Bienvenido 20 de Enero del 2018
Visitas : 821954
Hoy: 137

Artículos

El Camino Del Arco Kyudo

“El Arte de Arquería no es una habilidad atlética, que se llega a dominar más o menos mediante entrenamiento físico, sino más bien una aptitud que tiene su origen en el ejercicio mental, y cuyo objeto consiste en acertar en la diana mentalmente. Por lo tanto, el arquero está básicamente apuntando a sí mismo, de este modo quizás consiga acertar en la diana de su yo esencial” Eugen Herrigel (nacido en Alemania 1884, profesor de la Universidad de Hedieberg, viajó a Japón siguiendo su sentido místico a estudiar Budismo Zen durante 6 años; autor del libro “El Zen en el Arte del tiro al Arco”, con múltiples ediciones).-

Cuando iniciamos la publicación de esta página expusimos en nuestros objetivos que Occidente esperaba el desarrollo de su propia Cultura del Alma. La ciencia esotérica iniciática tiene una tremenda luminosidad, y debe estar adaptada a nuestra idiosincrasia occidental, a su forma de pensar y actuar, y de ser practicada correcta y adecuadamente nos lleva rápido y seguro a su objetivo.-

Esta Ciencia ha sido trasmitida a través del tiempo por una larga serie de Iniciados que aunque separados en el tiempo y en el espacio están unidos en el espíritu y llega a nuestros días por esa conocida cadena llamada “Fraternidad Ideal”.-

Tratamos de abarcar en lo posible todos los temas que tengan que ver con el simbolismo occidental y general, como medio de conocimiento Real y de Acción en bien de la realización individual como al servicio para el progreso y desarrollo espiritual de la humanidad.-

Sabiendo que el desarrollo iniciático es un Crecer y un Ser y no una erudición intelectual, igual exponemos otras corrientes, como testimonio de  un trasfondo similar en sus fines, con otra forma de prácticas, como ser el Sufismo, la Alquimia, la Cábala, la Teosofía y ahora la Arquería.-

 Si bien no es la esencia del tema que nos ocupa en este artículo es conveniente aunque sea someramente conocer algo de la historia de la arquería, dado que tuvo una importante influencia en el desarrollo del hombre, utilizada como herramienta para el logro de su alimento a través de la caza  de animales como también como arma de combate, y aún más transformada en deporte por Reyes, Nobles y luego practicada por interesados e incluso incorporada a los Juegos Olímpicos.-

Su historia es muy antigua, se remonta a 40.000 años atrás y se la puede ubicar y relacionar con todas las sociedades y culturas. Se tiene noticias de pinturas rupestres de cazadores como las existentes en España en las Cuevas de Voltota y Morella, en el período del paleolítico superior donde aparece una revolución tecnológica con el descubrimiento de la flexibilidad  de de la madera para el lanzamiento de proyectiles, igualmente surgen el arpón y el anzuelo.-

Al arco algunos expertos los consideran como la tercera invención por su importancia comparándola con el lenguaje y el fuego. Permitió al hombre la capacidad de ser uno de los mejores cazadores, más “perfectos de la naturaleza”, al no tener necesidad de un acercamiento a sus presas.-

Haremos simplemente algunas referencias de su existencia en las antiguas civilizaciones: los Sumerios (3100AC), y los Egipcios (2900AC) fueron los primeros arqueros famosos participantes en los campos de batalla. Los primeros arcos (rudimentarios) se hacían con ramas de árboles dobladas unidas por una cuerda y se fuero probando distintos tipos de madera y piel de animales en tiras pegadas entre sí con el fin de lograr un arco más fuerte y duradero. Los Egipcios perfeccionaron el diseño y la construcción del arco llamado compuesto (realizado con diversas maderas) y de un largo un poco menor que la altura de un hombre, con un potencial de fuerza de 75 a 100 Kg. utilizando flechas con punta de bronce de una dimensión entre 60 a 75 cms-

Fue en Asia donde el arco llegó a su esplendor: los Hititas (2500AC), Babilonios (1900 AC), los Asirios (1800AC) y los Persas (550AC) fueron auténticas naciones de arqueros.-

Por supuesto que los arcos actuales han perfeccionado su construcción con materiales y aditamentos, pero el verdadero avance tecnológico fue introducido por los Asirios llamada “la recurva del arco” que lo hizo mucho más potente y más corto, por lo que se convirtió más manuable por arqueros a caballo. Los Hunos, con Atila a la cabeza como Rey, azotaron desde China y el Imperio Romano del Este hasta los ríos Danubio y Rin con sus hordas que disparaban múltiples flechas desde sus caballos.-

Los Griegos no fueron  arqueros consumados. Esquilo al final de las guerras médicas (479aC) contra Persia, mencionaba el desafío “del arco y la laza”, su fuerza se apoyaba en la infantería pero reconocían la habilidad de los arqueros, dejando leyendas como la de Aquiles y la de Ulises poseedor de un arco que él solo podía tensar.-

Siguiendo la fama de los buenos arqueros Asia Oriental no quedó rezagada: los Chinos, Mongoles, Turcos, Coreanos y Japoneses también fueron pueblos de arqueros. A los Chinos, inventores ingeniosos y fecundos se le atribuye la creación de los carros de combate , blindados en cobre, tirados por cuatro caballos y un conductor que era arquero y utilizaba un arco cuya empuñadura estaba en el tercio inferior facilitando su tiros desde el carro.-

Los Partos (100 AC) excelentes guerreros utilizaban los que se llamó “tiro parto” que consistía que yendo a todo galope giraban la parte supero del cuerpo y lanzaba las flechas hacia atrás. (como anécdota en la batalla de Carras, en el año 53 AC, una fuerza de 9000 partos masacraron a 42000 soldados romanos.-

Y en América en México: los Mayas, Olmecas y Náhuatles años aportaron destacados personajes de leyenda como ser Moctezuma Ilhuicmina (llamado el flechador del cielo), Nerahualcoyoti y los aztecas Cuatláhuca y Cuatehyénoc (últimos Reyes).-

En Japón se incorporó hace 1000 años como una de las 18 técnicas de combate de un Ninja denominado “yabuscune”, actualmente como deporte y se dispara a caballo a pleno galope en una pista de 300 metros sobre blancos abatibles ubicados a la izquierda. El arco japonés se denomina “yumi”, es el arco de los samurai, es laminado de gran longitud (2,15 mts. a 2,45 mts.), asimétrico, la parte superior es más larga que la inferior donde se empuña el arco. Es elaborado por dos láminas de bambú sobre las que se aplica una laca natural (llamada “urushi”) en varias capas, entre ambas láminas  va una capa de láminas cuadradas de bambú de ¼ de pulgada dispuestas perpendicularmente reforzada con madera dura en los extremos es costoso pero hay alternativas con maderas más económicas reforzadas con fibras de vidrio o carbono.-



 

Arquero YUMI

Cuando dejó de ser el arco un arma de caza y de guerra para los Samuráis la arquería nipona evolucionó transformándose en un sofisticado sistema de arte marcial con raíces contemplativas provenientes del Zen y de la influencia del shitonismo, el taoísmo y el confusionismo. El espíritu, energía concentración, disciplina y comportamiento perfecto convergieron en la práctica del Kyudo (el camino del arco) convirtiéndose un estilo de vida para quienes lo practican, haciéndose énfasis en la paciencia, calma, humildad y control de sí mismo.-

Shibata Sensei expresó;” no estamos practicando el estilo o la técnica del arco, sino de la mente. La dignidad del tiro  es lo importante. En esto se diferencia el Kyudo del enfoque habitual de la arquería. En el Kyudo no hay esperanza. La esperanza no es la cuestión. La cuestión es que a través de la práctica prolongada y auténtica aflora tu dignidad natural como ser humano. Esta dignidad ya está en ti, pero está cubierta por muchos obstáculos, cuando éstos se quitan tu dignidad natural puede verse brillar”. El maestro  tibetano de meditación  Chogyani Trungpa dijo a su vez: “a través del Kyudo uno puede aprender a vivir más allá de la esperanza y el miedo, puede aprender a Ser”.-

 Tratar de entender al Zen conceptualmente (racionalmente) es un absurdo ininteligible, imposible, las palabras son incapaces de sondear en profundidad. Es el enigma más extraño que la vida espiritual asiática propone. La experiencia personal es fundamental, la idea básica es entrar en contacto lo más rápidamente posible con la esencia del Ser, sin recurrir a nada externo.-

El sentarse a meditar (Zazen) con la técnica del “Koan” es trabajar constantemente la mente aquietándola. El “Koan” es un absurdo para la mente lógica. Tratar de entender intelectualmente un “Koan” no es Zen, ya que este busca llegar a aquellas zonas donde el análisis lógico no puede llegar.-

La “doctrina magna” del tiro con arco se refiere a la arquería donde el tirador (en una cuestión de vida o muerte) se enfrenta con sí mismo. Este enfrentamiento consiste  que el arquero apunta a si mismo- y sin embargo no a sí mismo- de modo que será a un tiempo el que asesta y el que es asestado, el que acierta y el acertado. Arco y flecha son en sí un pretexto, un camino hacia la meta y no la meta misma. Por eso, el tiro al arco de ninguna forma puede significar un intento de lograr algo exteriormente, sino interiormente, con el propio Yo.-

El arco de bambú es de una gran flexibilidad, mide más de dos metros, y se advierte la forma extraordinaria que adopta cuando la cuerda se tensa, estando estirada hasta donde le permite el arco, éste encierra la “Universo”. Es inolvidable la vibración que produce el rebotar la cuerda, por su peculiar tono, mezcla de cortante estallido y grave zumbido que parece llegar al corazón. Para lograr sostener  el arco en la posición correcta, tensarlo y lograr la relajación requerida se debe concentrar toda la atención y mantener una respiración adecuada, dado que ella coparticipa en ad postura y en cada movimiento. Una vez logrado, el practicante está listo para la siguiente tarea: disparar. El disparo se logra cuando se abre la mano derecha con un  suave movimiento de manera que ningún estremecimiento recorra el cuerpo, para ello no debe existir ninguna intención(es decir el de acertar al blanco). Lo que obstruye el camino es la voluntad activa, es necesario esperar desprenderse de sí mismo. Para lograr esta actitud “no activa”, el alma necesita el apoyo interno que se obtiene concentrándose en la respiración, desvaneciéndose los estímulos externos.-

 En este estado, el que no se piensa, ni se aspira  a nada definido, ni se apunta a ninguna dirección determinada, se sabe sin embargo que se es capaz de lo posible y de lo imposible desde esta plenitud energética. Es un “estado espiritual” donde se reconoce la genuina presencia del espíritu.-

Los maestros del Kyudo dicen:”con el extremo superior del arco, el arquero perfora el cielo; con el inferior está suspendido con hilo de seda en la tierra; si el tiro se dispara con fuerte sacudón, existe el peligro que el hilo se rompa, para el apresurado el abismo será entonces definitivo y el hombre permanecerá en medio entre el cielo ya tierra”.-     

 Para finalizar relatamos una de las tantas anécdotas sobre respuestas de un monje acerca del Zen: un interesado le pregunta al monje:¿podría Ud. decirme por favor que significa el Zen?.El monje respondió: “venga Ud. conmigo, le mostraré”. Se acercan al borde de un lago de aguas cristalinas y el monje le dice: “¿mira, no está el agua tan pura que se quede ver el fondo?” Sí responde el interesado.”Ahora estoy moviendo el agua con mi bastón. ¿Qué se ve?”-. Nada, el agua está revuelta que ni puedo mirar el fondo. Entonces el monje dijo: “es lo mismo con el Zen. Cuando Ud. medita está sereno como el agua y puede ver su verdadero ser dentro de Ud., pero si está estresado y agitado ya no puede ver su verdadero ser”. Es por ello que se necesita las técnicas de meditación, cualquiera que estas fuesen.-


Como en toda disciplina la Teoría da información, la Práctica da los logros.- 



  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger