Bienvenido 17 de Enero del 2018
Visitas : 821094
Hoy: 307

Artículos

Que Es El Simbolo

Es bastante común que cuando se oye hablar sobre símbolos, no se entienda bien de que se trata y que muchas veces se deje de lado el tema por parecer algo “difícil”, algo “mágico”, que algún “Guru” de turno debe enseñar en alguna remota montaña a algun discípulo avanzado en el camino de la conquista del alma. En verdad de verdad todo es símbolo, inclusive nosotros somos un símbolo.

Lo primero que debemos comprender, es que existe una Conciencia Universal que en si misma es “UNO”  esta Conciencia es una Nada, exactamente  eso una NADA y que crea de sí misma el espacio y el tiempo para poder proyectar las imágenes en el, o dicho de otra manera “ los  símbolos” y cada uno de nosotros es un símbolo de ese UNO, para decirlo con claridad,  todos somos  esa NADA.


La cuestión es que en definitiva la escritura nos dice que estamos hechos a su imagen y semejanza, somos  una imagen proyectada del Creador y la semejanza es que hablamos.


Si aceptamos lo que dicen los místicos  de todos los tiempos,  que el universo y su contenido es creado a través del sonido letrado, podemos ver que estamos en posesión de ese sonido letrado que es creador, pero como no nos damos cuenta, creamos ruido, por eso los  iniciados en simbolismo, dicen que el profano no sabe hablar ( muchas veces tampoco ellos, pero esa es otra historia).


Aquí es inevitable  no dejar de ver ese común denominador de todas las  religiones y sistemas iniciaticos,  el “Señor”  que habla y las cosas aparecen en el mundo de las formas.


LUMEN  trata precisamente de que se comprenda que el eje central de todos sus temas es el de la Palabra en el hombre. Esto es porque es el Creador mismo, el Observador mismo dentro de su misma creación, para decirlo con todas las letras, EL esta dentro del hombre y no es un Ser Supremo que esta fuera del hombre.


Él VIVE en  toda su creación como conciencia, pero en el hombre ÉL esta presente como verbo viviente y activo  en forma constante.


En la antigua religión egipcia,  dice  “ Yo soy el secreto,  Yo soy el creador de la palabra, Yo soy la palabra” y podemos encontrar en el Génesis  cristiano,  “ En el principio  era el verbo,  el verbo estaba con Dios y el verbo era Dios”  quizás si vamos un poco mas allá, nos atreveríamos a decir  “Y el verbo  ES Dios”  es decir algo esta presente AHORA en cada uno de nosotros.


Pero volvamos al tema del simbolismo una vez que hemos aclarado que el ser humano es un símbolo VIVIENTE  del Creador mismo. ¿ Porque si esto no es tan difícil de comprender, el hombre  sigue igual?  ¿ Porque si la solución de todos los problemas, esta al  alcance  de la mano, la humanidad parece conducirse a un desastre, en forma inevitable?  La respuesta es que hemos enajenado no solo al Creador, sino a todas las fuerzas que causan los hechos cotidianos, “nosotros no somos los causantes del mal,  sino que el mal esta allá afuera” esto es más fácil que aceptar que no sabemos hablar  y que  SOMOS los causantes del daño.


Los sistemas iniciaticos que trabajan con el método de símbolos, como  las  masonerías, tratan en definitiva de que el hombre logre hacerse dueño de su propio destino, mostrando que hay un camino de ida y vuelta al mundo del alma,  muestra si se sabe ver, que existe un camino hacia el interior del hombre, no como lo entiende la psicología,  sino como lo entienden los místicos, una ciencia del ALMA y esto vuelve al verdadero simbolismo iniciatico un método único que convierte al iniciado en un rectificador  de su propio destino y lo transforma en  un símbolo consciente de la Sagrada Presencia del Arquitecto de los mundos  en uno mismo y la enorme responsabilidad  de usar ese poder  creador, que todos usan en forma inconsciente, La Palabra,  con  la responsabilidad  que corresponde  a alguien que es “ como los dioses”  de  Imaginar-Pensar- Hablar, que esta es la actividad que crea nuestros  destinos “ Karma” y no lo que hacemos, ya que esto es consecuencia de nuestra forma de imaginar- pensar- hablar  en forma inconsciente, profanando la Tumba del Maestro, que es la  mente- corazón y boca de los hombres.


Todos  nuestros  actos, que son consecuencia de lo que imaginamos- pensamos y hablamos,  son SÍMBOLOS  que establecen  los caminos entre el AQUÍ y  el  ALLA de donde vienen todas las  respuestas como hechos y vivencias,  favorables  o  desfavorables  según sea lo que el hombre imagine- piense y hable,  por eso es sumamente importante  saber que lo que imaginemos- pensemos y hablemos,  será nuestra cosecha, por lo tanto no le digamos que es un castigo del cielo o de Dios, ya que somos lo que imaginamos- pensamos y hablamos  y toda esta actividad produce en forma continua SÍMBOLOS   incorpóreos  que buscaran convertirse en formas físicas o en hechos materiales.


 
Son SÍMBOLOS – CRIATURAS que pueden  benéficos o malvados según haya sido su creación y por supuesto nadie cosechas rosas si sembró espinas.


EL SIMBOLISMO  es algo cotidiano,  pero de una enorme trascendencia ya que nuestro destino  y el de los demás dependen de ello, seamos  productores de SIMBLOS conscientes.


Todos los días  después de levantarnos, elevemos un pensamiento de paz activa,  armonía y progreso para toda la humanidad,  aclaramos paz activa, que es en vida, ya que paz hay también en los cementerios y no es la que nos interesa.


Esta es una manera sencilla y sumamente efectiva, para todos los seres humanos de convertirse en  SÍMBOLOS CONSCIENTE Y VIVIENTE  del  Arquitecto de los mundos,  el Maestro de la humanidad.





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger