Bienvenido 19 de Enero del 2018
Visitas : 821527
Hoy: 124

Artículos

El Cuarto Camino

Para iniciar el tema enunciado debemos referirnos en primer término al “¿maestro espiritual y filósofo?” (entre comillas y signos de interrogación) George Ivánovich Gurdjieff (1872-1942)

EL CUARTO CAMINO

 

Para iniciar el tema enunciado debemos referirnos en primer término al “¿maestro espiritual y filósofo?” (entre comillas y signos de interrogación) George Ivánovich Gurdjieff (1872-1942) quien fundara una disciplina con esa denominación. Un extraño personaje, maestro mediocre y alcohólico, de dudosa moralidad según comentarios de la época  y que había realizado múltiples viajes recorriendo Oriente en búsqueda de conocimientos.

También debemos mencionar al místico ruso Pedro Ouspensky (1878-1947) quien fuera su discípulo. Gracias a él sus ideas fueron transmitidas en una forma más didáctica y entendible a través de los libros que publicara.

 

El concepto básico de esta llamémosla “filosofía espiritual,” es que existen diferentes formas de llegar a la vida espiritual y al auto-conocimiento.

Uno es el Camino del Faquir: es un “sistema” que busca la conexión espiritual y la iluminación por intermedio del dominio y control de las sensaciones corporales como ser el hambre, la sed y el dolor; renunciando a las necesidades del cuerpo a través de un ascetismo  logra el domino de éste sobre el Yo. Adquiere un “Poder”, puede acostarse sobre una tabla con clavos, pero carece de sabiduría  y trascendencia en acción. Evidentemente es un camino para pocas personas.

 

El segundo camino lo podemos llamar el Camino del Monje  (el Beato), es un apartarse del mundo, renunciar al cuerpo controlando las pasiones y emociones. Consigue un dominio inferior, quizá, que el del Faquir; adquiere un grado de sensibilidad pero carece de Sabiduría. Es también un logro individual

 

El tercero es el Camino del Yogui  que en cierta forma integra ambos ya que requiere tanto un dominio físico como emocional a través del cuál busca una conexión espiritual y una paz interior. Adquiere un autodominio, conocimiento, pero no poder de acción. Se desarrolló  últimamente en Occidente, aunque parcialmente como el Hatha Yoga,  el ejercicio físico, con un tipo de crecimiento interior.

 

Y está luego el Cuarto Camino  que Gurdjieff desarrolló, dado que los anteriores son sistemas muy poco accesibles para la mayoría de los seres humanos en esta complicada época de la civilización, buscando combinar el modo moderno de vida y el crecimiento interior.

 

La idea fundamental tiene como finalidad conquistar una armonía total a través de un sistema o método que en forma simultánea involucre al cuerpo físico, al aspecto emocional y el intelecto.

Parte del concepto por el cual el Hombre está “dormido” y su potencial latente, anulado, proponiendo un “despertar” de la Conciencia y  basándose en una disciplina planeada de ejercicios.

 

Por supuesto que lo que Gurdjieff hizo fue tomar ideas y conceptos de todas las filosofías místicas existentes desde tiempo inmemorial y adaptarlas para ser  comprensibles y prácticas, con el objetivo que el Hombre pueda en principio, lograr el dominio de Sí mismo a través de la introspección y el auto-conocimiento, utilizando danzas, utilizando conocimientos que tanto los sumerios como los babilonios poseían y que conformaban el cuerpo principal del Sufismo (recomendamos leer el artículo de la página sobre el Sufismo del año 2006).

El trabajo práctico sobre Sí mismo constituye un método claro, conciso y comprensible para obtener resultados reales y duraderos, exige disciplina y constancia.

 

En realidad  el Cuarto Camino  es una exposición moderna de ideas y conocimientos que tienen raíces en lo esotérico e iniciático.

Pero esto,  si no se mancomuna con la práctica, queda simplemente en una doctrina o como una exposición  filosófica- intelectual o aún dialéctica.

 

El Cuarto Camino  es un puente de vinculación y de unión entre doctrina y práctica a través de una experiencia personal.

El objetivo del Cuarto Camino es lograr un cambio genuino del nivel de Conciencia. No es un saber más sino  un Ser distinto

Para pasar la brecha entre el conocimiento y la Sabiduría se requiere práctica, disciplina, orden, esfuerzo y constancia, como repetimos.

 

Debemos resaltar que hay algo fundamental en comprender que si bien la evolución espiritual individual de un Hombre es un bien verdadero, no puede ser un beneficio individual, debe estar ligada a una escala mayor en beneficio de un “despertar” cada vez mayor de la Humanidad.

 Como ya mencionáramos en otras ocasiones es la “Obra Menor” y la “Obra Mayor” de la que hablaban los Alquimistas.

 

Cuando en su oportunidad hablábamos de los Rosacruces (la Orden Rosacruz) con su aparición pública con los textos mencionados de “Fama y Confesio” a principios del 1600, son siete hermanos que integraban la Orden y que partieron a recorrer el mundo. Surgen y se reactivan de su accionar, la Alquimia, la Cábala, la Teosofía, la Masonería, en un intento de que la filosofía esotérica milenaria pudiese adaptarse a las condiciones de la vida cotidiana en nuestra actual civilización.

Es un intento de generar un método que por su estructuración,  acorde a nuestra particular idiosincrasia,  dé sus frutos.

Nuestro movimiento puede  encuadrarse en lo que se denomina el Cuarto Camino (Aunque no coincidente con el de Gurdjieff)

Octubre, 2016





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger