Bienvenido 21 de Noviembre del 2018
Visitas : 928640
Hoy: 100

Artículos

Simbolos Iniciaticos

Cada vez que se trata el tema de las escuelas iniciaticas, tales como por ejemplo, La Masonería o las escuelas Rosicrucianas, se dice que su arte “esta fundado en los principios de la Geometría” y que es enseñado por medio de símbolos y velados por alegorías y que trata del mejoramiento de la raza humana.

Por supuesto que también se dice que posee símbolos  secretos  que se mantienen lejos de la multitud y de los “profanos” y que los antiguos misterios siguen estando ocultos en las  verdaderas Ordenes Iniciaticas.

La cosa es una verdad a medias, pues hoy en día circulan vía Internet, todo lo que existe como símbolo y ritual de dichas escuelas, pero no lo pueden interpretar correctamente y entonces pasa lo que pasa, el desorden es general  a nivel mundial y los verdaderos iniciados en el arte se la ven en figurillas para detener el torrente que viene de lo alto.

Lo que un iniciado que quiere ser útil a su Orden y a la humanidad debe hacer, es no aceptar nada y investigarlo todo por cuenta propia.

Sin lugar a dudas los iniciados de antaño, eran iniciados de alta categoría, muy versados en las tradiciones secretas, filosofías  y misterios del pasado y por supuesto conocían muy a fondo las Escrituras Sagradas,  por lo tanto debemos aprender de su ejemplo, investigarlo todo a través de la propia experiencia.

Vamos entonces con libertad de criterio a investigar la palabra “Geometría”, o sea el arte sobre el que esta fundado todo el sistema Iniciatico.

Para  hombre común, la geometría no es mas que una rama de las matemáticas  y que por supuesto nada tiene que ver con los Ideales de la Ciencia Iniciatica, por lo tanto intentemos otra explicación, La  “Geometría” era una de las “ siete nobles artes y ciencias” de las antiguas filosofías y que literalmente significa, la ciencia de la medición de la tierra. Pero la “tierra” de los antiguos no tenia el mismo significado que para los modernos, el planeta tierra, sino esa “ madre-tierra”, esa sustancia elemental o anímica indiferenciada o sustancia primordial de la que salimos todos los seres humanos y a la que todos tendremos que volver algun día.

Las escrituras dicen que el hombre fue hecho del polvo de la tierra,  pero no la del planeta Tierra, sino esa substancial fundamental, anímica indiferenciada  de su  propio ser y  es esa Tierra la que debe ser “medida” en  el sentido de investigar o comprender su naturaleza y sus propiedades.

Ningún constructor competente en su arte, se permitiría levantar una construcción, sin antes estar compenetrado de los materiales que va a usar en la construcción, de conocer su naturaleza, sus propiedades, la capacidad de los materiales que va a usar en dicha obra y si estos serán resistentes y duraderos.

Ningún iniciado en los Antiguos Misterios, debería en el Arte especulativo o espiritual  intentar construir el templo de su propia alma con este Arte Regio sin comprender primero este punto esencial, que es comprender a fondo la naturaleza  de los materiales con los que se tiene que trabajar.

 La Geometría es, pues sinónima de conocimiento de sí mismo,  de la comprensión de la sustancia básica de nuestro propio ser, sus propiedades y potencialidades.

En los antiguos templos de iniciación siempre estaba inscripta la sentencia: “ hombre conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a Dios” esta frase implica de movida nomás que el hombre no iniciado en los misterios, carece del conocimiento de sí mismo y en segundo lugar que cuando llegue a adquirir ese conocimiento comprenderá que no es el individuo separado y distinto que creía ser, sino un microcosmo o un resumen de todo lo que es y será identificado con Dios mismo.

La Ciencia Iniciatica o Ciencia Espiritual, es pues, la ciencia de la realización de ese Supremo Conocimiento y esta verdaderamente basada en los principios de la Geometría, según la citada definición.

Es importante aclarar que la materia física de la que están compuestos nuestros  cuerpos  mortales NO es la “tierra” a que se hizo referencia, esta no es mas que una sustancia corruptible, perecedera y que sirve de morada, de cáscara a la verdera “tierra” imperecedera, o sustancia anímica y que nos permite tener relaciones sensoriales con el mundo físico,  es importantísimo mantener siempre clara esta distinción ya que la Ciencia Espiritual,  no se ocupa tanto del cuerpo externo y perecedero,  como del ser interno e imperecedero aunque el ser externo, el cuerpo físico este  temporalmente incluido en este.

Para ir sintetizando,  el alma inmortal del hombre es la que esta en ruinas y que necesita ser reconstruida con los principios de la Ciencia Espiritual.

 El cuerpo mortal con todos sus desordenes y apegos y apetitos se oponen a ello y forma la escoria que hay que limpiar antes de que puedan establecerse las nuevas  fundaciones. Y hasta esas escorias pueden servir  para un objeto útil, preparándolas y arreglándolas en tal forma que entren en la nueva construcción.  Pero para poder hacer esto tiene que haber pleno conocimiento de los materiales con los que sé vera obligado a trabajar. Con ese fin debe uno familiarizarse primeramente con lo que se conoce en Ciencia Iniciatica  como “ La Forma de la Logia”,  pero este tema lo dejaremos para mas adelante porque es merecedor de una amplia y descriptiva  explicación.



  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger