Bienvenido 23 de Octubre del 2018
Visitas : 919107
Hoy: 65

Artículos

Intuicion, Imaginacion,creatividad

En un artículo anterior hemos planteado el interrogante: ¿Es el Hombre un experimento? sustentando sintéticamente nuestra personal interpretación que así lo consideramos.

INTUICIÓN, IMAGINACIÓN,CREATIVIDAD

 

En un artículo anterior hemos planteado el interrogante: ¿Es el Hombre un experimento? sustentando sintéticamente nuestra personal interpretación que así lo consideramos.

No reiteraremos nuestro concepto del proceso por el cual el Principio de Conciencia (como origen causal de TODO) se hace auto-consciente en el ser humano y la posibilidad que éste posee de aumentar su nivel de percepción de la realidad y de la Unidad Existencial. Simplemente alcanza con observar la diferencia abismal que existe entre el ser humano del oscurantismo de la Edad Media y el hombre actual.

Aún más, el nivel de conciencia individual y colectiva, que en forma progresiva se ha ido modificando en los dos últimos siglos pese a los enormes conflictos de todo orden, están sacudiendo nuestra civilización y está exigiendo adoptar responsabilidades para lograr un cambio positivo. 

Tampoco destacaremos el enorme crecimiento (diríamos exponencial) de los conocimientos científicos y los adelantos tecnológicos que nos vienen asombrando constantemente. Se resumen en una mayor comprensión del aspecto físico-material y un deseo de investigar el Cosmos y su origen. En realidad responden al desarrollo de la Razón que se ha ido transformando en una herramienta y considerándola como única fuente para obtener un conocimiento de la Realidad.

Podemos considerar que así como se han destruido otros dogmas estamos ante un nuevo Dogma:   el de la Razón.

Y así como el ser humano consiguió el desarrollo y el “dominio” (entre comillas) de la Razón, es hora que pueda intentar (o retomar) algunas otras posibilidades latentes de su mente y su conciencia individualizada. A ello apuntan estos párrafos.

Comencemos en primer término con la  Intuición:

            La intuición (del latín intueri: contemplar, mirar adentro) es un concepto utilizado por la “Teoría del conocimiento” y usado por la epistemología, que describe el conocimiento que es directo e inmediato y que se “produce” sin intervención de la deducción o de razonamiento, siendo considerado evidente.

Siguiendo algunas teorías psicológicas se llama Intuición al conocimiento que no sigue un camino racional y lógico, metodológico, para su construcción y formulación, por lo tanto no puede explicarse.

En general el individuo es incapaz de explicar cómo llegó a ese conocimiento o a adoptar una decisión.

Pero es conveniente aclarar y diferenciar lo que es una genuina Intuición  de lo que vulgarmente se denomina “presentimiento”.

Carl Gustav Jung , en su libro “Tipos Psicológicos”, considera que la Conciencia posee   4 (cuatro) funciones: La sensación, el pensamiento, el sentimiento y la intuición.

Según expresiones  de Daniel Kahneman (psicólogo norteamericano-israelí de 79 años, Nobel de economía 2002 junto a Anaos Tversky),  hay una mente consciente o explícita, discursiva, secuencial, racional, analítica y que requiere esfuerzo para que funcione y  otra, una “mente oculta” e intuitiva que es rápida y no requiere esfuerzo”.

Creemos firmemente que la intuición representa un gran potencial. Puede ser una facultad innata, pero es susceptible de ser cultivada.

La intuición va acompañada por un sentimiento inconfundible de certeza.

A través de la práctica  de la meditación y luego de la contemplación uno puede volverse más intuitivo,  acercándose a la fuente real de la Verdad y comprender el significado de las cosas.

El Director del programa Evolución y Conducta Cerebral del Instituto Nacional de Salud mental de EE.UU., el Dr. Paul MacLean, expresó que no le cabe la menor duda que  la intuición se expresa (o se manifiesta) en un estado cerebral específico. Según él (autor de la teoría del cerebro triuno), “En el proceso del conocimiento utilizamos 3 (tres) cerebros, ninguno de los cuales puede ser relegado: el sistema reptiliano que crea conductas y rutinas instintivas (respiración, digestión, circulación, etc.), el sistema límbico,  que afecta a nuestras emociones y el neocortex con sus dos hemisferios. El izquierdo y el derecho responsable de las funciones superiores.

Dentro de esta línea, el hemisferio izquierdo nos trasmite información racional, verbal, mientras que el derecho de nivel intuitivo.

Rogel Sperry (neurólogo, premio Nobel 1881) señaló al respecto: “Cuando el cerebro humano funciona en su totalidad, utilizando la conciencia unificada de ambos hemisferios rinde mucho más que cuando dispone de las propiedades de cada hemisferio por separado.

Ambos hemisferios están interconectados (o se comunican) a través del  “Cuerpo calloso”, una masa de 200 millones de neuronas, que es más densa en las mujeres por lo cual serían más intuitivas.

Podemos hacernos   algunos interrogantes: ¿De dónde proviene la “información” que se generó a través de la intuición? ¿Es desde nuestro inconsciente o viene del exterior? ¿Se trata de un contacto con el Energía Universal?

Podemos creer y aceptar que nuestros clásicos conceptos sobre lo interno y lo externo son obsoletos y debemos reemplazarlos por una “Teoría de campo unificado” (como sostienen algunos) que une la Mente Individual con la Mente Universal.

Pasemos al segundo término de nuestro título: “la Imaginación

Comenzaremos en una forma no habitual de encararlo, con 5 (cinco) citas (tomadas de Wikiquite):

Blaise Pascal: “La imaginación dispone de todo: belleza, justicia y felicidad, que es el todo del mundo”.

Henry Miller: “La imaginación es la voz del atrevimiento”.

Julio Verne: “Si un hombre se imagina una cosa, otro lo tornará realidad”.

Albert Einstein: “Si lo puedes imaginar los puedes lograr. Si lo puedes imaginar lo puedes crear”.

Albert Einstein: “En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Pongamos un simple ejemplo: Si alguien en algún momento se cansó de sentarse en el suelo, en una piedra o un tronco y no se hubiera “imaginado” una solución a su problema, la  silla  no hubiese aparecido. Es decir  que todas las cosas fueron previamente imaginadas. ­- No hay creación humana que pueda prescindir de la Imaginación.

La imaginación es algo innato en el ser humano, simplemente en su primera faz se manifiesta en los niños como imaginación lúdica, como  podemos observar cuando ellos juegan tanto solos como colectivamente.

Posteriormente la imaginación queda latente a la espera que la hagamos surgir nuevamente.

La Real Academia española define a la Imaginación: “Es la facultad del alma que representa las imágenes de las cosas reales e ideales”, “Imaginar es representarlas idealmente y crearlas en la Imaginación”.

Del latín “imaginatio”: es un proceso superior que permite al individuo la manipulación de información generada intrínsicamente con la finalidad de crear una representación percibida por los sentidos de nuestra mente”. Se dice intrínsicamente porque es una información que se produce en ausencia de los estímulos del medio ambiente y con respecto a los “sentidos de la mente” es la capacidad de visualizar y concretar.

La imaginación toma elementos antes percibidos y aún experimentados y los elabora transformándolos en nuevos estímulos generadores de realidades distintas.

Lamentablemente, con el desarrollo de la Razón, al margen de reconocer su indiscutible autoridad en el progreso evolutivo del ser humano, se ha provocado ese estado latente que mencionáramos anteriormente en la mayoría de los seres humanos. - En Corintios leemos: “Cuando era niño pensaba como  niño, pero cuando me volví hombre dejé de lado las cosas infantiles”.

Y como  no podía ser de otra forma, el estudio de la Imaginación se presenta como uno de los desafíos de la investigación  neurocientífica y psicológica.

Dado lo expuesto, la Imaginación no puede menos que estar vinculada con la Creatividad.

La Creatividad, pensamiento original, imaginación creativa, imaginación constructiva, pensamiento divergente, o pensamiento creativo, son sinónimos del proceso de generación de nuevas imágenes, ideas, conceptos o nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, pero que puede producir soluciones originales.

No existe ninguna evidencia de que pueda haber una relación directa entre la Creatividad y el cociente intelectual.

El pensamiento original es un proceso mental que nace de la Imaginación. No se conoce realmente desde el punto de vista científico, de qué modo difieren los procesos del pensamiento convencional, pero la cualidad y calidad de la generación imaginativa creativa se puede valorizar por el resultado final.

La imaginación creativa puede presentarse como un riesgo, pero es necesario la valentía, atreverse, querer y osar. Es necesario pasión, entusiasmo, sensibilidad, compromiso responsable, vocación de servicio.

Alvin L. Zimberg ha estudiado lo que denominó el “Desarrollo de los bloqueos de la creatividad”, en este aspecto pueden existir bloqueos emocionales, perceptivos y también bloqueos culturales.

El bloqueo emocional puede deberse al miedo de equivocarse, a una autocrítica personal negativa, de una auto mini valoración.

El bloqueo  perceptivo surge porque en general vemos al mundo con una visión limitada, parcial y reducida.

El bloqueo cultural es producto de un conformismo condicionante social,  generador de resignación, que nada puede cambiar.

Con  decisión, dedicación, esfuerzo y práctica pueden eliminarse estos tipos de bloqueos.

Se necesita información certera, relevante, sobre un determinado problema. Saber y tener en cuenta permanentemente que de manera habitual nuestro cerebro (es decir nuestra mente) automáticamente produce intentos continuados  de plantearnos en forma solamente lógica y racional.

Pero la evidencia nos muestra claramente que sin innovación (imaginación creativa) siempre se reproducirán los mismos resultados.

Incorporamos un párrafo tomado de Ahon Jorge: (del libro “En búsqueda del imperio invisible”) “Si tuviéramos la posibilidad de visualizar en nuestra mente interior el Principio cósmico de la Unidad, de cómo la unidad fue generando su propia contraparte, a partir de la meditación, se hará cargo de ir entregando impresiones que la intuición convertirá en ideas de la Dualidad.

Más tarde la Dualidad nos hará ver el concepto de la polaridad.

Éste concepto nos dirá que ella necesita condiciones positivas y negativas; de estas dos condiciones no sería fácil deducir las causas mínimas indispensables que hacen falta en la manifestación de cualquier fenómeno.

La primera manifestación de la Unidad cósmica es la maravillosa Dualidad de la energía potencial y de la energía dinámica (energía pasiva y energía activa). Esta unidad cósmica se ha dividido a sí misma para crear el movimiento permanente impulsando permanentemente las polaridades.

Figurativamente podemos hablar  de un Dios potencial, pasivo y del cual deriva un Dios activo para accionar. El hombre lleva en su interior al “Dios” dinámico que le ofrece la visualización (uso del dibujo mental, imágenes) de los deseos, de las aspiraciones, como medio de obtener las solución de tantos problemas que afligen a sus semejantes. Sólo tiene que contemplar, mirar y ver en su interior lo que quiere trasmitir, lo que ha de enviar al Dios potencial para que se lleve a cabo la obra. Pedir mentalmente es utilizar nuestro potencial, proyectar la energía para el logro de soluciones.”                                                                 

Por supuesto que de ninguna manera descartamos el uso de la Razón para efectuar el primer paso al enfocar cualquier cuestión o problema. Su poder de análisis y su complemento, el de síntesis. Pero necesitamos la Intuición, la Imaginación creativa en una simultaneidad de imagen visual de ver la solución ya, concretada y expresada en palabras.

El Espíritu se manifiesta por intermedio de las palabras. Debemos descubrir esta verdad vital de que, quien sabe hablar tiene poder.

                                                      Febrero 2014





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger