Bienvenido 17 de Agosto del 2018
Visitas : 901816
Hoy: 32

Artículos

Que Es Ser Libre Verdaderamente

Esta es una pregunta que inquieta ¿Qué quiere decir ser libre verdaderamente? Uno se pregunta ¿no soy libre acaso?

Y uno espera una respuesta, cualquiera que tranquilice  esa inquietud interna que al hombre o mujer que busca con seriedad una respuesta genuina no suele encontrar.

Porque cualquier idea o respuesta será siempre limitada, debido a la falta de la experiencia personal, que nos muestre la verdad, y aun así una mente que sea ingeniosa nos va a volver a engañar.

Porque ese es el verdadero problema.  Somos esclavos de la mente, ella crea toda esta imagineria en la que estamos metidos.

Decía Petrovna Blavastky  “La mente es el matador de lo Real, mate el discípulo al matador”  esta es una verdad de axioma, pero cuando uno prueba  distintos métodos existentes, vemos que la actividad mental no puede detenerse,  ella sigue allí, inclusive cambia de forma y nos mantiene engañados.

Los mecanismos y movimientos  del pensamiento y el sentimiento parecen detenerse solo en el proceso de la muerte,  de allí que algunos métodos proponen practicar la muerte artificial, pero no solo son sumamente peligrosos sino que cuando volvemos, el mundo sigue aquí, con todos sus problemas.

Porque la solución es primero darnos cuenta que tenemos obligatoriamente que vivir aquí, en el mundo y que si nos suicidamos para escapar, volveremos siempre como un nuevo “yo” a comenzar el juego nuevamente.

Porque siempre somos “yo”, no que exista un ego que regresa o un alma que transmigra, la reencarnación no existe, solo el renacimiento de una semilla de luz que engendra un nuevo ser, igual que el las semillas de lo vegetales, todo en el universo sigue esta ley.

Pero volvamos al tema principal, ya ven como la mente tiende a dispersarse y hay que estar  sujetándola constantemente.

Hay muchos que habiendo comprendido que el mundo nos tironea constantemente hacia distintos objetivos de índole material, escapan y van y se refugian en un monasterio, en una hermita, en una montaña, se hacen monjes o monjas, todo lo cual  no soluciona el problema, porque si no es en esta experiencia de vida tendrán que volver a enfrentar el dilema en otra posterior, como otro “yo” y con el olvido a cuestas,  no se escapa de esta trampa, cayendo en otra.

Otros quieren escapar en mundos de fantasía producidos por las drogas alucinógenas  y otros métodos que solo terminan agobiando y destruyendo.

Cuando miramos el problema de frente sin miedo, y solo lo observamos vemos que en realidad no somos libres en prácticamente nada.

No elegimos el día de nuestro nacimiento,  no sabemos el de nuestra salida de este mundo, no sabemos que va a pasar mañana, en fin no elegimos nada, todo nos es impuesto  de una manera tan natural que no nos damos cuenta,  nacemos muertos, vivimos muertos y morimos muertos, en el lenguaje del símbolo muertos es “dormidos”.

Si  comprendemos esto realmente, el despertar es algo posible de lograr,  lo primero es meditar sobre ¿Qué es ser libre?  La meditación  es no solo necesaria, sino también inevitable,  si quiero lograr  una respuesta o solución en cualquier tema o problema que nos enfrentemos en la vida, no hay que escapar,  sino meditar sobre cual puede ser  una posible solución al mismo.

El problema es que el hombre  confunde lo que es meditar con el análisis racional,  meditar es ir a la habitación del medio (la cabeza) donde esta la voz  silenciosa y  buscar dinámicamente por una solución (Sol-unción),  es decir observar el problema en cuestión y formular la pregunta ¿Cuáles pueden ser las posibles soluciones? Las cuales vendrán inevitablemente y nos iluminaran con una respuesta, respuesta que si no nos conforma podemos volver una y otra vez a buscar, esta es manera de comenzar a ser libres, ya que  no aceptamos ser títeres de las circunstancias  o de cualquier persona (maestro, guru, líder, pastor, etc.)  a la que nosotros le demos alguna autoridad,  sino que comenzamos a buscar respuestas por nosotros mismos.

Al ir soltando la mente de las ataduras que vienen desde la niñez, formaciones de pensamientos  y sentimientos formados durante años, que giran en círculos aprisionantes durante toda la vida y que son como limites, limites, paredes, fronteras que no nos atrevemos a pasar, que nos dicen que debemos hacer y sentir,  tradiciones religiosas, tradiciones de todo tipo y color, que repetimos constantemente sin nunca atrevernos a meditar o cuestionar en lo mas mínimo.

¿Porqué hacemos estos?  Por miedo al sufrimiento, al dolor de pensar por nosotros mismos, es esto lo que ha convertido la vida en un campo de batalla que ha producido la neurosis colectiva que se ve hoy en el  mundo.

Y podemos ver que esto va llevando a la humanidad a su propia destrucción, no la polución mundial, no la superoblación y demás  tragedias sembradas por los falsos profetas de todas partes,  no, no es ese el peligro,  el peligro es el temor a vivir Libres.

Este cambio en la forma de pensar y ver las cosas implica un cambio interno que termina modificando toda la estructura psico-biológica, la cuestión es estar alerta para no cambiar solo de jaula,  por ejemplo  dejo de ser cristiano y me hago budista, el secreto es investigar si lo que me han dicho  toda la vida y yo acepto ¿es verdad realmente?

La Verdad es algo que esta eternamente en movimiento y que esta vivo, por lo tanto nunca es igual, para comprender esto, debo “meditar”  sobre el tema que  me interesa o preocupa  con paciencia y sabiendo de antemano que quizás la respuesta no es la que esperaba y que la investigación de la Verdad contradice todo lo que “yo” tenia ordenado y organizado en mi mente, desde niño.

Uno entiende que para la persona que trabaja 12 o 14  horas al día y esta agotado para poder  mantener a su familia, quizás diga: ¿Que sentido tiene esto para mí?  pero la puesta en practica de esto al despertar en la mañana, en el viaje al trabajo o en cualquier momento que tenga para si,  modificara  su interior y modificara el entorno que lo rodea  y también modificara las circunstancias que le rodean.

Es cuestión de probar.  ¿Acaso no vale la pena probar?



  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger