Bienvenido 18 de Agosto del 2018
Visitas : 902344
Hoy: 313

Artículos

Teosofia

La escuela Teosófica gestada por H.P. Blavatsky y sus maestros es sin lugar a ninguna duda un esfuerzo extraordinario para tratar de mostrar la real existencia de los mismos.

Este intento  muestra bien a las claras que hay dos tradiciones y que el estudiante  de hoy en día tiene la enorme ventaja de  ser poseedor de las dos tradiciones unificadas  la Oriental  y la Occidental, que aun permanece  todavía oculta  y algo difícil de interpretar.


Ambas tradiciones no son diferentes, sino que esto permite que  los orientales tengan su propio método y para el cual están mucho mejor preparados que el cuerpo físico occidental, para las gimnasias  que desarrollan determinados estados psíquicos, para lo cual es indispensable someter  el cuerpo a los  ejercicios  correspondientes.


El occidental no puede pasar de la practica de Karma Yoga, Jnana Yoga, y quizás un Raya  Yoga, y todo esto con lo que se ha dado públicamente que es escaso y mal interpretado.

Por eso la practica de métodos tantricos  a que muchos estudiantes occidentales se lanzan sin saber, y muchas veces lamentablemente inducidos por quienes dicen ser maestros occidentales u orientales de tantra  y que lo único que pueden producir es  magos negros, cuando no enfermedad, el suicidio y la muerte.


 

También pretenden enseñar la antigua y muy  mal conocida practica de la detención del aliento, ya que esto produce la detención del pensamiento, que es lo que se busca, pero esta practica también produce locura, enfermedad y por supuesto al detener el aliento también se detiene el corazón y produce la muerte.

Todos estos métodos malsanos han  sido  seriamente  advertidos  por  H.P. B. y con suma claridad, de no tomar estos caminos equivocados y no solamente a  sus discípulos de la Escuela Esotérica, sino también a todo el que quisiera escucharla;  diciéndoles que ese camino no conduce al cielo, sino al medico, cuando no al cementerio.


La señora H.P.B. abrió caminos para la investigación comparativa de las dos corrientes Oriental y Occidental que en
definitiva son una sola como decíamos antes y cada una se adapta a la idiosincrasia y tipo de vida de cada uno.


El occidental tiene sus propios métodos y sistemas, como el de los rosicrucianos, las masonerías, la alquimia con su piedra filosofal y su elixir de vida. Esta ciencia del alma que los árabes pasaron a los cristianos cuando las cruzadas y que su vez ellos la  trajeron de fuentes griegas y egipcias, son  las que el discípulo occidental  necesita.

 

Esto nos dice bien a las claras que lo que hoy se conoce como cristianismo ya era viejo hace dos mil años atrás.

Por eso el mensaje Teosófico tiene mayor importancia cuando se comprende como ilumino el occidente, trayendo nueva luminosidad a las ciencias espirituales que ya estaban aquí, despertando muchísimas conciencias que estaban paralizadas en su avance,  otras que pedían ver y no podían, otras que querían oír y  no escuchaban nada y hasta algunos que estaban como muertos y esperaban que algo o alguien lo sacara de esa muerte aparente y lo despertara a una vida espiritual.


Por todo esto la señora H.P. Blavatsky  abrió verdaderos caminos que lamentablemente muchos no han querido seguir, unos por cómodos  (porque hay modorra espiritual)  y otros por que no vieron ni ven su extraordinaria importancia, ni lo que la Teosofía ha hecho y sigue haciendo a favor de las ordenes esotéricas y para muchísimas almas que así tienen la oportunidad de  convertirse en adeptos de una ciencia y una posibilidad de inmortalidad, que de lo contrario les seria totalmente vedada.

 

Quien esto escribe no puede dejar de  agradecer a la escuela Teosófica, pues  fue su puerta de entrada al viejo edificio y le  permitió recorrer un largo camino en la senda iniciativa,  esa senda que permite conocer a los Dioses, conocer el universo y finalmente conocerse a si mismo. Esto hubiera sido imposible sin  el tremendo esfuerzo y sacrificio de la Sra.  Blavatsky.

 

Ojala que muchos otros tengan la misma oportunidad y que la sepan aprovechar, pues a veces no hay segundas oportunidades.

 

Pasamos ahora a detallar las proposiciones básicas  y fundamentales  de la filosofía iniciatica  propuestas o indicadas por la Sra. H. P. Blavatsky y que  son las siguientes:

 

1° EXISTE UN PRINCIPIO ( no un ser,  sino un Principio) OMNIPOTENTE ( en el sentido absoluto, no en el relativo) ETERNO SIN LIMITES E INMUTABLE, SOBRE EL CUAL TODA ESPECULACIÓN ES IMPOSIBLE, Y DEL QUE PURUSHA  Y PRAKRITI ( Espíritu y Materia) CONSTITUYEN  OPUESTAS E INSEPARABLES EXPRESIONES.

 

Para Decirlo con mas claridad si es que es posible, ya que esta por demás simplificado para que pueda ser entendido,  es que existe  UN PRINCIPIO DE CONCIENCIA  QUE ES INTEMPORAL, SIN DIVISIONES, ETERNO E ILIMITADO.  La Creación  no lo modifica, lo que esta separado, lo individual, lo que esta dividido, es una ilusión subjetiva  producto de ese Principio objetivo y único  al cual es IMPOSIBLE  acercarse  por medio del pensamiento humano.

Para eso existe un lenguaje, un alfabeto hecho de símbolos iniciaticos con el cual se aprende a comunicarse con Aquello.

 

  LA ETERNIDAD DEL UNIVERSO COMO PLANO SIN LIMITES EN EL QUE LOS CICLOS DE MANIFESTACIÓN  ( Creación, Conservación   y Destrucción) SE SUCEDEN  Y SUPERPONEN ETERNAMENTE

 

Los  adeptos a la verdadera Ciencia Espiritual, saben que no hay “ un comienzo en el tiempo ni  una “ terminación,  un final”.

 

3° Este tercer postulado  es de una vital importancia, ya que nos confirma que la  IDENTIDAD  FUNDAMENTAL  DE LA  CONCIENCIA, SU CONTINUIDAD  E  INDIVISIBILIDAD,  Y  EL EVENTUAL DESPERTAR CONCIENTE  A  ESTA  REALIDAD A  TRAVES DEL LLAMADO “ CICLO  DE  NECESIDAD “.

 

En el cristianismo iniciatico a este despertar de la conciencia a la unidad de todo y a que todo es una sola cosa, lo denominan “ la comunidad de los Santos”.

 

Para terminar este capitulo recomendamos que seria de suma importancia para el aspirante sincero y vocacional, que por lo menos investigue con amplitud de criterio, La Doctrina Secreta  escrita por H. P. Blavatsky, aunque tenga que ser a grandes rasgos.




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger