Bienvenido 23 de Octubre del 2018
Visitas : 919187
Hoy: 145

Artículos

Vivir La Vida Espiritual

Dicen los historiadores que cuando Pitágoras viajó a Egipto y recibió los “Misterios de la Iniciación” fue interrogado acerca de lo que allí había encontrado y éste respondió: NADA.

VIVIR LA VIDA ESPIRITUAL

 

Dicen los historiadores que cuando Pitágoras viajó a Egipto y recibió los “Misterios de la Iniciación” fue interrogado acerca de lo que allí había encontrado y éste respondió:  NADA.

Sin embargo… se relata que permaneció durante siete años en ellos antes de regresar a Crotona donde fundara la famosa escuela que tomó su nombre.

Consideramos que los lectores de esta página, ya sea en forma  ocasional o con mayor o menor frecuencia en realidad están intentando una búsqueda, una orientación.

 

Estamos en un mundo bastante conflictivo, paradójico, lleno de actividad,  “arrastrados por la corriente” a un ritmo frenético de vida.  Estamos sometidos constantemente ante imágenes, sonidos, acontecimientos, noticias… A veces nos “estresamos”…

Algunos buscan una “salida”, una oasis de Paz y Armonía.

Muchos se resignan, se conforman y continúan sin intentar nada, ni percibir la posibilidad de un horizonte distinto.

Otros buscan  alivio en una “terapia”, cualquiera que ella sea, no deja de ser una muleta que ayuda a caminar un poco mejor, pero alguna vez hay que dejar las muletas.

Existen aquellos que “sienten” que el dinero, el poder, el sexo, las posesiones, etc. no llenan el vacío interior; son los genuinos buscadores de la Verdad, buscan una vida diferente, encontrar un sentido a su existencia.

Referido a una persona podemos considerar que una Vida espiritual sería una disposición principalmente moral, psíquica y aún cultural que posee quien intenta investigar y desarrollar las características del “Mundo del Alma”, de su Espíritu, en su interior.

Es una búsqueda de dar sentido a su vida. También se relaciona con la práctica de la Virtud.

Esa búsqueda requiere Voluntad, constancia, esfuerzo, conexión, dado que en algún momento tendrá el sentimiento de la soledad, de estar aislado, de ser un “alienado” es decir un extraño al medio.

 

Un filósofo japonés contemporáneo, Nichida Kitaro que se dedicó a la práctica del Zen sacó “su” concepción filosófica  de la Unidad de los opuestos:  espacio-tiempo;  materia-espíritu;  autoconciencia-conciencia objetiva;  individuo-mundo (citado por Nichiko Yerze, “Las religiones de Japón”,2006).

Ya los antiguos Sabios de Oriente hace milenios nos hablaban que la “Gran Herejía” era el “sentimiento de separatividad” producto de la Ignorancia (Avydia) y de la Ilusión (Maya).

Nuestro Ego, el desarrollo de la personalidad nos representa tener un estado fragmentario, separado de la Unidad,

Nuestra realidad momentánea es la heteregoneidad y el conflicto.

Una gran mayoría hacen culto al cuerpo físico (gimnasia, “Pilates”, yoga, correr, ciclismo etc.)

 

Pero ¿Qué buscamos?.

La intención es el punto básico de cualquier intento de seguir un sendero espiritual.

Decía Erich Fromm en su análisis psicológico en su libro “El Miedo a la Libertad”:  Libertad de… ¿Libertad para…?

Y sí, debemos analizar nuestra intención: seguir una vida espiritual ¿Para…?

¿Es un escapismo, evadirnos y desentendernos de la realidad concreta en que nos desenvolvemos?

 

El Mundo es parte de la Unidad, debe ser gozado en la renunciación: ¿qué queremos expresar con esto?; siendo parte del Todo no debemos negar su existencia (aunque sea una ilusión producto de nuestra visión parcializada), lo que sí debemos, es no sentirnos propietarios, es decir gozar sin sentirnos atados a las cosas.

Nuestra particular posición es que el camino y la vida espiritual son sobre todo una actitud, una actitud de vida.

El Mundo es nuestro terreno de realización.

Vivir la vida espiritual es ser una forma individual de la Esperanza.

Y esta orientación, como iniciados en el camino, consiste en una doble tarea: primero, un auto-perfeccionamiento con una toma de conciencia que nos haga capaces de manejar nuestra mente, controlar nuestros sentimientos, manejar las fuerzas anímicas que impulsan las acciones.

Para ello el paso inicial es que  debemos “despertar”.

 

Somos los seres humanos complejos, tenemos un cuerpo físico: “Yo siento”, tenemos un cuerpo mental: “Yo pienso” y tenemos un cuerpo anímico (a desarrollar): “Yo espero, sueño, y creo (de crear)”.

La meta del crecimiento interior (el auto-perfeccionamiento, el ampliar nuestro círculo de conciencia) es adquirir la Maestría. - Y Maestría es Saber, Poder, Querer y Osar.

En esto consiste al segunda tarea:  El servicio a la Humanidad. Colaborar activamente en el proceso civilizador, con contenido espiritual y humanístico de nuestra especie como seres humanos.

 

Los cuatro elementos básicos: el Aire, el Fuego, la Tierra y el Agua son emblemas también de dos orientaciones que podemos adoptar.

El Aire y el Fuego constituyen “Espíritu de liberación”, mientras que la Tierra y el Agua contribuyen al “Espíritu de adquisición”.

El emblema del Espíritu es  la expansión celeste, el Aire. Todo lo que “libere” es espiritualizante;  No al cultivo de la adquisiciones, no al apego, no al incremento del Ego. - Y adquisiciones en todos  en todos los aspectos, no sólo para las cosas materiales, sino incluir la suma de conocimientos (que hacen a un erudito, no a un Sabio) y que representa la mayoría de las veces una carga, no a la adopción rígida de doctrinas  o enseñanzas, a la adopción de prácticas ajenas a nuestra esencia cultural.

El Fuego, producto de la combustión, libera Calor y Luz.  Tenemos que tener pasión, quemar ansias.  -Aire y Fuego son ingredientes del “Espíritu de Luz”.

Seguir la “vida espiritual“es participar como actor (dejar de ser un mero espectador pasivo) en el fenómeno de  la trasmisión y producción de Luz que tiene y debe manifestarse en términos de un cambio de conciencia individual y colectiva, en términos de Humanismo y Bien Social.

 

Marzo, 2014





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger