Bienvenido 21 de Abril del 2018
Visitas : 865565
Hoy: 47

Artículos

La Leyenda De Abidis

COMENZAMOS AQUÍ UNA NUEVA ETAPA EN LA CUAL SE DARAN A CONOCER DISTINTAS LEYENDAS CON UN GRAN CONTENIDO SIMBOLICO.


LA LEYENDA DE ABIDIS

 

 

 

Existía en la antigua  Andalucía  (Turdetania)  la leyenda de ABIDIS  decía dicha leyenda que al Rey de los curetes, Gargoris,  su hija le había dado en forma ilegitima un nieto,  sintiendo una enorme vergüenza por este hecho quiso hacer desaparecer  al pequeño niño.

Mando a sus hombres que llevaran al niño a un bosque cercano para que fuera pasto de las fieras, espero unos días y mando verificar su muerte pero el niño estaba excelentemente bien, ya que las fieras que debían matarlo , no solo lo habían protegido sino que también habían proveído que fuera debidamente amamantado.

El rey furioso mando entonces que en sendero por el traían  gran cantidad de ganado al reino, fuera colocado el pequeño para ser pisoteado hasta su muerte,  pero el ganado al llegar al niño lo evitaban o saltaban sobre sin siquiera rozarlo.

Mando entonces fuera arrojado a una jauría de perros  hambrientos , los cuales fueron hambreados a propósito  para matar al niño, pero ni siquiera  lo  tocaron,  lo mismo paso cuando lo arrojaron a un chiquero lleno de cerdos sin comida,  pero tampoco paso nada.

 

En su desesperación y furia el rey Gargoris hizo partir a un barco con su nieto abordo con órdenes precisas de ser arrojado durante una tormenta a las olas embravecidas del mar,  cosa que fue cumplida por sus hombres  los cuales volvieron al reino  para informar al Rey del éxito del la misión.

Pero ellos no pudieron ver que las furiosas olas  llevaron con suavidad al niño hasta una playa totalmente seco, y una cierva se encargo de amamantarlo junto a sus cervatillos.

El niño  creció fuerte y sano corriendo con la manada,  era un niño ya crecido cuando unos cazadores  lo atraparon y se lo llevaron como regalo al Rey,  el cual al verlo reconoció de inmediato a su nieto por una marca de nacimiento.

Quedo el Rey  tremendamente asombrado y no menos maravillado que su nieto hubiera sobrevivido a tantos peligros de muerte  segura y comprendiendo que el niño tenía un destino, lo nombro su sucesor del reino a su muerte y lo llamo Abidis.

A la muerte de su abuelo, Abidis tomo el mando del reino y se aplico a su progreso con gran sabiduría, enseño el respeto por la ley,  a multiplicar el ganado, a sembrar y cosechar el trigo,  como almacenarlo y tener alimento en las épocas de privaciones por sequías, inundaciones u otros males.

También al ir creciendo  el pueblo lo separo en siete ciudades  y prohibió la esclavitud.

Durante su reinado crecieron las  ciudades, progreso el reino y busco un buen sucesor para continuar su obra a su muerte.

Por lo tanto Abidis cumplió inevitablemente con su destino de gloria y victoria trayendo el progreso, la ley, el orden y el bienestar a su pueblo.

 

Octubre del 2012




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger