Bienvenido 21 de Mayo del 2018
Visitas : 878358
Hoy: 142

Artículos

Para Los Que Van En Busca De La Luz Del Entendimiento

LA LUZ Y LAS TINIEBLAS

Muchos iniciados en simbolismo,  creen y aceptan que han dejado de ser  un  pro-fano por el solo hecho de estar “iniciado” en un sistema simbólico, como por ejemplo el de la Masonería,  y no es así, el camino de las Tinieblas a la Luz es de un largo y difícil recorrido y  para recorrerlo será necesario,  primero  humildad para reconocer que solo sabe que no sabe nada, solo algún balbuceo  infantil, todo el conocimiento profano, la dialéctica y la retorica no sirven de nada en las escuelas  iniciáticas, son como pesados metales que son más un lastre que algo útil, por lo menos en estas Artes; lo segundo es tener  la perspicacia  necesaria para  darse cuenta que por sí solo no irá muy lejos y que le será necesaria la exegesis ajena para ir en busca de la Luz.

La Luz que debe buscarse es la de la Razón, la Imaginación y la Ciencia (Espiritual) y no alguna autoridad   para la creencia y el sofisma,  porque hay muchos lamentablemente que exaltan la fantasía con cuentos infantiles, charlatanes y mentirosos que engañan a muchos aspirantes sinceros a los que le embotan la mente con falsos conceptos y falsos conocimientos, y más lamentable es que muchos de ellos tienen gran aceptación por el público en general.

Son los modernos Gagliostros,  mienten un saber que no tienen,  son vividores,  estafadores y lo que es peor son ladrones de esperanza.

Un verdadero aspirante a la Ciencia de los Augustos Misterios debe ser prudente y estudioso, debe aprender a pensar distinto, a meditar, comparar, indagarlo todo, y sobre todo sacrificar la creencia en el altar de la Verdad.
El simbolismo es un  Idioma, y el significado de cada  símbolo es fijo  dentro de cada clave, por lo tanto no hay nada  que interpretar,  sino algo para leer como cualquier otro idioma y esto tan simple demuestra la estupidez y la ignorancia  de quienes  dicen que hay que interpretar mediante especulaciones, analogías  e inspiraciones cuando lo que hay que hacer es aprender el idioma y en este caso el Idioma del símbolo.

Todo debe seguir un orden lógico y predeterminado, si se quiere  que en algún momento tener la comprensión de dicho idioma, cuyo conocimiento se va ampliando y cambiando el contenido a medida que uno mismo ensancha el propio entendimiento.

Los rudimentos básicos del lenguaje simbólico  son una serie de ideogramas tan arcaicos como fundamentales  que sirven  para  comenzar aprender el ideograma hierático y que  sobre todo muestra cuales son los rudimentos relativos a la Creación.  

Decía un viejo instructor: “Para la debida apreciación  del valor de los símbolos,  así como “para su correcta interpretación, es preciso no olvidar que, entre otras cosas, las series “hieráticas constituyen pautas recordatorias sintéticas para uso y guía del instructor y “discípulos iniciados. Y en consecuencia, su “interpretación”  arbitraria por quien nada ”tiene (ni siquiera germinalmente) para “recordar” es algo tan absurdo como ridículo”.

El aspirante debe ir incorporando lentamente los símbolos y su correcta interpretación a la memoria, de lo contrario si no ha sido incorporado “adentro” ¿que es lo que va llamar cuando aparezca el símbolo afuera? Que eso es lo que pasa hoy en día  con las imágenes de los templos, se carece de la interpretación correcta y  entonces las “imágenes” símbolos, que  deberían ampliar nuestro horizonte, no lo hacen y todo parece una larga fila de ciegos conduciendo ciegos  que no llegan a ningún punto y solo dan vueltas en círculos.

Voy a dar un ejemplo ya que este tema es  mas que espinoso: Supongamos que muestro la foto o dibujo de una culebra y digo que en hebreo culebra se dice “kaleb” y esto es aceptado por los presentes que no saben hebreo pero al los cuales la palabra “kaleb” les suena parecido a la palabra “culebra”, y para los que escucharon la explicación, cada vez que alguien les diga “kaleb”  la imagen de una culebra aparecerá en su pantalla mental.  Pero esto es un error ya que “kaleb” quiere decir perro en idioma Hebreo y por lo tanto la imagen  no corresponde con su significado,  es así como la falta de conocimiento del idioma  simbólico produce la tremenda ignorancia en la que nos encontramos.


En simbolismo todo sigue un orden lógico y predeterminado, cuando se tiene el significado correcto de un símbolo vemos que al tiempo este significado se amplia y el símbolo dice más  que antes.

El antiguo testamento hebraico, dice que el árbol del Edén, era un manzano, pero esto está escrito en lenguaje simbólico, el árbol  siempre ha estado en las leyendas esotéricas. En el budismo,  Siddhartha alcanza la Iluminación, la Sabiduría meditando “sentado” bajo un árbol determinado (un ficus sapientia) que NO es un banano como común-mente  se interpreta, sino un baniano una especie de higuera (que da un fruto).

El Árbol del Conocimiento a que hace referencia el Génesis cuyas raíces están total-mente entroncadas con el Árbol de la Vida y que es igual a la “zarza ardiente” de Moisés donde “la voz” le develo el misterio del YO y el SER.  Es símbolo del sistema nervioso y por lo tanto el “viaje  de la Tinieblas a la Luz”  que es posible lograr a través de la Iniciación simbólica y que es la Iluminación o Sabiduría, no es un proceso intelectual, sino un proceso corporal, (psicofisiologico).




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger