Bienvenido 18 de Agosto del 2018
Visitas : 902342
Hoy: 311

Artículos

Mundos Internos

Muchos estudiantes de la Ciencia Espiritual quieren tener en su apresuramiento, rápida información sobre que son los “planos invisibles al ojo humano”.

Con respecto a que son los “planos invisibles” y el acceso a los mismos, merece una aclaración más amplia respecto al sentido que para  un iniciado en los Augustos Misterios  debe tener la palabra “imaginación” y que tiene  mucho que ver con los planos invisibles.

Lo imaginado es, en cierto sentido, algo real. La misma palabra  “imagen” (o sea Cuerpo) indica que todo cuanto tiene existencia corporal es..........IMAGINACIÓN.

Un ciego de nacimiento que además fuera sordo no podría decir que el no tiene acceso al plano físico solo porque carece de los órganos necesarios para “imaginarlo”.

¿Formas de vida distintas de las conocidas? ¿Creen que el sordo-ciego del  ejemplo no tiene acceso a los perros y gatos del plano físico solo porque no los ve ni los oye?  Por cierto que podrá ser mordido y arañado por ellos y se enterara quiéralo o no de su existencia; Lo que el ciego-sordo  del ejemplo no tiene es el órgano para “imaginar” al gato y al perro; pero el hecho de que estos puedan morderlo y arañarlo demuestra que tiene “acceso” al “plano físico”.

Y lo mismo pasa con todos los seres humanos, vivimos en un mundo de fuerzas naturales, elementales, etc. Si no fuera así, no podríamos digerir el alimento, ni pensar nuestros pensamientos, ni sentir nuestras emociones, puesto que todo trabajo de construcción natural (y el proceso de  la asimilación lo es, sin ninguna duda)es donde las fuerzas naturales tienen que obrar.

Como la visión física, la “astral” es la facultad de “imaginar “ o sea la de traducir en imágenes las sensaciones recibidas.

El propósito principal de las tenidas en los “talleres” donde se practica el simbolismo iniciatico antiguo, es la de liberar al  aprendiz- (estudiante) de toda fantasía; Fantasías que  también son reales, puesto que se convierten en verdaderas nubes para el entendimiento.

Es por todo esto que el apresuramiento  debe ser algo combatido por los instructores de turno, pero mucho peor es la actitud de muchos estudiantes  que se comportan siempre como meros espectadores, esto es debido a que el hombre moderno  alimenta su corazón con  emociones artificiales, probablemente  para evitarse los riesgos al verdadero sentir o el doloroso arte de pensar por uno mismo, colocarse la corona de espinas que ese es el significado oculto de la misma.

Por ejemplo: Tenemos visión física y entonces creemos en la “realidad” del mundo de los sentidos y es difícil hacernos comprender que todo ese mundo que nos parece real no existe sino en la subjetividad de nuestra conciencia, y que todo lo que de el percibimos son..... “imaginaciones”. Por eso construimos nuestra ciencia sobre la base de los fenómenos que vemos, tocamos, medimos, pesamos, etc.

Él filosofo antiguo no era tan crédulo y actuaba de manera bien distinta. Sabia que su conocimiento del mundo era esencialmente subjetivo, y entonces investigaba su sensación del mundo mismo. Él veía solamente fuerzas del ánimo, no objetos materiales. Y los estados de la materia se traducían en su interior en esas fuerzas del animo que él llamaba “elementales”, etc. El hombre de ciencia moderno cree percibir y medir el mundo exterior; él filósofo antiguo sabía que todo ello eran “imaginaciones” y que su único mundo verdadero era el propio interior:

Percibir el mundo exterior es asunto de desarrollo y cultura de los sentidos: Pero poseamos o no dichos sentidos, estén cultivados o no, todos tenemos acceso a los mundos, y muy especialmente a los mundos internos, espirituales e..........invisibles.

Los mundos internos se ven en la imaginación y esto también es literal.  



  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger