Bienvenido 20 de Junio del 2018
Visitas : 886608
Hoy: 166

Artículos

El Fin De Una Era

Hemos hablado en otros artículos que consideramos al ser humano como un experimento, un ser en progresivo proceso de desarrollo de su “auto conciencia”.


Hemos hablado en otros artículos que consideramos al ser humano como un experimento, un ser en  progresivo proceso de desarrollo de su “auto conciencia”. Nos hemos referido a que la crisis de  nuestra civilización, en general, radica en una pérdida de los valores morales y éticos que ES la causa y No el efecto de la crisis y que debemos revalorizar el sentido humanístico y solidario del ser humano.-

En las últimas décadas observamos que tomó vigencia un concepto que estaba un poco olvidado y en desuso, el concepto de la “decadencia”.-

Existes varios factores que avalan o dan respaldo a esta hipótesis de la decadencia que devela a muchos (quizás no tantos como deberían ser): el político, el ideológico, el individualismo egoísta, los intereses individuales y corporativos, la aparición de un fundamentalismo  retrógrado que se transforma en terrorismo, las absurdas luchas étnicas, las constantes y distintas guerras sectoriales en diversas partes del planeta. Y por supuesto el temor de un desencadenamiento de una confrontación con armas nucleares de impensables (pero sabidas) consecuencias, sobre todo ante el reciente episodio en curso de la central nuclear afectada en Japón por un terremoto con el efecto de no solo contaminación en las zonas vecinas  de la tierra y el agua sino por la nube radioactiva que en su desplazamiento parece  que llegaría no sólo a Europa sino a EE.UU., Canadá y aún a América del Sur.-

Es necesario reconocer que esto señala, sin discusión, la fragilidad  inédita, hasta ahora de esta etapa de la humanidad.-

Todavía está pendiente la solución del problema de la central nuclear de Chernobil, La ilusión, fruto de la miope visión ensoberbecida por el adelanto técnico-científico exponencial de las últimas décadas que hicieron pensar y creer que generaría una época de bienestar para toda la humanidad ha demostrado su falacia.-

EL físico y filósofo Werner Heisenberg  por la mitad del siglo pasado con absoluta claridad expresó: ”Aún cuando la ciencia y la tecnología pudieran emplearse como medios para alcanzar un fin, el sentido del resultado depende siempre de los fines para cuya consecución que se usen sean buenos”.-

Pero la decisión del sentido de los objetivos escapan del área de la ciencia y de la tecnología, decimos Ciencia sin Conciencia es un absurdo que puede llevar a trágicas y lamentables consecuencias.-

Parecería que no se ha asimilado ni digerido los nefastos episodios de la historia de la humanidad. Dejando de lado las antiguas guerras e invasiones por conquista territorial (como la de los mongoles, los vikingos, etc.), existieron  grandes civilizaciones e imperios: el esplendor del antiguo Egipto, el Imperio romano, el Imperio otomano, en América los Incas, los Mayas etc. que han desaparecido. Y más contemporáneamente el absoluto absurdo que representó la “Sagrada Inquisición”,la primera guerra mundial  en el siglo pasado y  aún más(hace no más de sesenta años) el flagelo del fascismo y el nazismo con la muerte en la segunda guerra mundial de  sesenta millones de seres y el ignominioso episodio de la Shoa (aniquilación) con los campos de concentración y los crematorios y ahora la “Jihad” (“la Guerra Santa islámica”).-                                                                                                                    Ya no es una lucha por un bienestar económico entre Norte y el Sur, entre el Occidente contra Oriente o viceversa. Es Civilización o Barbarie. Decadencia o Evolución (no re-volución).-

Para Eric Hobsawm (nacido en Egipto radicado en Inglaterra, profesor de historia): Barbarie significa: ”El trastorno y la ruptura de los sistemas y reglas y comportamiento moral por las cuales todas las sociedades regulan las relaciones entre sus miembros y las otras sociedades”. En realidad representa un retroceso hacia un atavismo de siglos atrás.-

Hay episodios de explotación  humana tanto infantil como operarios esclavizados, violencia con absoluto desprecio por la vida ajena, narcotráfico, corrupción, infame negociación con medicamentos adulterados  falsificados e ineficientes, denuncias con evidencia del empleo de niños soldados, etc. etc., que constituyen noticias corrientes.¡Hemos aprendido tolerar y a convivir con lo  intolerable!.-

La experiencia insustancial, la frivolidad sumada a la vulgaridad y la mediocridad (disfrazadas de distintas maneras) han contribuido al auge de lo irrelevante.-

“Hay un envilecimiento de la temporalidad” (expresión de Santiago Kovadloff), un culto a lo efímero, a lo triunfante, en la generalidad  de las sociedades descreídas de los valores trascendentes. Con el incremento de la tecnología industrial en múltiples ramos se nos ha implantado el “todo descartable”, todo de duración corta (no más de 5 años como mucho) para obligar a la renovación, una sistemática cultura “Light” del menor esfuerzo.-

El hedonismo reinante solo presagia más decadencia y miseria espiritual.-

Nos preguntamos ante el panorama expuesto en párrafos anteriores ¿hay una posibilidad de modificar este horizonte que se nos presenta? ¿O anuncia más acechanzas y desdichas que gratas perspectivas positivas?.-

 Hoy parecería que en los acontecimientos políticos-económicos-sociales que hay una elección entre una conducta violenta e irracional (por más reinvicatoria que crea que la justifica) y otra por otra parte una conducta racional, conciliatoria, más aún anticipativa, ordenadora y encauzadora de un verdadero cambio positivo del rumbo. Y esa elección compromete queramos o no a toda la humanidad.-

Hoy como ayer, hay un grupo  numeroso de seres que ansían la Luz, la Armonía, la Paz, la Convivencia, la Justicia, la distribución equitativa de la riqueza y de los bienes, el Respeto, la Dignidad del Hombre y de la Vida, la Comprensión, la Solidaridad, la Fraternidad, la conquista de la Libertad y de la igualdad.-

También existen (sin duda alguna, pocos quizás, pero a los cuales deberán sumarse cada vez más) hombres y mujeres que forjan un mundo mejor, un futuro más provisor, una condición de vida  mejor.-

La Humanidad necesita las construcciones que alberguen sus aspiraciones ideales.-

Y sí, la Esperanza es un elemento decisivo para cualquier intento de efectuar cambios positivos de cualquier orden, sean económicos, políticos o espirituales que nos llevan a un “vivencia” y toma de “conciencia”  diferente.-

La Esperanza es un elemento intrínseco de la estructura de la vida, de la dinámica vital.-

El tener Esperanza representa estar en una particular forma de ser. Se halla la Esperanza ligada a otro elemento de la estructura vital del hombre: la Fe.-

La Fe y la Esperanza son Virtudes y como tales poderosas fuerzas. Poderosas fuerzas que constituyen las energías estructurales para la acción, y no necesitan estar apoyadas (como las palancas) en algo o en alguien.-

La Fe es un poder que tiene la enorme particularidad de conferir o comunicar su fuerza realizadora a quien la posea, a tal punto que nada le resultará imposible a quienes se hallan inflamados de ella.-

Y como NO ES una creencia y repetimos tampoco es necesario que esté apoyada en nada, no nace de otra cosa que de sí misma. Tiene a igual que la Esperanza existencia propia. Funcionan energéticamente como fuerzas libres, reiteramos no como palancas.-

La Esperanza ni es ni debe ser  una espera pasiva, tampoco un violentamiento ajeno a la realidad de las circunstancias actuales. La esperanza en su forma absoluta tiene en sí latencias perennes y germen inmanifestado que por si mismo guardan la totalidad de las innumerables posibilidades. Es el gran repositorio de lo potencial, que lentamente mueve al mundo y a la humanidad en forma invisible hacia su destino.-

Si nos convencemos y aceptamos la trascendencia de como herramienta a la Esperanza, convirtiéndola en “Idea”, tendrá el poder de “Despertar” a la gente que se ponga en contacto con ella animándola  de un vital entusiasmo que se transforma en una poderosísimo vehículo que incrementa y canaliza la energía humana. Hay que sembrar las semillas que germinarán fructificando la cosecha.-

Si creemos en todo lo expuesto vemos el fin de una era o época de esta civilización y el parteamiento de una nueva que está ya en gestación.-

La Imaginación Creadora, basada en la Esperanza, el Poder del Pensamiento y de las Ideas, como así mismo el Poder de la Palabra que en esencia  darán sentido a nuestras vidas y al futuro de esa nueva civilización que avistamos y cuyo parto y nacimiento asistiremos, son mucho más que todo el enfoque pragmático materialista basado en el expansionismo económico y el consumismo que nos ha conducido  a una sociedad donde el conocimiento técnico-científico y los intereses es el fundamento de una búsqueda de una eficacia y eficiencia para un mayor beneficio económico más que una búsqueda de bienestar y progreso spiritual y humanístico de todos.-                                     Mayo,2012




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger