Bienvenido 19 de Enero del 2018
Visitas : 821523
Hoy: 120

Artículos

Los Cuatro Objetivos De La Vida

Según la antigua tradición iniciática hindú los cuatro objetivos de la vida “Chatuvargas” en sánscrito son Dharma, Artha, Kama y Moksa cuya traducción sería DEBER, RIQUEZA, FELICIDAD y LIBERACIÓN.- Consideramos que cada uno de esto objetivos en forma individual no se pueden lograr aisladamente de los otros. Cada uno de ellos de una u otra forma se vinculan. El desarrollo de uno de ellos influye en el otro para culminar en el último.-

El primer objetivo: el DEBER (Dharma) como cualquier término o concepto abstracto es prácticamente imposible definirlo claramente, aunque subjetivamente hay una idea universal del Deber.-
La “vedanta” considera la existencia de tres clases de seres humanos..-
El primero está constituido por aquellos que está ligados a ideas y objetivos materiales y transitorios. Son la mayoría, Su realidad es la vida objetiva, los denomina “Baddas”.Es el hombre común, el padre de familia con su preocupación por su bienestar, es su deber y podemos enunciar diversos caso con similitudes.-
La segunda los integran los aspirantes a una superación espiritual, a su liberación. Se han dado cuenta que el logro sólo de cumplimentar objetivos y metas materiales, de satisfacer sus deseos corpóreos o aún intelectuales no los liberan de esa ligadura que sienten subconscientemente, el encadenamiento que le impone todo tipo de dependencia.-
Los denomina “mamukshus”, son los buscadores de la Verdad, se esfuerzan para encontrar métodos y sistemas que los auxilien, y si lo hallan se incorporan a ellos en busca de su realización, ese es su deber.-

La tercera clase se llama “Mutkas”, se los conocen como liberados. Son pocos lo que logran despojarse totalmente de la personalidad, del Yo, del Ego. Son los que después de obtener ese estado de bienaventuranza se esfuerzan en encontrar la forma de trasmitir los senderos y métodos a seguir.-
Todas las acciones que vemos, todos los movimientos en la sociedad humana, sus obras, son despliegues del pensamiento humano.-
El hombre actúa por motivación. Los de la primera clase de los seres humanos tienen variadas motivaciones. Para algunos es el dinero, se capacitan, usan sus energías para planificar como obtenerlo para satisfacer sus deseos y obtener bienestar. Otros buscan fama, creen que es su misión en la vida y dedican sus esfuerzos para lograrla, otros van tras el conocimiento, etc.-
Los que se encuentran comprendidos dentro de la segunda categoría entienden que el Deber (Drama) es un auténtico ejercicio de libertad. Hacer lo que se debe y no lo que se quiere. Si “algo” los ha conducido a la “Iniciación”, al camino espiritual, es el autoperfeccionamiento y el cumplimiento del servicio ala humanidad. Según los alquimistas la Obra Menor y la Obra Mayor.-
Trabajar por amor al trabajo, inegoistamente, porque de ello surge el bien.-
El segundo objetivo es “Artha”, Riqueza.-
Por supuesto que la riqueza a la que se refieren no es la riqueza de los logros materiales.-

El ser humano nace totalmente desvalido, desnudo. Realiza el primer esfuerzo a efectuar su primer acto de respirar y adquirir el oxígeno necesario para iniciar su etapa de vida. No puede alimentarse por sí sólo, no puede trasladarse, tiene pocos modos de comunicación. Tiene necesidad en forma imprescindible del nexo con su madre (o sustituto) que le dé calor, amor y alimento para nutrirse. Tiene necesidad de ello para sobrevivir.-

Luego a medida que transcurre el tiempo y crece físicamente se le van agregando e incorporándole otras necesidades. De vinculación con su papá, con sus abuelos, sus hermanos, tíos, etc., nuevos “afectos”. Igualmente necesita vestimenta, jugar, aprender. Va a la escuela, adquiere compañeros de estudio, amigos, una noviecita (o novio). Cada una de estas “necesidades” o ¿adquisiciones? Se le presenta o imagina como Imprescindibles, sin ellas no puede vivir.-
Por supuesto que existen necesidades básicas como ser alimentación, vestimenta, vivienda, trabajo…

La vida está para ser gozada, para disfrutar de ella.-

La cuestión fundamental es no sentirse apegado a las cosas materiales, a lo transitorio y aún considerado efímero. No considerarse obligado, ni atado, arrastrado por la corriente (en nuestra civilización) del consumismo absurdo que impide la visión de un camino espiritual de perfeccionamiento interior, si es que queremos incluirnos en la segunda clase de seres humanos.-
Si no sentimos y pensamos que únicamente las cosas materiales representan la riqueza no podemos adquirir otro tipo de riqueza, la que se conoce como “Artha” que recodemos mencionáramos al principio es el segundo objetivo de la vida.-
Si comenzamos a transitar por el difícil camino de la vida espiritual comprendimos que se une al primero, a “Drama”, el deber.-

Significa simplemente que ya no podemos hacer lo que nos impulsa el deseo, sino lo que nos prometimos responsablemente cumplir. Reiteramos, dicho en la jerga alquímica: la Obra Menor y la Obra Mayor.-

El camino iniciático de autoperfeccionamiento, de expansión de la conciencia, y vivenciar la unicidad por una lado y consecuentemente por el otro el Servicio a la Humanidad. –No es fácil la postura de una acción inegoista.-
Y si no complementamos simultáneamente o sucesivamente estos dos objetivos, como lograr “Kama” (la Felicidad”, la paz interior, el sentimientote estar en la senda correcta, responder al deber y vencer el sentimiento de separatividad.- Y sin estos tres objetivos ¿cómo lograr cuarto,”Moksa” (Libertad, Liberación)?.-
Pero estos dos objetivos últimos será tema para otro artículo. El lector tiene bastante con comprender los dos primeros y comenzar su tarea.-




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger