Bienvenido 20 de Enero del 2018
Visitas : 821872
Hoy: 55

Artículos

La Realidad Subjetiva

El mundo en que vivimos, nos movemos y tenemos nuestra existencia, no es mas que la proyección de una Realidad Única e Indivisible que se manifiesta a si misma en esta proyección de imágenes que llamamos universo.


El mundo en que vivimos, nos movemos y tenemos nuestra existencia, no es mas que la proyección de una Realidad Única  e Indivisible que se manifiesta  a si misma en esta proyección de imágenes que llamamos universo.

 

Uno de los nombres con que se la llama a esta Realidad subjetiva es “Madre Naturaleza” que es el cuerpo mismo del Creador, ese Arquitecto manifestándose.

 

Desde Oriente  nos viene la idea de que esta proyección que ellos llaman “maya” que quiere decir “ilusión”  es algo irreal  o  falso,  lo cual no es así.

Si alguien a quien desde el nacimiento le falta lamentablemente  el sentido de la vista,  el mundo que el tiene es algo fragmentario y parcial y por supuesto muy distinto de la persona que posee los cinco sentidos básicos, pero si por algún motivo medico o natural su visión es restaurada, el mundo que vera será completamente distinto a como el lo imaginaba.

En realidad nada  de lo que existía cambio, el cambio se produjo en su visión  que ahora ve todo mucho más real.

 

Por eso se dice que el hombre común, el profano, no ve al mundo de la misma manera que lo ve un Adepto de la Ciencia  Espiritual,  o por lo menos debería ser así.

 

El Iniciado contempla al mundo objetivo como algo totalmente distinto al hombre común, es decir lo contempla  primero como algo Logoico es decir, el Arquitecto habla y crea y sostiene al universo por sonido letrado y  segundo, que a la vez lo proyecta como imágenes con movimiento, color, forma y argumentos de vida, historias que se continúan a través del semillado de la vida (karma o huellas samsaricas)   ya que la reencarnación es una mala interpretación de este semillado, no existe un alma o ego que va de vida en vida , si existe pero es temporal , existe solo durante la existencia objetiva o material.

 

Para tratar de  llegar lo mas cerca posible al concepto que se esta tratando de transmitir, pondremos como ejemplo que este Ser Cósmico Eterno y Único, se manifiesta de la misma manera que un  actor teatral  encarnase a distintos personajes en una escena teatral, y que no solo los personifica sino que también los anima en sus distintos papeles,  pero aun así El  no deja de estar presente en cada uno de lo personajes  representados  y  todo cuanto nos rodea,  aun la  escenografita  es una creación propia del autor, actor y escenográfo.

 

Por lo tanto esto nos dice primero que nunca dejamos de ser El,  segundo que las religiones o sistemas iniciaticos simbólicos no son para un conocimiento intelectual   o  interpretaciones literales,  sino que es algo para tener una experiencia viviente  y todo lo que tenga que ver con imágenes religiosas o dioses son verdades interiores  que hay que vivirlas para conocerlas, cualquier otra cosa es solo discurso inútil,  esa experiencia, esa vivencia, ese contacto directo con ese Ser Cósmico, El Arquitecto , es lo que se llama trance místico,  eso es lo que separa a un Sabio (sabe por experiencia personal)  de un creyente,  cree pero carece de la experiencia mística, el contacto directo con el Mis-terio. 

Por ejemplo hablemos del cristianismo,  Jesús, Maria y José  son aparte de manifestaciones objetivas,  realidades internas,  verdaderas y subjetivas.

 

Para conocer estas Realidades subjetivas  hay que vivirlas,  esto no quita que en su hora hayan existido como personalidades humanas.   

Por lo tanto el “yo” es un enemigo mortal del hombre, ya que no tiene existencia real, es un personaje creado a los fines de la manifestación física u objetiva para participar de la  obra en la puesta en escena.

Por lo tanto, no nos tomemos tan en serio  y mientras tanto cultivemos la impersonalidad   ya que TODOS  somos ese Creador que mientras El  quiera existimos en este plano como una entidad separada a los fines mencionados y  a la vez  somos ese Ser Único en el plano subjetivo, cuando  el actor termina su escena y su parte en la obra cesa, deja de ser el personaje y vuelve inevitablemente a ser el  Autor.

 

Por lo tanto la pregunta es “Existe la muerte”  por un lado existe para el personaje que deja el escenario, pero por el otro lado vuelve a Ser con toda conciencia  El Creador, el cual nunca dejo de serlo,  lo importante es tomar contacto con esta verdad vivencial   y  entonces exclamar como en el Eclesiastés  “¿Donde esta  o muerte tu aguijón, donde esta o muerte tu victoria?”

 

                                                                                                        Julio, 2012

 

 




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger