Bienvenido 26 de Abril del 2018
Visitas : 868991
Hoy: 56

Artículos

El Camino Hacia La Libertad Interior

Las personas generalmente o casi como una norma, se comparan con otras, para ver si son mejores, más inteligentes y hasta compiten en eso.


EL CAMINO HACIA LA LIBERTAD INTERIOR

 

 

 

Las personas generalmente o  casi como una norma,  se comparan con otras, para ver si son mejores, más inteligentes y hasta compiten en eso. Las personas verdaderamente inteligentes jamás se comparan, saben que es una perdida de tiempo y energía que se malgasta.

Mucha gente jamás pregunta para descubrir, sino para demostrar que son mas inteligentes que el que responde,  no preguntan para tener una visión  mas amplia,  sino  para criticar al que esta enfrente,  existen familias enteras  que malviven por este problema,  pasa en el trabajo, en la calle, en la propia casa.

Esto es estar  “sujeto”,  es ser un sujeto,  estar condicionado a algo o a alguien.

Lo que es liberador es observar,  observarse  a si mismo,  lo cual nos lleva si no somos necios a darnos cuenta que estamos condicionados, condicionados  por religiones, nacionalismos, razas, posiciones sociales, capacidades intelectuales.

Cuando uno es algo  se esta dormido, sujeto, condicionado,  he escuchado muchas veces decir “pertenezco” a tal religión o movimiento político o a tal escuela iniciatica, no se dan cuenta que “pertenecen” que no son libres, que están “sujetos”

Cuando  nos damos cuenta y aceptamos el hecho, ya sea porque alguien nos lo dice o por que nos damos cuenta por nosotros mismos,  el despertar de la conciencia aumenta.

 

 

 

Es  entonces que hemos vencido un enemigo interno,  es una batalla ganada  hacia la libertad interior.

De que vale practicar todas las oraciones, cumplir con todos los protocolos  iniciaticos o religiosos, si no osamos  liberarnos de los grilletes de la personalidad, de los gritos, rezongos y criticas constantes.

No se trata de “pertenecer” a tal o cual sistema, sino de utilizar los medios puestos a nuestra disposición para lograr la libertad interior. La Orden nos da un sistema que consiste básicamente en lo que es conocido como La  Regla de Oro y que consiste en  cuatro reglas a  las que hay que atenerse para tener éxito en nuestra empresa iniciatica  y son: Osar, Poder, Saber y Callar,  podríamos semejarlo a un coche que anda sobre cuatro ruedas y es como debería ser, pero la gran mayoría solo  practican el “Osar, Poder” o sea dos ruedas, lo que se dice una bicicleta.

Osar, Poder es hacer sin haber aprendido el Saber y así resultan las cosas,  no se va muy lejos con una bicicleta por más que se pedalee.

El hacer es siempre desarrollista,  en la vida común y en la iniciatica y en ambas    ¿Que puede desarrollar un hacer ignorante?

Aclarando más el asunto podemos decir que  Osar-Poder  es hacer algo sin haber aprendido el Saber que implica nuestra Ciencia y por supuesto las cosas no terminan de salir bien.

La única manera se Ser realmente útil es Osar-poder junto con Saber y Callar.  ¡Que Ciencia la nuestra!  Cuanto mas se investiga mas profundo se va,  siempre se esta comenzando.

 

Todo esta Ciencia y su practica debe ser aprendida y aprender quiere decir también “disciplina” “constancia” “perseverancia”, nadie llegara muy lejos  en el aprendizaje sin constancia disclipina y perseverancia.

Es por eso que si bien los libros son de gran ayuda, nada suplanta el trabajo en el templo, el cual debe ser practicado en forma consciente y con conocimiento de que es cada  símbolo y como funcionan solo o en conjunto.     

Por ejemplo en una iniciación, el iniciador debe Saber, lo que va a hacer y porque , debe Osar y Poder hacerlo y debe Callarlo, y sobre todo el conductor del auto debe querer hacerlo bien, si desea que el proceso de un segundo nacimiento sea exitoso, por supuesto que el iniciado  en los primeros niveles debe ir siendo bien instruido y para eso los instructores deben Osar, Poder, Saber y Callar, sino Saben será una construcción inestable, pero el resto debe ser puesto por el iniciado mismo, porque por mas que  el taller y sus miembros pongan lo mejor de si. Si el iniciado no practica esas cuatro reglas tendrá solo una bicicleta o a lo sumo un triciclo. 

 

Julio 2013




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger