan éstas por el único factor, manifestándose en el hombre a través de las funciones y órganos básicos que determinan su comportamiento.- 

En la Mishnah 3 (del capítulo cinco) con las doce simple se crean los doce signos zodiacales,  los doce meses del año y los doce gobernantes del ser humano masculino y femenino: dos manos, dos piernas, dos riñones, bilis, intestinos, hígado, garganta, estómago y bazo.- 

A fin de no extendernos demasiado y desear que el que lo desee profundice en los textos y autores reconocidos, diremos como resumen: 

a)      La Cábala es la traición secreta relativa a los Misterios del Verbo (Espíritu-Conciencia-Mente-Pensamiento-Palabra) tal como a llegado a nosotros a través de la versión hebrea. Su doctrina enseña que hay una única realidad que es el Espíritu cuyo órgano de conocimiento y acción es la Palabra (“en ella reside la fuerza”).-

b)      Hay segmentos que se han liberado al público, pero otros son trasmitidos de iniciados a iniciados.- 

 

Como toda tradición mística (esotérica) la cabalista posee doctrina y método. En la práctica es un simbolismo operativo de alto contenido filosófico y moral, cuya aplicación conduce al Poder.- 

c)      Puesto que la Cábala concibe a la Realidad como Espíritu y su Poder como la Palabra, los números y las Letras son para ella elementos substanciales en los que se incorpora el Poder Creador. “En ella está la Fuerza” dice el aforismo. 

d)      Además de la simbólica hay una tradición oral que la explica y la complementa.- 

e)      El “pueblo” cuya es la tradición, es la comunidad de los iniciados  en ella. Esta comunidad está estructurada según los planos naturales en siete círculos concéntricos, tres puramente espirituales y cuatro corporales.-

f)        El simbolismo de la Cábala gira alrededor de un esquema jeroglífico llamado Arbol de la Vida (en hebreo Ez-Jaim) y consta de una serie de nombres y textos crípticos que se expresan en hebreo, que es la “Lengua Sagrada” de esa tradición.-  

 

Referencias:

Sefer Yetzira, Editorial Sigal 1966, R.Argentina traducción León Dujovne, Comentario Yehuda Halevi (1086-1138), poeta y pensador judío.- 

Lumen, Editorial Anumati, R. O. Uruguay, N° V (1960) y N° 2 (1970) A. DalMonte.-     

Sefer Yetzira, Editorial Obelisco, 1994, traducción Myriam Eisenfeld, comentarios Rab. Moshe Ben Najman.(1194-1270)-   

 

                                              ANEXO I)    

División del Alfabeto Hebreo (traducidas al español)  

Tres madres       En el mundo              En el Hombre               En el Año   

Alef                       Aire                            Cuerpo                       Humedad     

Mem                      Agua                          Vientre                       Frío             

Shin                       Fuego                         Cabeza                       Calor 

 

Siete dobles  

Bet                           Saturno                     Ciencia                        Sábado    

Guimel                     Júpiter                       Riqueza                      Día quinto        

Dalet                         Marte                        Dominio                     Día tercero

Caf                            Sol                            Vida                            Día primero

Pe                             Venus                        Gracia                         Día sexto 

Resh                          Mercurio                   Simiente                     Día cuarto 

Tav                           Luna                          Paz                             Día segundo 

 

Doce simples   

He                              Aries                          órgano para ver            Nisam 

Vav                            Toro                           órgano para oír             Iyar

Zain                           Géminis                      órgano para oler           Sivan

Jet                              Cáncer                        órgano para hablar       Tamuz

Tet                              León                          órgano para gustar        Av  

Iod                              Virgo                        órgano para concúbito  Elul 

Lamed                           Libra                         órgano para obrar         Tishri 

Num                              Escorpión                 órgano para andar         Marjeshvan 

Samej                            Sagitario                   órgano para imaginar    Kislev 

Ain                                Capricornio               órgano para enojarse    Tevet 

Tzade                            Acuario                     órgano para reír             Shevat

Caf                                Piscis                         órgano para dormir       Adar

 

Valor numérico de las letras hebreas

Alef  1                          Beth 2                      Guimel 3                Dalet 4     

He 5                             Waw 6                      Zayn  7                   Jeth  8

Tet 9                             Yod  10                    Khaf 20                  Lamed 30

Mem 40                        Num 50                    Samej 60                Eyn 70           

Peh  80                         Tzady 90                  Quf 100                  Resh 200

Shyn 300                      Thav  400       

 

 

Anexo 2

 

Otros cabalistas judíos destacados además de Isaac “el ciego” y Najmónides mencionados anteriormente entre tantos fueron Moshé de León a quien se le atribuye la escritura del Zohar y Galilikia, ambos discípulos del Rabino Abraham ben Samuel Abulafia (12451-¡292), José Caro (1488-1570), Isaac ben Salomón de Luria (1534-1572).- 

Abraham Abulafia nació en Zaragoza y siendo joven partió en busca del mitológico río Sambation de quien la leyenda decía que siendo torrentoso arrastraba y arrojaba piedras 6 días a la semana y Shabat (sábado) descansaba y donde estarían las 10 Tribus perdidas de Israel. Iniciado en Barcelona en la Escuela de Baruj Togarni estableció posteriormente su propia Escuela y desarrolló un método cabalístico práctico.. Escribió 26 libros entre ellos: El libro de lo Recto, Los secretos del Guía, La palabra de lo Bello, El libro de la Letra, etc, ninguno aparentemente traducido a idioma occidental.-

Existirían tres métodos cabalísticos: guematría, notarikón y temurah. Abulafia utilizó la “Guematría“ y la disciplina de la “combinación de las letras” (Jojman Ha Tseruf).-

Utilizaba posiciones corporales, ejercicios respiratorios y el estudio del valor numérico de las letras hebreas  que componían palabras de igual valor. Por ejemplo “Ejad” (Alef=1, Jet=9 y Dalet=4, total 13) que significa UNO(uno de los nombres de Dios) y Ahbh(Alef=1,Hei=5, Bet=2 y Hei=5,total 13) que significa Amor, esta identidad numérica comprobaría que la Unidad de Dios es idéntica a su Amor, afirmando que el Amor está implícito en afirmación Divina.-   

El studiiiio, la meditación y la práctica en el método “Tseruf” y la comprensión del signofocado esotérico del alfabeto sagrado conduce a la meditación estática y al conocimiento de los Misterios del Nombre Sagrado de Dios, que son los Misterios del Ser Universal, Arquetipo Eterno de toda palabra, como así mismo de todo lo existente.-        

    




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger