Bienvenido 18 de Agosto del 2018
Visitas : 902332
Hoy: 301

Artículos

Kali Yuga

Nuevamente dirigimos nuestra mirada hacia Oriente, que fuera fuente milenaria de Luz espiritual

KALI YUGA

 

Nuevamente dirigimos nuestra mirada hacia Oriente, que fuera fuente milenaria de Luz espiritual.

Antes de ocuparnos específicamente de desarrollar el tema propuesto para este artículo, haremos algunas referencias a manera de introducción al mismo.

Los Vedas:

Las escrituras Védicas son “literatura” espiritual de la antigua India, escritas en el sagrado idioma  del sánscrito.

Veda significa Verdad, Conocimiento, Revelación. Sus contenidos tenían existencia mucho antes de ser compiladas, tienen una estructura sistemática con un objetivo definido y se considera que fueron compiladas por los Rishis Védicos (Sabios y visionarios) encabezados por Vyasedeva, y fueron vertidas por escrito para evitar su pérdida anticipando la venida de la Era de Kali-Yuga.

Incluyen conocimiento material o mundanos, religioso o ritualístico y espiritual y filosófico (monista).

 

Los Vedas son evidentemente textos de contenido religioso y ritual y originalmente (desde 5000 años AC) fueron pasando de forma oral de una generación a otra  hasta que recién en el siglo V AC fueron transferidos por escrito.

 

Existen cuatro recopilaciones: Rig Veda, Sama Veda, Yagur Veda y Athava Veda.

El Rig Veda vuelca la Sabiduría en himnos y oraciones (Mantras) para “adorar” las fuerzas universales-

Sama Veda significa cantar, en esta categoría se incluyen muchos Mantras y así mismo reglas escritas para cantarlos de acuerdo a “vibraciones místicas”.

Yagur Veda significa Ceremonia y describe realizar rituales.

 

En general todas estas enseñanzas son supuestas para motivar a los Seres humanos para entender que no somos entidades independientes, aislados, sino más bien parte de un cuerpo universal dependiendo de fuerzas superiores.

La idea “Monista”, la idea de Uno como origen está expuesta con claridad en el Himno X120 del Rig Veda: “Entonces no existía ni el Ser ni el No Ser. No existía el espacio etéreo con su bóveda celeste encima-¿Algo se movía?, ¿Dónde?, ¿Quién los protegía?, ¿Existía el mar, abismo insondable?. Entonces no existía la muerte, ni lo inmortal. No había diferencia entre el día y la noche. Sólo el Uno respiraba, sin aire, por sí mismo. Aparte de Él no existía nada”.

 

Posteriormente aparecen otros escritos: los Aranyakas, conocidos como “composiciones del bosque” que exponen algunos rituales, producto de algunos ascetas que se refugiaron en el bosque para la reflexión.

Los Upanishad que son los primeros textos con contenido filosófico, surgieron entre los siglos VII AC y  IV AC. Estos textos manifiestan que todas las formas materiales son transitorias, son manifestaciones temporales de la energía eterna que está más allá de la dualidad material que es aparente, indican la Unidad en la diversidad.

 

Los Yugas (Edades):

Según los escritos existen cuatro edades: la primera se denomina Satya o Krita-Yuga  y se la considera como una Edad de oro.

La segunda es conocida como Treta-Yuga , Edad de “recuerdo

La tercera Dvapara-Yuga, Edad de la duda, el hombre pierde el sentido de la Realidad Divina del mundo y se aleja de la Ley Natural.

Y por último la cuarta Kali-Yuga, Edad de confusión y conflicto.

De acuerdo a los textos la Era de Satya-Yuga tuvo una duración de 1.728.000 años y el promedio de vida era de 100.000 años

La segunda Era Treta-Yuga duró 1.296.000 años, el promedio de vida era de 10.000 años. La tercera Era Dvapara-Yuga la duración vuelve  disminuir y fue de 864.000 años con el promedio de vida de 1.000 años.

Por último la cuarta Era Kali-Yuga durará 432.000 años y el promedio de vida será 100 años. (esta era comenzó hace 5100 años).

Estos datos significaría que el proceso de sucesión de las Eras se fue acelerando llegando al máximo en la actual Era.

Según la enciclopedia Wikipedia, Kali-Yuga se la conoce como la “Era de Riña” o la “Era de la confusión”.

 

Se acepta que en la Primera Era Satya-Yuga, los seres humanos estaban directamente en contacto con la Verdad y las Leyes del Universo y que en las sucesivas Eras se fue perdiendo un cuarto de ese conocimiento o contacto, así en la Segunda Era Treta-Yuga, sólo los seres “recordaban”, en la Tercera Era,  Dvapara-Yuga, necesitaron recordar a través de Mitos y Leyendas (Puranas)

En la Cuarta Era, la actual Kali-Yuga, sólo  quedó una cuarta parte del conocimiento y se necesitó la implementación de sistemas Rituales y Símbolos.

 

Susan Ferguson en un artículo, “ El Kali-Yuga y el tiempo en función de la Conciencia” dice: “Vivimos una era donde casi no hay ninguna memoria de ciclos anteriores del Tiempo”, “Equivocadamente la mayoría cree que la civilización comenzó con la historia escrita, pero en realidad es el “sonido” el que comienza el sentido, no las marcas que procuran representarlo”. “La comprensión de que el tiempo es un hecho en función de la Conciencia abriría al concepto de la realidad. Todos experimentamos el tiempo en relación a nuestra propia conciencia específica. Se puede decir que en realidad es creada por la conciencia del observador”. “Las medidas del tiempo y espacio entonces tienen relación con la conciencia del perceptor, son producto o resultado específico de la “ilusión” de la “separación de la Unidad”.

En otros artículos nos hemos referido que los orientales consideraban como la “Gran herejía” el concepto de la heterogeneidad, y que la realidad objetiva era una “ilusión”, Maya, en sánscrito, un sueño (Lila) del Principio de Conciencia en su manifestación.

 

En la metafísica hindú el Tiempo es cíclico y cada período de manifestación lo denominan Kalpa de Brahma, equivalente a 4200 millones de años humanos. A su vez cada Kalpa se subdivide en catorce Manvantaras, estando actualmente en el séptimo de ellos, que a su vez se divide en setenta y un Maha-Yugas , estando en la actualidad en el vigésimo octavo de este Maha-Yuga.

Por último cada Maha-Yuga está compuesto por cuatro Yugas (eras) que mencionáramos.

 

KALI-YUGA

 

 Kali-Yuga,  llamada “era negra de oscuridad” en la cual repetimos sólo una mínima parte de la verdad  debido a la Ignorancia (Avidya, en “sánscrito”, falta de Sabiduría), se produce el gran avance en lo material, con sus efectos colaterales o concomitantes: el egoísmo, la ambición, la hipocresía, la envidia, la indiferencia etc. y la oscuridad espiritual dominan tanto la mente como el corazón de los seres humanos.

 

Algunos sugirieron que esta etapa se inició al morir Krishna en año 3102 AC. Los textos señalan que la Era de Kali-Yuga comenzó en medio de la noche del undécimo día de la sangrienta guerra de Kurukshetra en la que se enfrentaron dos ejércitos numerosos (uno de 2405700 soldados y el otro con 1530000) siendo dos grupos hermanos Kuru y Pandava, la misma duró 18 días y la leyenda narra que ambos bandos no interrumpieron la lucha al atardecer para cumplir con las oraciones correspondientes y continuaron la matanza hasta el amanecer, con muy pocos sobrevivientes.

Como anécdota en el Templo  Kor Wat, en Camboya hay un enorme mural de 94 metros de longitud que evoca esa histórica batalla.

 

Transcribimos algunos párrafos del “Linga Purana” 12, 39, 40 que describe lo que ocurre en la Era:

“Son los más bajos instintos los que estimulan a los hombres de Kali-Yuga. El deseo los atormenta. La negligencia, la enfermedad, el hambre, el miedo, se extienden. Habrá graves sequías. Las diferentes regiones de los países se opondrán unas a otras. Los libros sagrados no se respetan. Se extenderán falsas doctrinas”…

“Muchos perecerán. El número de príncipes y agricultores disminuirá gradualmente. Las clases obreras quieren atribuirse el poder real y compartir el saber, la comida y las casas de los antiguos príncipes. La mayor parte de los nuevos jefes es de Orión obrero. Ellos perseguirán a los sacerdotes y a los que tengan sabiduría.

Los obreros quieren desempeñar el papel de los intelectuales y los intelectuales  el de los obreros. Los ladrones se convertirán  en Reyes y los Reyes en ladrones”. Los poderosos se apropiarán de los bienes públicos y dejaran de proteger al pueblo”…

“La lluvia es errática, Los comerciantes deshonestos. La gente que mendiga o busca empleo es cada vez más numerosa.

Nadie deja de emplear un lenguaje grosero, nadie cumple su palabra, todos son envidiosos”...” Reina la censura. En las ciudades y pueblos se forman asociaciones de criminales. Faltará el agua y los frutos. Los hombres perderán el sentido de los valores. Se matarán los fetos”...

“Al final de Kali-Yuga los animales se hacen violentos, el número de las vacas disminuye. Los hombres de bien se retiran de la vida pública. En la plaza del mercado se venden alimentos ya cocidos. También los sacramentos y la religión se venden”…

“Sin embargo no será totalmente negativo. El gran Dios Vishnu (símbolo del Dios conservador) el pacificador de azul y rojo se revelará a todos bajo un disfraz para restablecer la justicia”.

 


                                                      













Vishnu

Es decir intuitivamente la Luz está inmanifestada, no ha desaparecido por completo, está latente, velada y oculta bajo el dominio de Kali.

Según el poema Mahabharata, al final de la era de Kali nacerá Kalki, (símbolo de Shiva el destructor -nota nuestra) que eliminará a toda la parte corrompida de la humanidad para instalar un nuevo período de armonía.




                                                       









Kalki     

Bien,  hasta aquí sintética y  brevemente algunas descripciones de los textos hindúes. Si miramos objetivamente nuestro siglo XXI no está muy lejos de ajustarse a ellas.

Desde milenios la historia registró enfrentamientos por cuestiones ideológicas religiosas, tratando de imponer “Su Religión”.

En estas últimas décadas -quizás no más de cinco-  pero acentuándose ahora, una de las religiones llamadas “monoteístas”, que sin embargo pareciera que tuvieran un origen común, se transforma en un  “agente negativo” de Kali Yuga, fomentando un fanatismo y empleando la violencia, la crueldad y la deshumanización  en forma indiscriminada a través de múltiples hechos terroristas en diversos países del planeta tratando de imponer por la fuerza lo que considera que son las reglas de “su” pensamiento religioso.   Vemos por ejemplo en el continente Africano el resurgimiento de las luchas tribales que en lugar de sentirse hermanadas y mirar por el mejoramiento de sus vidas, se enfrenta en interminables luchas fratricidas.                                               

Vemos como países con la pretensión de una reivindicación territorial se enfrentan también en constantes guerras (Corea del Norte, Vietnam, Georgia, árabes e israelíes, Turquía, Armenia,  Rusia, etc. etc.).

Una época en donde los intereses económicos predominan influyendo en  todos estos hechos.

 

Un gran individualismo competitivo nos ha invadido.

El concepto de la autoestima  se transformó en un egocentrismo y egoísmo. La separatividad reina lo más campante.

Se ha perdido lo que podría haber sido un elemento (simple) favorable para iniciar la reconversión de estas circunstancias por la que estamos atravesando: la información meteorológica que difundía por televisión la temperatura de múltiples ciudades de diferentes países  inicia lo que posteriormente se denominó “Globalización”, aunque el término se haya transformado en el contexto: el económico.            

El gran crecimiento tecnológico en los medios de transporte, en el orden de la comunicación, las bases de datos por Internet, la telefonía satelital, el poder tomar una foto y enviarla en segundos para ser visualizada en cualquier lugar del planeta pareciera que el tiempo y el espacio han perdido un poco su vigencia aislatoria y nos acerca a nuestros semejantes más distantes.

 

Pero todo eso es en el orden material. Desde el punto de vista humano y espiritual cada vez estamos más separados, más distantes de nuestros semejantes,  nuestros prójimos.

 

Sí, estamos realmente en una época (o Era) de oscurantismo espiritual y verdadera deshumanización, con pérdidas de valores morales y sociales, del verdadero sentido de la vida. ¡Como si la Humanidad no podría tener otro destino diferente! 

Ya lo hemos manifestado anteriormente, estamos absolutamente convencidos que la “Crisis moral” que nos afecta no es consecuencia de las constantes Crisis que se nos presentan cada vez  más rápidamente en todos los órdenes: político, económico, social, etc. sino que Es la causa que genera  las mismas.

 

La pérdida del sentido de la dignidad de la vida humana  que se traduce en la violencia y las muertes innecesarias, la inmoralidad de la corrupción cada vez más acentuada y generalizada, la degradación moral de los narcotraficantes con la consecuencias en los adictos, la difusión de la pornografía, la existencia del hambre, de la pobreza ante tanta “riqueza material” existente, la desigualdad social, la discriminación, etc. etc. nos  hace pensar que sí estamos en la Edad de Kali-Yuga.

 

Pero no somos escépticos ni pesimistas.

Nuestro movimiento nos hace “adictos” a la Esperanza, Esperanza de una posibilidad real que pueda modificar el rumbo y la orientación de los acontecimientos en forma beneficiosa para todos.

 Así como la Trimurti Hindú de  Brahma, Vishnu y Shiva (o Rudra) que representa los aspectos de la creación, conservación  y destrucción no debe interpretarse como etapas sucesivas sino que pueden ser simultáneas, hay destrucción para que se genere nueva y conservación por la continuidad. Creación

También podemos imaginar que simbólicamente están expresadas la sucesión de las Edades, pudiendo coexistir, considerando que el tiempo no es más que un fenómeno de Conciencia dependiente del perceptor, como mencionáramos en párrafos anteriores.

La vertiginosa velocidad en esta Edad Negra nos permite también aprovechar y hacer más con nuestras energías (para bien o para mal) en un tiempo más breve que en otra época.

Para nosotros, los iniciados simbólicos, la intensidad de  Kali-Yuga, presiona para que los seres humanos puedan “despertar” a una realidad diferente, más trascendente.

Nuestro objetivo, humildemente, es que tanto hombres como mujeres puedan lograrlo.

Eso sí a esta gesta ¿“heroica”? -  ¿“idealista”? -  ¿“utópica”? - deberán incorporase el máximo posible de seres humanos.

                                                                                         Diciembre, 2015





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger