Bienvenido 20 de Enero del 2018
Visitas : 821866
Hoy: 49

Artículos

Imaginando El Futuro

El título del presente artículo representa la imperiosa y urgente necesidad de un replanteo serio y objetivo de la realidad de esta etapa en que está transcurriendo nuestra civilización y las sociedades en general.-


IMAGINANDO EL FUTURO

 

 

 

El título del presente artículo representa la imperiosa y urgente necesidad de un replanteo serio y objetivo de la realidad de esta etapa  en que está transcurriendo nuestra civilización y las sociedades en general.-

Creemos innecesario volver a destacar, ya lo hemos realizado en varios artículos anteriores, el panorama de las crisis periódicas, endémicas, que se están sucediendo cada vez en períodos más cortos entre ellas.-

Crisis de toda índole: política, económica, ideológica, social, educacional, moral, de valorización de la vida y la dignidad del ser humano, etc.-

Ya sugerimos, en realidad afirmamos, porque estamos absolutamente convencidos que la pérdida de valores espirituales y humanitarios Es la causa y No la consecuencia de esas crisis.-

La valorización prioritaria de una gran mayoría de la población es más un Tener que un Ser.-

El sistema económico capitalista, monetarista, especulativo, estimula el concepto de la necesidad de un crecimiento de las economías en forma continua.-

Los avances tecnológicos-científicos de todo tipo, favoreció la posibilidad de una producción en escala generando constantemente nuevos y variados elementos en una oferta permanente y tentadora.-

A nivel socio-político las agitaciones, reclamos y protestas (ahora los “indignados”) en los distintos países ponen claramente en evidencia una profunda decadencia de ideas, y la falta de puesta en marcha de nuevos e innovadores mecanismos correctores.-

A nivel ¿espiritual?, el fanatismo religioso con los violentos enfrentamientos y represiones (por ejemplo los ocurridos y aún continúan en el Tíbet,  Afganistán, Sudán, Irak, etc.) y la aparición del terrorismo  ahora también  en el ámbito internacional, nos sigue demostrando que estamos entrando en forma irremediable en el fin de una época y de un tipo de civilización en decadencia.-

Estamos absolutamente seguros que no somos los únicos que pensamos de esta manera. Ello no implica que no tengamos el compromiso (y compromiso=acción) y responsabilidad (responsabilidad=responder) hacia  las nuevas generaciones que nos heredarán. Tomemos conciencia de qué mundo les estamos y les dejaremos a esas futuras generaciones.-

Rhonda Beyne (australiana, escritora) en un artículo sobre la “Ley de la Atracción” expresó: “Hay un inmenso poder de la imaginación, cuando piensas en el futuro lo estás imaginando y lo atraes, estás viendo un visión real actual”.-

Nada existiría si no se hubiese imaginado antes. Un simple ejemplo: si alguien no se hubiese cansado de sentarse en el suelo, en una piedra o en un tronco de árbol y pensado (en realidad imaginado) una alternativa u opción la silla no hubiese aparecido.-

Los neurocientíficos  Karl Szpermas, Jason Watson y Kahllen McDemot (Washington University, Saint Louis, EE.UU.) en sus investigaciones que denominaron “viaje temporal mental” o la habilidad de imaginarse a uno mismo en un acontecimiento futuro, lograron, primera vez, identificar en el cerebro  regiones involucradas en la visualización de acontecimientos futuros.. Gracias a un “scanner de resonancia magnética nuclear  funcional (RMNF) observaron regiones activas (mayor circulación sanguínea) en el cerebro cuando imaginamos al futuro, zonas que coinciden si se recuerda al pasado. Así localizaron 3 zonas: lateral izquierdo del córtex, posterior derecha del cerebelo y preconex (superficie intermedia del hemisferio cerebral izquierdo).-

El estudio del sistema nervioso central y la neurobiología es una de las ciencias médicas que está avanzando últimamente. Hallaron 5 niveles de análisis en función con su complejidad: molecular, celular, sistemas, conductural y  cognitivo. Éste último es el nivel más superior del estudio del sistema nervioso y trata de comprender el mecanismo de la conciencia de uno mismo, el lenguaje o la imaginación. Es decir estudiar como la Conciencia se manifiesta en la razón.-

El hombre parecería que no puede evitar la fragmentación a través de la utilización de la razón.-

Elizabeth Salutouin (estadounidense, bióloga) expresó su opinión diciendo que la mayoría de los científicos aceptaron y aceptan la teoría de que la ciencia se mantendría neutral, libre de los valores e intereses sociales y que las nuevas tecnologías constituirían por sí solas el medio eficaz para resolver las necesidades.-

Como científica, continuaba, mi objetivo es encontrar el sentido de toda mi experiencia de Ser, del mundo y del cosmos. Anhelo un modelo científico, incluyente de la realidad que no separe mi experiencia del mundo físico de mi experiencia espiritual de la vida y trabajar hacia una nueva visión del mundo. La tierra evoluciona a medida que evolucionen sus criaturas. En el amanecer del siglo XXI estamos perplejos ante una visión del mundo que nos conduce a modos de existencia cada vez más destructivos, sin ninguna guía hacia la Sabiduría. Hasta aquí la cita.-

Hay que reconocer que toda experiencia humana ocurre (o transcurre)  dentro de la Conciencia y que  no podemos percibir ninguna realidad objetiva fuera de la Conciencia.-

Es común que cuando queremos imaginar un futuro (ya sea en forma individual o colectiva, o mejor aún para la sociedad y el conjunto de la humanidad) nos basemos en los conocimientos que el avance exponencial que  la ciencia y la técnica  han aportado y nos ofrece  en estas últimas décadas y lo que hacemos es extrapolarlos confiando en que continuarán incrementándose, pero nos reducimos al aspecto materialista de la vida.-

Como ejemplo transcribimos unos párrafos que figuran en el Proyecto Milenio en donde plantean una proyección hasta el año 3000 sobre el avance de la “robótica”:

“Durante el siglo XX los  robots vinieron ante la necesidad de realizar trabajos peligrosos y fundamentalmente trabajos repetitivos. Así se desarrollaron detectores de minas, desactivadotes de explosivos, limpieza de fosas sépticas. Pero también se utilizaron en las cadenas de producción de todo tipo de industrias, como auxiliares médicos, para la exploración espacial, etc. En el 2220 ya se autoreparaban y se “auto replicaron” con capacidad de evolucionar mejorando las tareas, entender el lenguaje y encontrar por sí mismos las soluciones ante circunstancias especiales-  Adquirieron “emociones”, algunos neurocientíficos pensaron que los robots razonaban... En el 2235 empezaron a parecer humanos: filósofos,  políticos, actores, artistas, profesores. Se anuló el espíritu competitivo. Podían explorar el espacio estelar, ya que toleraban entornos de radiación, calor, aceleración, etc. que ningún humano soportaría. Las máquinas se interconectaban a través de programas adaptados y esto les dio “inteligencia global”. Lo que aprendía uno lo aprendían todos. Siguió transcurriendo el tiempo, empezó a escasear los recursos; seriamente se comenzó  la selección natural (nosotros agregamos ¿darwiniano?)  y la artificial. Se distribuyeron los recursos entre los más aptos: ¡los robots!. Volvieron términos como la esclavitud. ¡Los robots eran la evolución! . Entonces comandos humanos comenzaron un estudio intensivo sobre las “máquinas” para intentar descubrir sus debilidades, tanto mecánicas como “emocionales” a fin de establecer una estrategia que terminara con la capacidad de autoreplicarse. Se usaron conceptos como ingenuidad, creatividad y distracción lográndose estabilizar la población de los robots. Esto en una apretada síntesis de una posible ciencia ficción, algunas películas ya se elaboraron al respecto.-

 En otras oportunidades ya hemos reiteradamente  planteado que estamos  trascurriendo una etapa de nuestra civilización en la cual predomina un pragmatismo materialista que favoreció la lucha de intereses personales favoreciendo un individualismo egoísta y competitivo e intereses corporativos generadores de permanentes conflictos.-

Bart Wilson y Vernon Smith (de Virginia, EE.UU.) desarrollaron un experimento virtual llamado de las “unidades rojas y azules” (o el nacimiento del intercambio). Se selecciono un grupo de voluntarios  que se ubicaron frente a una computadora, dispuestos a participar de un juego para recibir una recompensa en dinero. Cada uno podía “consumir” unidades virtuales rojas y azules durante breves períodos existiendo un lapso de 100 segundos entre ellos. Cuando mayor era el número de unidades que obtenían mayor sería la ganancia. Los jugadores desconocían que en realidad estaban divididos en dos grupos programados uno para producir unidades rojas  con mayor rapidez y el otros para hacerlo con las azules. Cada jugador podía observar en su pantalla lo que estaban haciendo los otros jugadores y durante los intervalos podían “chatear” entre ellos. En un momento un jugador le dijo a otro: yo hago las azules más rápido y veo que tu las rojas. Hagamos algo, yo hago las azules y tú las rojas y luego intercambiamos. Al principio fueron dos jugadores pero luego se extendió entre todos, dándose cuenta que la especialización de obtener unidades de una solo color era arriesgada pues no habría recompensa. Hasta aquí el experimento. ¿Por interés descubrieron el beneficio de la cooperación?                                                                                            Peter Joseph (creador del movimiento Zeigeist, que funciona en 70 países) sostenía que el sistema  económico es la fuente de los mayores problemas sociales. Tomando como ejemplo lo que se considera la primera potencia mundial los EE.UU., cita que el 20% de la población estadounidense controla el 85% del dinero. La familia Walton (dueña  de Wahl Mart) poseía 90 trillones de dólares, mientras un 40% de la población tenían 95 trillones. Cuando mayor sea la iniquidad adquisitiva entre ricos y pobres, mayor la tasa de problemas: homicidios, drogas, enfermedades mentales, obesidad, mortandad infantil, embarazo de adolescentes, delincuencia, etc. etc.-

Sus seguidores Jaques Fresco y Roxane Meadwos proponen una economía basado en los recursos y sostienen que el sistema global no sólo es posible sino necesario. Podían afirmar, para considerar sólo un aspecto, decían, el hambre: hay suficiente comida (o los métodos técnico-científicos para lograrla) pero no hay suficiente dinero para pagar por ella para una inmensa masa de la población del planeta.-

Nada de lo planteado es novedad, sabemos con claridad el mecanismo que pareciera natural de la concentración de capitales en un pequeño grupo  porcentual de la población y el beneficio a costa de una gran mayoría.-

El estímulo interior motivador de la Ambición  funciona tanto a nivel corporativo como individual, aunque con diferentes niveles de intensidad, y por supuesto de oportunidades que la favorecen.-

Es necesario reiterar el total convencimiento  que estamos cursando una etapa  de la civilización que está colapsando y la necesidad de generar un cambio es imprescindible. Es necesario que la Idea se “encarne” en nuestras mentes, asumir la responsabilidad y compromiso de contribuir a gestar un futuro diferente y mejor para nosotros y las generaciones que nos sucederán.-

El actual sistema fundamentado en un consumismo utilizando sin ningún control los recursos no renovables y produciendo la contaminación tanto del aire, como de la tierra y del mar con los daños ecológicos, la deforestación aumentando la desertilización y los cambios climáticos que están ocasionando, está haciendo que el Planeta en su deseo de sobrevivir este reaccionando: terremotos, maremotos, aumento de la intensidad y frecuencia de los huracanes, sequía, inundaciones, etc.-

Hay una Realidad Verdadera, aparente, objetiva, pero también hay una Verdadera Realidad que se manifiesta en una Unidad existencial integral.-

A medida que los individuos se “despierten” se darán cuenta y vivenciarán esa  Unidad.-

No subestimemos el efecto multiplicador, ni el llamado efecto “dominó” y generemos una onda expansiva de Esperanza de ese mundo mejor que anhelamos y podemos imaginar.-

Hay un dibujo en un libro de historia antigua,  Egipto y Grecia en el cual se veía un globo terráqueo calzado sobre una tortuga en medio del espacio. La interpretación simbólica del gráfico es simple. La tortuga simboliza la Esperanza que lentamente mueve al mundo hacia su realización.-

Los que hemos seguido (¿optado?) el camino espiritual y estamos iniciados no somos insensibles a la problemática humana, y para ser sinceros es nuestro deber asumirla como servidores.-

 No somos impotentes, como responsables comprometidos gestores de un cambio positivo en la evolución humana, contribuimos a una toma de Conciencia distinta.-

Reforcemos permanentemente los pensamientos positivos. Sabemos con seguridad el enorme Poder de la Palabra y de la imaginación creativa.-

Existe una posibilidad concreta de una existencia colectiva, llena de Luz, Armonía, Sabiduría e Integración.-

Para terminar transcribo dos poesías de Omar Bruni, un poeta que en el transporte público obsequia con “buena onda”  copias  de algunas de sus obras:

Despertar

Fue una chispa pequeña

Apenas un brillo fugaz

Por primera vez darte cuenta

Que nada de este mundo es real

 

Creíste que iba ser fácil

Toda tu vida cambiar

E ingenuamente volviste

Una vez más a errar

 

Pero es muy largo el camino

Y difícil de seguir

Y entre tantos obstáculos

Es más fácil dormir

 

Mas tus sigues luchando

Y es ese tu vivir

Buscar nuevos caminos

Y la razón de tu existir

 

Brindo entonces por ti, hermano

Si ya no vuelves atrás

Pues estás abriendo el camino

A una nueva realidad

 

Apocalipsis

Y llegará entonces

El fin de este mundo,

Mundo cruel y sin sentido

De violentos y egoístas

 

Y será, pues, el momento

De cruzar la barrera

Rescatar sinceramente

Los valores humanitarios

 

Noviembre,2012




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger