Bienvenido 17 de Agosto del 2018
Visitas : 901818
Hoy: 34

Artículos

Para Los Que Entran En Conflicto

Se me ha dicho que algunos de los temas desarrollados por Lumen en trabajos anteriores pueden crear conflicto en algunas personas sensibles.

Lejos de nosotros esta una intención semejante, lo que sucede es que la semilla de la duda ya esta en algunas personas, porque es tal el caos de ideas y el bombardeo de información de tantos lados que hay hoy en día, que muchos entran en crisis.

Lo que sucede es que a medida que el entendimiento se va desarrollando, no va a pasar mucho tiempo antes que el corazón deje de creer en aquello en que la cabeza ya dejo de creer con anterioridad,
(no olvidar que cabeza, corazón y garganta es una unidad indivisible).

Por eso el transplante cardiaco es una aberración de la ciencia común, ya que el corazón del donante va con la memoria de “sus” sentimientos y entran en conflicto con la memoria del cerebro del receptor.
Pero dejemos las disgreciones y volvamos al tema que estamos tratando.

No es por lo menos en lo personal la intención de quitarle la creencia a nadie y mucho menos a quienes ya ancianos lo han hecho toda su vida.

Jesús decía que “No hay que escandalizar a los pequeñitos, porque entonces el que esto haga será llamado muy pequeño en el Reino”.

Pero esto no impidió que el Maestro de Nazareth, anunciara la “buena nueva” de todas maneras, lo cual marca que en el camino de Libertad de la conciencia humana y en la lucha contra la superstición dogmática siempre algo de “culpa” nos cabe.

Esto le pasó a todos los luchadores de la libertad espiritual, en todas la razas y en todas las épocas, como por ejemplo, Oupensky, Gourdief, Blavatsky, Heindel, Krisnamurti, Antenor Dal Monte y muchos más.

No deja de impresionar la ingenua y muy sincera fe con que los devotos de cada religión creen y dicen que la suya es la “verdadera” y al igual que los cristianos, los hinduistas, los islámicos, judíos y otras religiones toman los libros llamados sagrados en forma literal y por supuesto tienen que aferrarse a los dogmas para poder mantener el paquete atado.

En todas las religiones se han dado y todavía se dan sacerdotes y laicos que son temerosos de Dios y es imposible discutir con ellos cualquier tema religioso con libertad de criterio, ya que esto les lastima su sentimiento religioso ¿y que se ganaría con ello? nada, para que quebrantar la ciega Fe con que viven en paz y mueren en paz y con un ánimo sereno que muchos no creyentes envidarían.

No, nosotros no buscamos eso, solo nos dirigimos a los que ya tienen el conflicto encima, los que las explicaciones comunes no les bastan, los que buscan verdades que no sean a medias.

El conflicto no es nuevo y en cada raza y época se da, acaso no les paso a los politeístas, a los Akenaton y Abraham les hablaron de un Dios único, ¿no tuvieron ese conflicto los primeros judíos convertidos al cristianismo?, los cristianos se olvidan que José, Maria y Jesús eran judíos.

El problema radica en que no es cambiando de religión como se calma el conflicto, porque sino solo se cambian de nombre las cosas y las cosas siguen sin ser aclaradas y encima se crean miedos a propósito para mantener el rebaño dominado.


Estamos dispuestos a combatir el error hasta donde den nuestras luces, que no son tantas, pero tampoco son pocas.

Se ha creado el temor a un Dios vengativo que castiga o premia a la criatura humana, esto es la estupidez más abyecta de todas las mentiras sembradas por el interés, la ignorancia y la ambición.

Han creado el terror a un infierno y a un purgatorio, todo esto es una invención malsana y totalmente falsa, acaso el Maestro de Nazareth no dijo que el principal mandamiento de la Ley es “Amaras (no dijo, temerás, sino amaras) al Señor tu Dios con todo tu corazón y con todo tu entendimiento, y a tu prójimo como a ti mismo” y por supuesto por decir esta Verdad lo mataron.

Ayer lo hombres creían que sacrificando pobres e inocentes animalitos obtenían la gracia y beneficios de los dioses o de un Dios tal como hacia el judaísmo al sacrificar un cordero, por eso en lo particular no creo en una salvación ni por la oración ni la sangre de nadie.

El único “cordero” que realmente debe ser sacrificado si queremos obtener un verdadero y optimo resultado es sacrificar nuestra personalidad, estas verdades muchas veces despiertan el odio de sacerdotes, pastores y otros que aprisionan el entendimientos de las personas y mantienen las masas ignorantes, para así manejarlas con facilidad.

¿Es esto servir a Dios? Ciertamente no.

Crucificaron a Jesús por decir en la plaza, que el Hijo del hombre, es UNO con el padre celeste, e idéntico con EL, por eso lo crucificaron por decir Verdad, que el Hombre y Dios son UNO.


Por lo tanto, bienvenido el conflicto por que eso nos mantendrá despiertos en la búsqueda de aquellas verdades que nos lleven al conocimiento de quienes somos y cual es nuestro “Origen” para tratar de poder convertirnos en caminadores del cielo.




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger