Bienvenido 18 de Septiembre del 2018
Visitas : 909693
Hoy: 185

Artículos

Mantras El Gayatri

Extractado de una vieja publicación de LUMEN DE LUMINE

El Mantra GAYATRI como todos los demás mantras  de los Vedas y otras escrituras no fueron creados  para ser discutidos o servir de tema de conversación en reuniones o tertulias, por el contrario tiene un destino trascendente.

Discurrir sobre de los pasajes de las Escritura es un ejercicio legitimo. Pero solo cuando se lo hace como complemento de las demás gimnasias y practicas espirituales que constituyen el KARMAKHANDA (la sección operativa) védico.

No existe nada que repugne mas a la espiritualidad que la practica de la religiosidad sin su contenido consciente y el manoseo dialéctico de las cosas sagradas.

Por lo tanto vamos a circunscribir los puntos principales a los que nos vamos a referir:

Señalar que el conocimiento del Arte Místico requiere la practica de los correspondientes actos y gimnasias (que son lo único apto para hacer despertar la “Virtud” o Poder en el practicante), y que la pretensión de alcanzarlo por la sola vía intelectual, es totalmente errónea.

Mostrar  la existencia de una mecánica del pensamiento que se aparta de las normas ordinarias, y que se acerca a las formas iniciaticas de la meditación.

Ayudar a comprender el significado y sentido de este famoso Mantra.

El desarrollo del tema esta basado en la extraordinaria obra de Sir John  Woodroffe,  VARNAMALA .

MANTRA es un verso del veda. GAYATRI es una de las formas del verso sánscrito; y el Mantra que nos ocupa se llama así porque esta escrito en dicho metro (  el metro llamado Gayatri, consiste de 24 silabas divididas en tres octasilabos, los cuales, a su vez, están divididos en dos partes, llamadas “ apertura” y “cadencia” cada una de cuatro silabas.  

El Gayatri-tantra, una Escritura, define: “Aquello por cuya meditación, el Espíritu “encarnado se libra del error y logra la Felicidad y la Liberación; Aquello con cuya ayuda se “alcanza el cuádruplo fruto del Chaturvarga, recibe el nombre de Mantra”.  Otra Escritura dice: “Mantra  se llama así porque es logrado por un proceso mental “.

La silaba MAN  de la voz Mantra, procede de la palabra MANANA, que significa “pensar” y TRA, viene de TRANA, que quiere decir “salvar”, sacar afuera.

Mantra es aquella locución meditando en la cual, el hombre se libera de las limitaciones propias de la existencia sensorial. No se trata, entonces de un silogismo ordinario, sino de una gimnasia mental de “meditación”, “concentración”, “contemplación”, etc. Que tiene un propósito trascendente:

El órgano del principio pensante (MANAS), es la palabra. MANTRA es aquella forma de la palabra que sirve de herramienta  para  “llamar” (AMANTRANA) y “hacer salir afuera”. En el caso del GAYATRI, lo que se “contempla” es el Espíritu Solar que todo lo genera, sostiene, y absorbe;  y lo que se hace “salir afuera”, lo que se hace aparecer mediante esta “contemplación” son “los cuatro objetivos  de la Existencia” que constituyen el llamado “cuádruple sendero” (Chaturvarga) y que son: La Religión o Bien, la Riqueza o Prosperidad, la Felicidad, Y la Liberación.  (Respectivamente; Dharma, Artha; Kama; y Moksha).

Puesto que se manifiesta en forma de palabra, la sustancia o materia del Mantra  (y la fuerza que, en su actividad, pone de manifiesto) son las letras. Por eso dice un aforismo iniciatico al referirse al alfabeto, que. “En Ello esta la Fuerza”.

Todos los sonidos orales  básicos o letras, son Mantra  en el sentido de que evocan  o provocan los poderes  naturales elementales  y  de ahí  que el lenguaje común, que en general agrupa estos poderes  de una manera arbitraria y caótica( desde el punto de vista natural), sea  fuente de confusión y  de mal;  de ahí que todos los instructores, desde Buda a Pitágoras y Jesús, instruyesen a sus discípulos respecto a la necesidad de poner freno a la lengua- esa espada de doble filo que, cuando es utilizada por quien  “ no sabe hablar” se convierte en origen  de la desdicha.

Por eso cualquier palabra o silaba, no cualquier combinación de sonidos es Mantra, en el sentido de “la palabra liberadora”. Para que lo sea, sus elementos (las letras), deben estar colocados  en debido orden  (Krama y constituir el “nombre  natural  “del Poder o entidad que se evoca o provoca.

 

Es verdad, entonces que las  letras  y sus combinaciones son todas formas del Verbo. Pero mientras Las palabras del lenguaje común buscan y encuentran su significado dentro de los limites de la mente humana vulgar, al tiempo que su disonante sonido produce la confusión en el plano del poder natural.... las voces mantricas propiamente dichas, por  estar construidas según las leyes de la armonía natural, encuentran  sus objetos entre las entidades arquetípicas  de lo que podríamos llamar “La Mente Universal”.

Se hace  claro entonces que no se puede hablar de  “traducir  un Mantra “. La “traducción “solo cabe en el orden del entendimiento individual;  solo puede servir para dar el sentido intelectual de un Mantra.  Cada individuo posee su juego de conceptos y su juego de palabras para llamarlos. Dos individuos de distintas lenguas, para un mismo juego de conceptos tienen un mismo juego de palabras. Entonces, para que haya entendimiento entre ellos se requiere un “traductor” a fin de traduzca las respectivas frases  al lenguaje del otro interlocutor. Pero el Mantra es otra cosa. Es una “lengua de la naturaleza “, que no actúa limitada al interior de las mentes individuales, sino que,  por así decirlo va a buscar su significado en la “ Mente  universal”  la cual posee su propio juego  de sonidos para servir de cuerpo a su propio juego de esencias.

Entonces El Mantra es una masa de brillante radiante energía, mediante la cual evoca las esencias naturales y provoca el poder-extraordinario que “duerme” en los cuerpos.

b) Uno supremo e inefable que constituye la Divinidad” o esencia abstracta que corresponde al Mantra como un sujeto  a su nombre, y que tiene su contraparte o “imagen”  en la mente del Iniciado_Operador. Y ahí la necesidad practica de que este posea  el  significado intelectual del  Mantra.

 c) Uno sutil y vital- que bajo la forma  de su peculiar Poder, se pone de manifiesto en el cuerpo del operador cuando es “llamada” por  el  Mantra.

Y es por   la unión (a-una-miento, acordamiento) de estos aspectos: el abstracto, el activo, la imagen mental, el activo, la imagen mental;  y el cuerpo sonoro, que el operador de esta ciencia realiza su obra.

De ahí que las  Escrituras  que tratan el tema digan que la emisión de un Mantra vació de su contenido mental y abstracto, “es puro movimiento de labios”

De ahí que tampoco sea suficiente con el conocimiento  intelectual del significado de un Mantra, para que su Poder despierte: El conocimiento intelectual  evoca los conceptos mentales individuales que residen  en la mente del operador; pero por si solo no puede evocar y provocar la presencia de las esencias abstractas y su contraparte activa en el cuerpo del operador.

El contenido mantrico es algo mas que conocimiento intelectual, algo mas que sonido vocal. Es una Esencia Real, mas una imagen interna, mas un Poder Viviente. Cuando estas tres  están acordemente presentes, se dice que el Mantra “despierta”.

Las Escrituras describen minuciosamente los procedimientos por los que es posible “despertar” el Poder de cada Mantra. No es suficiente con “pronunciarlos”  debidamente; no alcanza  con entenderlos y pronunciarlos correctamente: es  también  preciso poder y saber “despertarlos”.

Porque aunque la substancia del Mantra es su sonido; y aunque ese  “sonido “posee (como Palabra  que es) un significado intelectual; y a pesar de que ese sonido.palabra unido a la idea es el microcuerpo o la microforma del Mantra en la mente del operador.... no despierta como Poder en su cuerpo a menos que se establezca  un  rapport  (un acorde) entre su esencia Real y su presencia activa en el cuerpo del operador:   

Pasemos ahora a considerar el Gayatri Mantra- el más sagrado de los Mantras Vedicos, del que se dice que contiene el Veda como una semilla:

 Su texto sánscrito dice así: 

OM¡  Bhur, bhuvah, Svah ¡ Tat savitur varenyam bhargo devasya dhimahi; dhi yo yo nah prachodayat. OM!

 Estas palabras significan: “OH la triple Forma de Aquello en las esferas de la Tierra, el Aire y el Firmamento! Contemplemos ese adorable espíritu solar que siempre esta yendo y viniendo, y que hace surgir  todas las cosas en sus colores. Y que esta meditación nos conduzca”.

 A esta interpretación se llega por el análisis del los componentes del Mantra:

OM  es AUM-  la “palabra Sagrada “-  formada  por los sonidos A-U-M-  que corresponden  a los aspectos  Creador, Conservador, y Destructor  de Aquello”.

Las  voces    BHUR,   BHUVAH,   y  SVAH,  se   llaman   “las  tres  exclamaciones” ( vyakritis )   con las que, según la tradición  exotérica  Brama  hizo aparecer las esferas mundanas e infernales.  VYA  significa “separar”  “apartar”;  y  HRID  se refiere al corazón.  Del corazón del Gran  Espacio  que es la Suprema Conciencia, en forma de “exclamaciones” o “palabras”  ( esto es:  como expresiones particulares de la Conciencia Cósmica)—emanaron las “ esferas “ de la Tierra, el Aire  y  el Firmamento.

 Un comentarista explica las palabras que siguen a las “tres Exclamaciones” de la siguiente manera:

“TAT  significa  Aquello;  SAVITUR  es el posesivo de Savriti;  VARENYAM  quiere decir Adorable;  BHARGO   es el Espiritu  Solar”.

Savriti  es uno de los títulos que se otorgan al  Sol  (Surya). Deriva de la raíz  SU,  que quiere decir “hacer surgir”. Por lo tanto, el Sol, como Causa  de cuanto existe, es Surya.  Y  puesto que “hace aparecer “  todas las cosas, recibe el nombre de Savriti.  Dice un  Purana: “Surya” es la divinidad visible; es el ojo y el hacedor universo;  no hay otra divinidad eterna como El. “ Este universo ha emanado y volverá a ser absorbido en El.  Los Planetas, las estrellas.   Vasu “Rudra,  Vayu: Agni,  y  los demás, son parte  de El”. 

Por lo tanto  Surya, el Sol,  que es Savriti,  es DYAOS, el  Ojo  del Día; el Solus del firmamento, la luz y el  Calor de la vida, y  psicopompo  de la conciencia.

Por  BHARGO  debe  entenderse  la  Divinidad que reside en la “región   solar”.  Es  el Espíritu  viviente del Sol, el cual también habita en nosotros.  Es  la luz  y  la vida  de todo cuanto alienta.

La misma idea se encuentra en los primeros versículos del  Evangelio de Juan, si los  leemos teniendo presente su significado esotérico.  Porque  ESO  que es un halito solar, es el mismo Maravilloso Poder que como  fuego sin humo, sostiene la vida  y conciencia de todas las criaturas.  En otras palabras: ESO  que el yoghi  encuentra en la región de su propio corazón,  es el mismo Espíritu  que mora en el firmamento como  Dyaus  o  Solus. 

La  voz  BHARGO  debe entenderse como derivada de la  raíz  BRIJ,  que significa “ brillar “,  “ madurar”,  “ revelar “, y..... “ destruir .  En esta acepción,  es Aquello que hace madurar y transforma,   Quien  “ brilla “  y pone de manifiesto todo mediante su Luz;  y  es  El  Mismo quien,  en disolución  final  poniendo en juego su consumidor aspecto  ígneo; destruye  todas las cosas:

BHARGO ,  también  puede  ser considerado  como  un  derivado  de  BHA   (  que  significa  “ dividir  las cosas según sus clases “, y RA  ( quiere decir  “ color”  porque produce el color de todo)  y  GA   ( porque  así  siempre esta yendo y  viniendo.  Como   dice  un   Brahmana:     “ Braga  es el espiritu de todo cuanto existe, movil  o inmóvil, en los Tres  mundos.  No hay nada  fuera de El “.    

DEVASYA   es el genitivo de Deva.  Y Deva  (“el  brillante”) es aquel radiante y retozón Surya,  que esta constantemente jugando a la Creación,  Conservación,  y Destrucción de los mundos.

DHIMAHI,  puede traducirse como “ contemplemos”,  “meditemos” y la frase  DHI  YO  YO  NAH  PRACHODAYAT, significa  “  que esta meditación nos conduzca “ dándose por sobre entendido que es a lo largo del Chaturvarga, el cuadruple sendero de los “ cuatro objetivos de   la existencia”, o sea:  la Religión o Bien, la Riqueza o prosperidad,  la Felicidad, y la Liberación:  Y en verdad de verdad, el Braga, el espíritu solar que habita en nosotros, esta constantemente dirigiendo nuestras facultades por ese camino:

Devociones tales como esta “contemplación”, se practican en los momentos en que el astro-Rey  cambia de actividad, o sea en los interludios del alba, el mediodía, y el atardecer. Es entonces que las tres clases de los “nacidos dos veces “toman refugio (mediante el Mantra) en “ese adorable espíritu solar que siempre esta yendo y viniendo”, y que, desde el fondo mismo de la Substancia, se levanta en  la naturaleza para organizarla en formas de vida, la sensibilidad del animo, y la luz del entendimiento.

Este  BHARGO  esta  en nosotros,  y  ES  nosotros mismos.  Ese Calor  que nos  saco de la Piedra y nos hizo humanos, y que ahora se expresa en nosotros como Pensamiento- Palabra...ese  BHARGO  es el mismo Poder que nos sacara de lo somos hoy para llevarnos a otra forma de experiencia y conciencia por que Su  Sabiduría es infinita; Su  Poder   es Omnipotente, Su Belleza resplandeciente, y Su  Ley  es eterna.  Porque   “El es todo  Esto,  y  no tiene segundo”.




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger