Bienvenido 20 de Junio del 2018
Visitas : 886638
Hoy: 196

Artículos

El Hombre Un Experimento

Cuando hablamos genéricamente del hombre, por supuesto, damos por sentado (aunque no está de más aclararlo) que lo hacemos como Ser Humano, indistintamente o mejor sin diferenciar sexos, en un plano de absoluta Igualdad.-

Examinando aunque someramente la historia, vemos que han surgido, crecido, desarrollado y desaparecido muchas culturas y civilizaciones. Sin embargo el Hombre surge, como el Ave Fénix, y continúa su marcha por este largo camino que marca la vida y su figura se recorta en el horizonte como un eterno caminante embosca de su evolución y destino.-

Una generación se va y otra viene, los ciclos se reiteran.-


¿El hombre actual es igual al hombre primitivo  primario?.-


¿Qué es del hombre que habitaba en las cavernas? ¿El pitecantopus erectus, el hombre hacedor, el homo sapiens inicial?.-

Las edades transcurrieron: Paleolítico, Mesolítico, Neolítico…


El hombre descubre el fuego (aconsejamos leer el artículo de la página “Acerca de la mitología”), pasa la edad de piedra, “descubre” el cultivo de la tierra, el ciclo de los cultivos y producir sus alimentos no dependiendo de la caza y de la pesca exclusivamente. Logra trabajar los metales, inventa la rueda, el arco y la flecha, aprende el Arte de la construcción…


Y vino la Revolución Industrial, los enormes avances tecnológicos y científicos.  Los progresos en la navegación, la aviación, el transporte automotor para su desplazamiento a través del planeta. Y miró el Cielo, el Universo una vez más e intenta investigar el Espacio con sus satélites y cohetes espaciales, sus trasbordadores… Y por supuesto el avance de la comunicaciones y la informática.


Pareciera y la evidencia lo demuestra que está impulsado, “obligado” a “crear” progreso en lo material.- Pero él mismo: sus ojos, sus oídos, sus manos, sus sistemas digestivo, circulatorio, respiratorio, etc. es decir su cuerpo físico desde la última evolución ontológica de antaño (homo sapiens) nada ha cambiado. Ni con los ejercicios físicos modificó el número de sus músculos.-


Cuando quiso mejorar su visión generó el microscopio, el telescopio, el radar, el sonar, etc. etc. para  en síntesis potenciar sus sentidos.-


Pero el hombre tuvo y tiene hambre, frío y calor, necesidad de afecto, sentimientos, odio, amor, ilusión, esperanza…

Y en él surge la angustia: del ¿por qué?, ¿para qué?. ¿Qué somos, de donde vinimos, a donde vamos?.-

El sentimiento de trascendencia lo sigue y lo seguirá hasta comprender y experimentar, responderse a los eternos interrogantes existenciales. Una generación se va y otra viene.-


Las nuevas generaciones, lógicamente, proceden de las anteriores. Heredan en lo biológico, lo científico, lo tecnológico, lo bueno y lo malo, y sobre esa base proyectan su futuro.-


Pero ¿cómo es el Ser Humano actual?. Un hombre contradictorio, de múltiples “yo- es”. Bueno y violento, triunfador y frustrado, necesitado de poder, decir aquí estoy, es decir demostrar que Es, que existe.-


La inmensa mayoría está “presa”, esclavizada, limitada en su materialismo y enfoque consumista de la vida con todas las necesidades innecesarias que ha fabricado. La formación moral y ética, las estructuras sociales, no han acompañado el adelanto técnico-científico.-      

 

En su egoísmo y egocentrismo, en su ignorancia (carencia de Sabiduría real) ha olvidado su espiritualidad, su religiosidad.-


Está precisando una verdadera cultura del alma, del espíritu, para lograr su Libertad y Ser. Cultura (producto de una verdadera ciencia) que le es tan necesario a su esencia con igual intensidad que le es en otros aspectos.-


El Hombre necesita comprender y comprenderse, necesita atender su “vida de relación” con el mundo del Alma. Y pareciera que en la no satisfacción de esta necesidad radica su angustia y busca refugio para su valencias libres. Busca  en las religiones convencionales o en la variedad  de ofertas prometedoras de felicidad y buenaventura. Y muchas veces lo que encuentra y logra es una atadura y no la Libertad  ni el Existir.-


Hata aquí muy sintéticamente tratamos el hombre en su aspecto físico y material.-

Y en este momento surge en mi memoria un fragmento que  recordaba leyendo un artículo en un periódico, de la “Vida es un sueño” del conocido escritor español Calderón de la Barca, el mismo dice así:


“¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

Una sombra, una ficción,

Y el mayor bien es pequeño;

Y que toda la vida es sueño

Y los sueños, sueños son”


Si observamos desde punto de vista. El proceso evolutivo diríamos que desde el reino mineral (de aparente no vida) a través del reino vegetal y luego el reino animal con predominio del instinto y el reflejo hasta el Hombre, el Principio de Conciencia  realiza una trayectoria para hacerse auto-conciente en éste.-


Cuando queremos ocuparnos del “desarrollo” del Alma o del Espíritu (cualquiera la denominación que elijamos) no podemos dejar de dirigir nuestra mirada hacia el Oriente, donde desde milenios los textos sagrados de los Veda, los Tantra, los Mantras, etc. marcan su presencia indiscutible. Herencia que no podemos ni debemos ignorar, aunque necesitemos adaptarla a nuestra idiosincrasia, a nuestra particular cultura. Y ello fue realizado por los Cabalistas, la Teosofía, la Masonería, los Rosacruces…

Cuando dentro de las escuelas o sistemas de iniciación se habla de que son “monistas” se refieren  a que hay una ÚNICA REALIDAD, una TOTAL IDENTIDAD entre Materia y Espíritu, Naturaleza y Conciencia. Porque Materia ES Conciencia dado que ésta la SUSTANCIA UNIVERSAL PRIMOGÉNITA.-


La tradición esotérica cuyas raíces se hunden en el oriente, afirma precisamente esto, que la ULTÉRRIMA REALIDAD del UNIVERSO ES la Conciencia, que en el idioma sagrado del sánscrito se denomina “CHIT” que en sí es el Principio de inteligencia que se pone de manifiesto  en el mundo como sujeto y objeto de experiencia.-

Mente y Materia, Objeto y Sujeto son necesarios para la percepción y emanan de ese principio Trascendente de Inteligencia.-

Y esta ÚNICA y ETERNA SUSTANCIA (CHIT”) es ilimitada en los términos o conceptos de tiempo y espacio, por lo tanto no tiene ni principio ni fin, ES.-


Esta SUSTANCIA UNIVERSAL (CHIT), es Conciencia Pura y Homogénea, y en su manifestación se presenta en forma de Creación, Conservación y Destrucción surgiendo dos predicables el Nombre y la Forma produciendo en lo que en realidad es una SEIDAD o CONCIENCIA la ilusión de la heterogeneidad de los seres y conciencia individuales y limitadas.-


Entonces, el hombre sería un experimento en desarrollo cuyo propósito sería elevarse de esta existencia limitada a la experiencia vivencial total de esa Realidad verdadera de Unidad.-


Los obreros de esta página, no por distantes en el tiempo de los que en su época condujeron la posta (y la antorcha de Luz) de la milenaria tradición han estado nunca separados unos de los otros en espíritu constituyendo la Gran Cadena de la Fraternidad Ideal._

Aspirantes a penetrar e por la misma puerta que estamos tratando de mantener entreabierta para otros  (aconsejamos leer el poema de Ana Logan del libro “Los Dioses responden”: “Ante la puerta” en esta misma página).-





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger