Bienvenido 20 de Junio del 2018
Visitas : 886649
Hoy: 207

Artículos

Una Mirada A La Mitologia Hindu Parte 1

Algunas breves consideraciones sobre la Mitología en general: Decir Mito es hacer referencia a la religión de los antiguos. Se daba por sentado que éstos en su “puerilidad” se explicaban los fenómenos naturales (incomprensibles para ellos) mediante la creación de Dioses y Demonios.

UNA MIRADA A LA MITOLOGIA HINDU

 

Introducción:

Algunas breves consideraciones sobre la Mitología en general:

Decir Mito es hacer referencia a la religión de los antiguos.

Se daba por sentado que éstos en su “puerilidad” se explicaban los fenómenos naturales (incomprensibles para ellos) mediante la creación de Dioses y Demonios.

 

Pero en realidad lejos de ser una fantasía de la ignorancia y del temor (o miedo) de una mentalidad incipiente, el Mito es una de las más bellas manifestaciones de lo que podríamos llamar “emoción religiosa”.

El hombre mítico y los contenidos del Alma van juntos, luchan juntos o juntos son un torbellino de fuerzas encontradas.

El Mito es un hecho estético universal propio de la configuración psíquica, carente de artificiales barreras entre el mundo del Alma y el mundo material de las cosas.

 

El Mito es una creación de la Imaginación, pero ello, por supuesto, no significa irrealidad ni el hecho anímico que genera el Mito sea puramente Imaginación.

Y si queremos considerar al mundo mitológico como algo extranatural sería preciso  que también  lo hagamos con las máquinas, los robots, los satélites, los transbordadores espaciales, las computadoras, el Internet, los teléfonos celulares, etc. etc. 

Uno, el mundo mitológico, expresa cosas del Alma y nace de la Imaginación y la Belleza, mientras que el otro se aplica a las cosas del mundo material, el mundo exterior, y procede de la Imaginación y de la Razón.

 

Mito es Arte, como tal debe ser vivido emocionalmente y no para ser comprendido intelectualmente, aunque a veces es necesario.

“Más que en ninguna materia, en las cosas del Alma, “el conocimiento” (que libera)  no puede ser empírico porque, en este caso, “conocimiento” significa traer la Luz de la Conciencia despierta que está oculta en los abismos del Ser. No alcanza  sólo con interpretar al mito, hay que vivenciarlo”. (cita A. Dal Monte)

En el mundo del Mito hay estratos y estos admiten dos divisiones: la que corresponde a las fuerzas naturales, (el sexo, la fecundidad, la lluvia, la caza, las cosechas, etc.) y la que pertenece al mundo del espíritu propiamente dicho (el Verbo, Inspiración, Sabiduría, Artes y Ciencias, todo lo que corresponde o constituye el interior del hombre espiritual).

 

Podemos considerar que en sí, los Mitos son exteriorizaciones de los conflictos del Ser interior, la lucha consciente o inconsciente entre “el bien y el mal” (entre los Dioses y los Demonios), la lucha por controlar las pasiones, los vicios, la necesidad de encontrarse con la Unidad, con el Cosmos, con su origen y destino.

 

“La mitología hindú se refiere colectivamente a un largo cuerpo de literatura de la India (esencialmente a la mitología del hinduismo) que detalla la vida de personajes legendarios, dioses y “encarnaciones” divinas en la tierra” (cita de Wikipedia)

Hay un período védico 1400-600 AC, un período Brahmánico 600-200 AC y uno que corresponde al hinduismo 200 AC, hasta la actualidad.

En el período védico surgen los cuatros “escritos” conocidos: el Rig Veda (el saber de las estrofas, son 1028 himnos), Jagur Veda (el Saber de las fórmulas), Sama Veda (el Saber de los cantos) y Atharva Veda.

Según  el Rig Veda los Dioses védicos  son 33 (treinta y tres) y que pueden ser agrupados en: celestiales como ser Surya, Vishnu, Váruna, etc.; atmosféricos como ser Indra, Vayu, etc. y  terrestres como ser Agni, Sarasvati, Prithivi, etc.

En realidad muchos se manifiestan con varias denominaciones que corresponderían a una de las características del Dios.

 

UNA MIRADA A LA MITOLOGÏA HINDÚ

En diversos artículos publicados en la página hemos mencionado algunos de los Dioses que integran la Mitología Hindú.

Naturalmente en el  desarrollo del presente debemos empezar por referirnos a la “Trimurti” (la triple forma) integrada por Brahma, Vishnú y Shiva (Rudra) por ser los más conocidos y centrales dentro de ella.

 
















Brahmā,  Vishnú y Shiva

BRAHMĀ es considerado el Dios supremo, siendo Vishnú y Shiva sus manifestaciones. Es el Dios de los Dioses.

En el Taittiriya Brahmana se expresa “Que Brahmā creó a todos los Dioses y este mundo entero, dentro del cual están todos los mundos. Dentro de él está el Universo entero. Es el más grande de todos los Dioses. En Brahmā están los treinta y tres Dioses”.

En  el Atharva Veda se lee: “Todos los Dioses están en Brahmán como las vacas en los establos. En el Principio, Brahmā era este Universo, él creó a   los Dioses. Colocó a Agni en este mundo, a Vayu en la atmósfera y a Surya en el Cielo. Brahma se elevó a la esfera más alta llamada satyaLoka”.

Es el aspecto de la Creación.

 

VISHNÚ es la segunda persona integrante de la Trimurti, pero ello no debe de ninguna forma considerarse que sea inferior a Brahma.

Como la principal función de Brahmā es la Creación, le corresponde a Vishnú el de la preservación, la conservación.

Cumple la misión de igualar las fuerzas del bien y del mal y ayudar a los hombres a encontrar su salvación siguiendo determinado camino.

 

En la tradición hindú se cree en las “reencarnaciones” y se dice que Vishnú tuvo varias. La primera como pez, luego como tortuga, la tercera como jabalí, la cuarta como un león. La quinta fue como un enano, la sexta como  un guerrero: Parasuran, la séptima como  Rama y la octava como Krishna, siendo estas últimas muy importantes para la mencionada tradición hindú.

Para los budistas Buda fue la novena encarnación de Vishnú.

La última que se espera es Kalki quién cabalgará en la tierra  eliminando a los malos.

 














Kalki

 

 A Vishnú se lo representa en posición vertical llevando una corona y portando en sus manos, de cada uno de sus cuatro brazos, algunos elementos: una flor de loto, un disco, una concha, un palo.








Vishnú


SHIVA es el tercer Dios de la Trimurti. Siendo como dijimos Brahma el Creador y Vishnú el Conservador y estando todas las cosas sujetas a decaer Shiva se presenta como el Destructor completando el sistema.

Aquel que destruye (de acuerdo a las enseñanzas del hinduismo) hace que los seres asuman nuevas fases de existencia. Es en realidad un re-creador, por lo cual se lo menciona como el radiante o el dichoso.

Curiosamente su nombre no está mencionado en los Vedas, pero se lo hace coincidir como Rudra.

 

Otra trilogía clásica  de la Mitología hindú está compuesta por Agni, Vayú y Surya.

AGNI es una de las divinidades más nombradas en el Rig Veda, es el Dios del fuego en general y el de los sacrificios, yace cada vez que se prende fuego.

Se dice que es un modelo divino para todos los sacerdotes, mediando entre los Dioses y los seres humanos.

El fuego es un componente central en todos los rituales Védicos.

 

Mientras que el fuego purificador de Agni limpiará y purificará “la suciedad y los pecados del mundo” el de Shiva destruirá o arrasará al mundo al final de los días.

Una leyenda explica que el fuego purificador de Agni fue concebida por un sabio Bhrigu (creado por Brahmá) que raptó a la mujer de otro hombre. El marido le pregunto a Agni donde podría encontrar a su esposa, dado que el Dios conocía todos los hogares, quien se lo dijo. Bhrigu enojado maldijo  a Agni para que se comiera (o destruyera todo lo que a su paso hallara de impuro.

 

Se le pedía a Agni que calentara a los muertos para que se volvieran inmortales y pudieran ingresar al paraíso. Por esa razón se emplea la cremación de los cadáveres en la India.

 

Se la ilustra con cuatro brazos y tres ojos, con cenizas divinas esparcidas por todo su cuerpo. Con dos de sus manos sostiene un tridente y un tamborcito (damaru) y con las otras dos manos forma “mudras” (abhaya de protección y varada que concede bienes).

Sus ojos entre cerrados en una postura sagrada llamada sambhavi mudra (dirigidos al entrecejo) que indica que su mente permanece en el Ser mientras que su cuerpo está actuando en el mundo externo.                        

Otra representación lo muestra como un hombre colorado con dos cabezas (una benévola y la otra malévola), con tres piernas y siete brazos, con ojos y cejas oscuras. Monta un carnero, viste un  “poital” (cordón brahmánico)  y una guirnalda de frutas. Llamas de fuego surgen de su boca y siete rayos de gloria manan de su cuerpo.

 











Agni

 

SURYA

Dentro del marco del hinduismo Surya es el Dios del Sol.

Mitológicamente  Surya representa el Sol en su triple aspecto o cualidades: como deidad bienhechora, como Dios que alumbra y como Dios que vivifica y alimenta.

Es mencionado por primera vez en el Rig Veda (a mediados del segundo milenio AC) donde se lo describe con brazos y manos, pelo etc. de oro

Siendo el Rey Sol se lo invoca en himnos en la aurora y en el ocaso.

Algo muy común es encontrar en los Vedas, a igual que en otra escrituras sagradas hinduistas, que los Dioses son mencionados por diferentes nombres de acuerdo a la actividad o faceta en que se hallen.

Así por mencionar algunos tomados de Wikipedia también se lo conoce como Aguira que significaría fuego, Amshu Bharti y Amshukiti el señor de los rayos de Luz, Bacará hacedor de Luz, Dina Kara hacedor del día, Karma Sakshi testigo de actividades, estando omnipresente en la tierra ve toda las actividades de los hombres, Vivaswat radiante.

También como Savitri , vivificante, estimulante  y según un escritor hinduista Saiane se llama así al Dios del Sol antes del amanecer. Después del amanecer se lo denomina Surya.

 

Todos los devotos de la India le dirigen siempre una oración por la mañana al amanecer. Surya ofrece energía para todos los seres vivos. Rezan los Mantras del Himno Gayatri (ver artículo de febrero de este año en la página).

 

En el capítulo  II  del Shatapatha-brahmana se indica que los Dioses Agni, Indra y Surya hicieron una serie de sacrificios por los cuales a través de ellos se hicieron  más poderosos trasformándose en una triada muy venerada en la Edad védica.

Los atributos y características son similares, aunque con matices diferentes. Surya es el Sol como Astro, Agni es el Dios del fuego y el Dios Indra es el Dios del firmamento, de las tormentas, rayos y relámpagos.

Existen muchos templos dedicados a Surya. Por ejemplo el Templo Dakshina Arka al lado del río Ganges al sur de la India, el Surianaar Koyil en la costa Oeste, en el noreste de la India el Surya Phar.

En tiempos pasados los Templos solares se conocían con la denominación de Aditá Griyas.

 

Como curiosidad es digno mencionar que en varios Templos dedicados a Shiva todavía existen  unos pequeños altares para Surya, algunos dispuestos de tal manera que son iluminados por los rayos del Sol en algunos días determinados.

Según un comentarista antiguo del Rig Veda, Iakasá (entre los siglos VI y IV AC) Surya es un Dios perteneciente al grupo de los Aditras (o hijos de Aditi) que era una de loas Diosas más antigua, hija de Daksha y esposa de Kasyapa.

En algunos lugares de la India, Surya se lo representa como un hombre de color rojo, con tres ojos, cuatro brazos, montado en una carroza tirada por siete yeguas. Con una mano atrae a los creyentes y con la otra sostiene lirios de agua.






Surya






Templo dedicado a Surya

 





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger