Bienvenido 23 de Octubre del 2018
Visitas : 919182
Hoy: 140

Artículos

El Cristianismo Liturgico Y La Liturgia Francmasonica

Al comenzar a referirse a ambas estructuras litúrgicas, la cristiana, que es un sistema religioso, y la francmasonería, que es un sistema iniciático

Al comenzar  a referirse a ambas estructuras litúrgicas,  la cristiana, que es un sistema religioso, y la francmasonería, que es  un sistema iniciático,  es cuando se comprende lo difícil del tema ya que parece que ambas  van en distintas direcciones, cuando en realidad ambas poseen las  claves que darán al aspirante sincero la posibilidad de pasar las pruebas de los cuatro elementos, no una vez, sino varias  veces (no menos de siete).

La masonería No es una religión, pero como ya dijimos en otros escritos contiene Arte religioso. 

Ya que la era de la competencia  está comenzando su agonía y se acerca la era de la cooperación,  sería muy bueno que los dos sistemas vean la importancia de impulsar al hombre a superarse a si mismo, sin estar atado a ninguna dependencia,  así como  el anhelo de servir a los demás, sin partidismos de ninguna especie, siguiendo las disciplinas ocultas,  que es lo que hace a un místico.

Ambas tienen algo en común y es que las dos usan  lenguajes imaginariales y ambas PUEDEN conducir al desarrollo y al  florecimiento de la cultura del alma. 

Está de más aclarar que en ambos casos se debe actuar con suficiente libertad de conciencia.

Ni la represión sexual, ni la intelectual conducen al cielo, ambas conducen al médico.

¿Qué quiere decir esto?  - Que se debe  comenzar por dejar de lado en forma total y absoluta todos los prejuicios y los prelogismos dogmáticos,  se debe cuestionar todo,  no aceptar nada que no haya sido filtrado por una meditación propia,  un análisis intelectual propio,  que es lo que da el SABER,   no la esclavitud de la ‘creencia’ .

¿Que mal puede haber en buscar la verdad por uno mismo?  ¿Que mal puede haber en pensar por uno mismo y no ser conducido como ganado al matadero por  el ‘gurú’,  ‘maestro’, ‘pastor’ o  ‘sacerdote’ de turno que condiciona nuestra libertad  intelectual?

Toda liturgia debe estar completa en cuanto a símbolos (imagines) que llamen adentro del hombre. La liturgia, cuando esta completa y bien hecha,  constituye una Gramática, lo que se dice un “Arte  de Orar”  y no la repetición mecánica de cualquier rezo, de cualquier religión,  incluidos los  mantras.

La práctica de la liturgia debe ser hecha con  conocimiento conciente de lo contrario es algo hueco  y sin contenido.

El conocimiento del significado y la práctica de la liturgia, provoca el re-cordar; es  un traer a la memoria, un sacar del  Olvido  los contenidos arcaicos del alma humana y así hacernos de su  fuerza,  que es una de índole psicológica,  moral, y  espiritual.

No se puede explicar aquí como es la operatividad  de esa Gramática,  pero tiene que ver con el esoterismo iniciatico.

Es hora que Occidente deje de buscar en Oriente lo que tiene aquí  en abundancia, aunque parece que es mas ‘snob’ practicar algo exótico, recién traído del Himalaya,  que nuestra propia Ciencia  Espiritual.

 

 

 

 

La Verdadera Ciencia del Ocultismo,  la Ciencia Espiritual Occidental propiamente dicha, está encerrada en la liturgia cristiana y en la liturgia masónica.

La masónica tiene la ventaja de no tener dogmas, cada integrante participa como actor y no como observador.   

Por eso decimos con absoluta certeza que occidente esta listo para una NUEVA  visión de las cosas

Qué hubiera pasado si nos hubiéramos  quedado con la medicina del medioevo, ó con la tecnología del siglo diecisiete, ó con la física y la química del siglo dieciocho? - Jamás habríamos avanzado-  Lo mismo sucede con la ‘Ciencia del Espíritu’; la humanidad está lo suficientemente madura para dar un salto en el desarrollo de las luces del intelecto,  no podemos quedarnos solo con el desenvolvimiento de la razón,  ya que las luces del intelecto son múltiples.

La visión y conocimiento del Universo que nos da la razón humana es TOTALMENTE PARCIAL.

Por lo tanto se impone como necesidad fundamental para poder salir de este oscurantismo racional, de esta ignorancia letrada en las que nos movemos,  el desarrollo de la IMAGINACION, esa actividad del intelecto humano que todavía espera su desarrollo, tal como se concretó con la RAZON.

El desarrollo de la Imaginación  permite entrar de lleno en el lenguaje imaginarial en que se expresa el  Espíritu Universal,  el aprendizaje del mismo nos permite  la ‘comunicación’  con el Ser Universal que Crea y Re-Crea   el Universo y su contenido, eternamente.

Aunque con los dogmas, preconceptos, prelogismos y fantasías sembradas durante siglos  no lo podremos hacer.

Lo que da la similitud entre la liturgia cristiana y la liturgia masónica es que ambas, si  los aspirantes son sinceros y vocacionales,  producen místicos.  Hablamos de místicos al estilo de Francisco de Asís ó Teresa de Ávila  en el cristianismo y místicos dentro de la masonería al estilo de Thomas Vaughan,  Elías Ashmole,  Ragon,  Dal-Monte y  NO eruditos en  la ‘Escritura’ que solo la leen literalmente  y que por lo tanto,  tal como una amante despechada,  jamás les muestra sus encantos.

Lo que la humanidad necesita es  una civilización cimentada en los valores eternos del espíritu humano, NO una civilización con prejuicios sexuales, con falsos principios morales y con grandes divisiones sociales y culturales.

Lo que ambas tienen en común por sobre todo, es el eje central sobre lo que pivotea  todo el método:   La Doctrina del  Verbo”.

Las dos hablan del Verbo en distinta forma:  una, como Verbo (Palabra) crucificada en la materia,  -representada  por Jesús “clavado”  en la madera (materia),  y la masonería  que habla de una palabra perdida  que debe ser recuperada.

Esa es la piedra de toque,   la piedra filosofal de los alquimistas,  a esto se refiere Jesús cuando dice “Qué valor tiene lo que te pueden robar”.

La Alquimia  entendida como método de salvación,  de liberación de la materia de una vez y para siempre,  está en ambas:   La Palabra  es  “la sal de la vida”.

  

 

Concluyamos este escrito  con el verso latino “Lucerna  Salis”. 

Dice así:

  

                               LUCERNA   SALIS

 

“Una cosa hay en el mundo, que se encuentra en todas partes”

“Que no es Tierra, no es Fuego, ni Aire,  ni Agua, pero que no carece  de “estos elementos”                  

“Que tampoco puede ser convertida en Fuego, Agua, Aire o Tierra  y “sin embargo contiene su naturaleza”.

“Es capaz de enrojecer y de blanquear,  es caliente y es fría,  húmeda y “seca y puede diversificarse de mil maneras”

“Solamente los sabios la conocen y la llaman su Sal”

“Al oír que ellos la extraen de su Tierra, muchos se han arruinado, “porque la tierra ordinaria nada tiene que ver con esto.  Ni tampoco la “sal común, sino mas bien la sal del mundo”.

“De ella se hace aquella medicina”

 

 

 Diciembre del  2012   





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger