Bienvenido 20 de Enero del 2018
Visitas : 821919
Hoy: 102

Artículos

Nuevamente Acerca De Esoterismo Iniciatico

Ha comenzado un nuevo año. Nuevos interrogantes se nos plantean. ¿Cuáles sueños intensamente sentidos se harán realidad?

Ha comenzado un nuevo año. Nuevos interrogantes se nos plantean. ¿Cuáles sueños intensamente sentidos se harán realidad?-

¿En cuáles de los planos los hemos imaginado?:

¿En el plano psico-biológico? Deseándonos: Salud. ¿En el material- económico? Deseándonos: Bienestar y “progreso”. ¿En el anímico- emociona?’ Deseándonos: Armonía en nuestro núcleo familiar y social. ¿A nivel humanidad? Desando una Paz activa, una mayor Justicia Social, un Mundo más solidario e igualitario gozando de Libertad en todos sus aspectos y niveles.-

Y es lógico que en cierta medida todos estos anhelos sean compartidos, pero una de las características del Ser humano ha sido su necesidad y su ansia de Libertad. El desarrollo histórico de la civilización nos señala que ha sido el motor su búsqueda. Inicialmente quizás para no depender exclusivamente de la naturaleza (creyendo ilusoriamente que podía independizarse de ella) en la obtención de sus alimentos iniciando la agricultura y la ganadería, creando vivienda para protegerse de los cambios climáticos, etc.-

Los acontecimientos nos marcan que no nos podemos sentir que nos liberamos de la naturaleza: Terremotos, maremotos huracanes, inundaciones, etc.-

Pero, lo más importante a nivel espiritual ¿Qué nos proponemos?-

Aunque seamos reiterativos podemos decir que en nuestra época actual en general, sin temor a equivocarnos, reina la confusión ideológica, un trastrocamiento de los valores y parámetros morales la falta de una aplicación en la cotidianidad de una ética en la vida, de dar un sentido a la existencia y la dignidad del valor de ella.-

Una gran mayoría de los seres humanos están regidos, (consciente o inconscientemente)  por un pragmatismo materialista consumista. Algunos buscan su compensación en la Fe y creencias religiosas, ya se las tradicionales o las sectas innovadoras  que están surgiendo como respuesta a una necesidad espiritual.-

Pero en el extremo opuesto se nos presenta un fanatismo dogmático retrógrado que nos quiere  retrotraer a épocas de un oscurantismo que y deberíamos haber superado. Estamos en el siglo XXI, hace tiempo que la Edad Media ha quedo atrás. El siglo XIX nos aportó y nos  trajo el triunfo de la Razón. Y ahora ¿Qué podemos esperar?-

No es extraño que al hombre se lo considere como un sujeto, en sus dos acepciones: como objeto y como “preso”,”limitado” “atado”.-

Algunos intentan evadirse buscando un grado de Libertad en la Poesía,  en la Estética, en el Arte, en la Ciencia, en el progreso económico, etc., etc.-

 Pero también existen verdaderos y genuinos buscadores de una Verdad trascendente (a ellos lógicamente está dedicada esta página), que sienten una urgencia interior que los impulsa a  agitar sus condicionamientos, sus pre-juicio, y lograr un cambio esencial. Un cambio para obtener un poco de Luz y Esperanza, un poco de Luces de Ciencia y vélelas para sus corazones y mentes y que ello sirva para energetizar las fuerzas anímicas (motoras reales de la acción) que los conduzcan a fortalecer su latente voluntad de real-ización, de SER-

Como ellos no estamos dispuestos a conformarnos. Y tomamos el concepto de “conformarse” en sus dos acepciones: una como resignación y otra como adoptar la forma ( con-formarse) a lo que socialmente es aceptado, olvidando el verdadero destino del Ser humano en su proceso evolutivo.-

Es por ello que nos sentimos “obligaos” a volver hablar sobre “esoterismo iniciático”. Es un compromiso asumido a devolver lo que hemos recibido de esa fantástica suma milenaria de Fuerza y Sabiduría que recibieron la dedicación y la energía de nuestros antecesores, cuyos “sueños” esperan su concreción. Colosal acumulación de Esperanza de todas las Edades y de la cual nos viene la “inspiración” y la fuerza para intentar cristalizarlos.-

El proceso de Libertad y expansión de la Conciencia individual y colectiva estuvo permanentemente evolucionando con actos de sacudimientos (a veces dolorosos, otras menos) logrando Libertad de las limitaciones dogmáticas, liberando la Razón y alumbrando la Ciencia y la Filosofía.-

Es hora que la “Intuición” y la “Imaginación conciente” (gran poder latente en el Ser humano y por ende de la humanidad) sean liberadas para que surja el “Hombre Nuevo”, el hombre ético, el hombre humanista, el hombre espiritual unido a su esencia.-

Mauricio Leenhardt, antropólogo francés, en una publicación del año 1960 explicaba: existía una identificación mística con la Naturaleza del ser primitivo (a nosotros nos gusta decir primario). En el corazón de los caledonios permanecía la convicción de  que una “misma sustancia” lleva en sí la forma del cuerpo humano tanto como el del vegetal. Pero ese “Mito de identidad”   no estaba formulado en narraciones mitológicas, sino que era “vivido y sentido” en las fibras del ser, cita tomada de A. Haber (Un símbolo vivo) quien manifiesta: “Esta interpretación supone una Unidad Cósmica Primordial en la cual todo lo existente está incluido”.-

El concepto de individuo que mantiene actualmente la psicología parece recapitular las etapas que marcan la rotura con los lazos afectivos que lo unían al resto de la Creación. Pare llegar a la individuación y a la personalidad, el Hombre ha roto su identificación integral, quiebra la Unidad original constituyéndose la polaridad psique-mundo, objetivizando un “mundo exterior” resultante de la fragmentación de la Unidad original. La experiencia de la “realidad” que constituye el mundo de la Ciencia común (y nuestra actitud cotidiana) “es posterior” a la experiencia de la “Realidad una”, la Realidad original que es vivida y sentida, donde lo consciente individuado y el Principio de Conciencia no se han separado.-

Volviendo a ese “Nuevo hombre espiritual” será capaz de “engancharse” como agente activo, participativo, de la enorme tarea de plasmar el progreso en el plano espiritual, progreso que tiene significación en la evolución y el florecimiento de las Luces, de la Libertad de pensamiento, en la expansión  de la Conciencia.-

Creemos firmemente que llegó la hora (o el momento) de trascender el reducido círculo de los que en él iniciaos, para ir convirtiéndose cada vez más en una cultura generalizada. La lucha de la Luz contra  la Sombras, del Bien contra el Mal, de la Sabiduría contra la ignorancia siempre es y ha sido desigual.-

La mentalidad occidente está madura (pese a todo pesimismo) para tener otra visión de las cosas. La “Sabiduría perene” no necesita progresar. Lo que el hombre necesita, debe y puede progresar en la noción de que de ella tenemos que siempre es parcial e incompleta, por ello puede modificarse.-

En el primer párrafo  redactado en los objetivos planteados al comenzar esta página Lumen de Lumine, declaramos que “Todavía hoy Occidente sigue esperando el desarrollo de su propia “Cultura del Alma”.Hemos tomado “prestado” algunas cosas de Oriente, se  divulgó el Yoga (la mayoría de las veces como práctica y ejercicio en el aspecto físico con algunas “assanas” del “Hatha Yoga”) pero no en el aspecto espiritual de  unión, de re-ligar. Se desarrolló “sistemas” de concentración mental, de Reiki…

Pero en los augustos Misterios de la antigüedad los extranjerismos no eran aceptados por considerarlos inadecuados, se consideraban una trasgresión.  Oriente tomó de Occidente la cultura intelectual, el progreso técnico- científico, alejándose de su propia espiritualidad.-

Por ello hablamos e insistimos, como hicieron en su momento nuestros antecesores, la necesidad de nuestra propia Cultura del Espíritu(o del Alma) que se ajuste y adapte a nuestra particular idiosincrasia.-

Ninguna semilla guarda en el misterioso de su íntima sustancia (como memoria genética) otra cosa que las tendencias en ella impresas como trasfondo potencial por lo vivido en su propia especie a través y a partir del intemporal momento de un “Principio”.-

Similarmente el Hombre trae en su interior latencias arcaicas producto del fruto sublimado de miedos, anhelos, amores, ansias, luchas, derrotas, frustraciones, etc. que sedimentaron por milenios. Y es por ello reiteramos que debemos desarrollar nuestra “Propia Cultura espiritual”.-

La esencia del “esoterismo espiritual” es el tráfico y la “canalización de las fuerzas provenientes de las insondables profundidades del Ser, es traer las arcaicas latencias propias de la raza. No se puede alumbrar lo que no se posee. Es necesario ser auténticos, y reiteramos el que sigue el camino de la vida espiritual esta “comprometido y abocado” a dos obras: una menor de autoperfeccionamiento y otra mayor de proyección en beneficio de la humanidad. No son dos labores que puedan desarrollarse  o intentarse en forma separada, o una después de la otra, son y deben ser simultáneas.-

En esto radican los objetivos a los cuales respondemos, al Espíritu de Servicio. La obra menor se cumple en la medida que crecemos en la mayor (no podemos recibir si no damos) y según demos crecemos. Se recoge lo que se siembra. Si no se trabaja no se recibe “el justo salario”.- 

Entonces entendemos el “esoterismo iniciático” como una obra encaminada en primer lugar al autoconocimiento y el “qué somos, de donde venimos y a donde vamos” que tienen que se respondidos de una manera completa, es decir integral. Es una auto real-ización que apunta a redimirlo ancestral mediante la transmisión de su contenido y la paliación de la tremenda fuerza acumulada en el ejecución del logro de Libertad, de Luz y Belleza, Progreso y Paz.-

El pensamiento debe liberarse de ideas preformadas, dogmáticas y esquemas pre-hechos. La imaginación debe desprenderse de lo ilusorio y aprender a Ver, y ello lógicamente requiere una técnica y de herramientas adecuadas.-

Existieron movimientos en Occidente que pudieron producir la eclosión y surgimiento de una verdadera Cultura del Alma como: La Cábala, la Alquimia (siglos XII y XIV), la Teosofía (siglo XIX) aunque sufrieron decadencias de las ideas primogénitas.-

Y si  denominamos al “esoterismo iniciático” como Ciencia y Arte Real ( de Realidad , no de realeza) es porque se ocupa de las cosas del “misterioso arcano” que se llama Alma (Espíritu o Conciencia), y como tal tiene su fundamento doctrinario pero sobre todo un técnica, técnica que como todas necesita y poseen un idioma propio.-

Y ese “idioma” poseer una gramática, una ciencia de los nombres, símbolos aptos para invocar, recordar (traer a la memoria) y rescatar del olvido, convirtiendo en vivencia los contenidos del Alma y así recoger la tremenda e invencible fuerza espiritual, moral y psicológica.-

Enero 2013


 




  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger