Bienvenido 20 de Enero del 2018
Visitas : 821916
Hoy: 99

Artículos

Dios, El Principio Supremo Como Verbo

Mucha gente en que la “necesidad religiosa” es de orden imperativo, suelen aceptar muchas veces cualquier explicación que calme sus angustias y entonces sucede que suelen ser arrastrados por “espíritus guías” “maestros espirituales” y sacerdotes de todo tipo, cuando lo que necesitan es ser arrebatados a los cielos, como es la figura clásica.


     DIOS,  EL PRINCIPIO SUPREMO COMO VERBO

 

 

Mucha gente en que la “necesidad religiosa”  es de orden imperativo, suelen aceptar muchas veces cualquier explicación que calme sus angustias y entonces sucede que suelen ser arrastrados por  “espíritus guías”  “maestros espirituales” y  sacerdotes de todo tipo,  cuando lo que  necesitan es ser  arrebatados   a los cielos, como es la figura clásica.

La mística  es algo que ocurre en el plano emocional y NO en el racional, no es algo que pueda ser razonado, es como el arrebato que produce el enamoramiento entre dos personas, es vivido, jamás nadie se detiene a razonarlo,  ¿para que ?  Si es una vivencia que debe y merece ser vivida, experimentada.

Pero estamos los que necesitamos, aparte del  arrebato,   comprenderlo, ¿saber de que se trata?  ¿Quién o Que es ese Dios_Verbo?  y que como en el caso de los enamorados hay un intercambio de comunicación y vivencias que calienta y arrebata el corazón.

Cuando uno profundiza el concepto del Dios-Verbo, comprende que ese Dios-Bueno que conciben las religiones genuinas,  y  Aquel Dios que se manifiesta como El que Habla en todos los idiomas que han existido, existen y existirán es UNO y el mismo,  que se manifiesta como Beneficiente, Veraz y Eterno.

 

Es  el Dios bueno que nos saco de Egipto la “tierra de servidumbre”  y esto ES lenguaje simbólico,  lenguaje imaginarial,  ya que ese Dios –Bueno  ES un continuo de Sabiduría y  No un Ser material  o  vital.

El comprender esta  gigantesca diferencia es de extrema importancia, ya que no importa si la religión es monoteísta o el politeísta,  sino  comprender la naturaleza de este Principio de Conciencia del  que” imaginamos”  que recibimos nuestra substancia  existencial.

Están los materialistas que dicen que lo que nos creo es la naturaleza  (sin saber explicar bien que es),  luego los vitalistas que interpretaron y aun lo hacen  al Principio  como algo falico o genético  y por ultimo los que comprenden que ese Principio es un Continuo  Espiritual que habla y crea y recrea a permanencia el universo y su contenido.

Ha  habido reformadores  cada vez que la humanidad  debe rectificar su rumbo, cuando ha dejado de entender que el instrumento espiritual por excelencia es la palabra en el hombre, como Moisés, Juan,  Zarathustra y tantos otros.

Por eso hoy en día  se puede ver venir una reforma, ya que los símbolos del Verbo están caídos, esto ya paso antes, no es nada nuevo. Cuando una civilización  cae en la interpretación  del Principio Creador como fuerzas instintivas, sexuales, o vitales que es lo que pasa hoy en día, la reforma esta en camino.

 

 

La sabiduría Primordial se viste con el ropaje de las letras para manifestarse,  eso es lo que hizo el cristianismo, que en sus comienzos manejaba el lenguaje griego, ya que lo interpreta como el Alpha  y   la Omega,  para el judaísmo el Principio  y  Fin es la letra Aleph  y cuyo significado es toro.

La antigua religión del Dios Mitra en la que el toro es muerto (el Verbo, la cabeza del toro es la letra A invertida, primera letra de casi todos los alfabetos)  es totalmente genuina y mística y es igual al simbolismo de Moisés de la serpiente crucificada durante el éxodo,  o  el Verbo hecho hombre crucificado en la cruz de los elementos del cristianismo  o el Dios que habla hecho hombre del Hinduismo (Krishna),  también en la América precolombina como es el ejemplo de Yacatcuhtli , divinidad de los Poschtecas, que es un nativo que arrastra una cruz sobre si mismo , tal como el caso de Jesús camino a su Gólgota.

Siempre que el hombre  se desvía del Principio  se adviene una reforma  tal como esta ocurriendo ahora.

Ese Principio es un Principio  Logoico (que habla) y que en el hombre se expresa como luz de la conciencia y que le han dado y le dan muchos nombres, tal como ocurre en la masonería actual donde ese Gran Arquitecto que ellos conciben es  el mismo Principio que se  manifiesta como Sabiduría, Conciencia, Mente, Imaginación, Razón Pensamiento,  y Obra  conciente.

 

Entonces  ese Dios que habla en nosotros el Uno y el mismo Logos,  La  Voz que en el Principio dijo  “Sea  Luz y Luz Fue”.

EL  es el Uno y no tiene segundo es Una Sola Cosa,  es Ese Verbo que se hizo carne y habito entre nosotros y vimos su Gloria. (Gloria es toda luz que emite un cuerpo).

A esta Unión entre el hombre y Dios mismo son los relatos de todos los místicos de la historia, tanto del Judaísmo, como del Cristianismo y también del  Islam tal como ocurrió con Bayasid que dijo: “Por treinta años el Dios trascendente fue mi espejo; ahora, soy mi propio espejo” quiere decir que aquello que era, ya no lo soy, el Dios trascendente es El que habla   y yo he desaparecido.

La masonería guarda la regla de Oro de la antigüedad y es que el hombre no sabe hablar y que debe aprender a hacerlo,  regla que esta también en las religiones  genuinas como dice el evangelio cristiano “que tu hablar sea si, si o no, no “ lo cual quiere decir que hablar (como ocurre hoy en día) en forma superflua e intrascendente  sin comprender que “la palabra” es  Dios mismo en el hombre  ES una desviación y se impone la reforma,  reforma que si el hombre no escucha “La Voz”  en el mismo,  será dolorosa y si la escucha será pacifica,   pero la reforma esta en curso,  es una verdadera RE-Evolución  que no se puede parar, ya que viene por si misma,  no la trae nadie.

 

 

   Junio del 2013




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger