Bienvenido 22 de Octubre del 2018
Visitas : 918984
Hoy: 324

Artículos

Una Mirada A La Mitologia Hindu Parte 2

Veamos otros Dioses

Veamos otros Dioses:

 

INDRA

Fue la deidad más popular entre los poetas de la primera colección de himnos  védicos y también una de la más mencionada en el Rig Veda.

Indra es el Dios que domina la región intermedia, la atmósfera.

 

Antes del hinduismo fue un Dios de primer nivel, después con la Trimurti y otras circunstancias pasa a ser un Semidiós. Era considerado un guerrero letal entre las mil guerras antiguas proclamadas en los textos védicos.

Frecuentemente se lo identifica con Vayu (de la trilogía anterior, por lo que no lo tratamos ahí)

 

Su arma, que constituye su poder principal, es el Rayo con el cuál castiga y destruye a los enemigos.  Igual que otros Dioses posee un vehículo que en este caso es un elefante (Airavata) que representa la nube por intermedio de la cual hace Indra descargar la lluvia,  simboliza igual la monumental fuerza de Indra.

 

Se lo representa con un cuerpo enorme y fuerte, con brazos poderosos para esgrimir sus armas, vientre distendido por el embriago “soma” (del que es un gran consumidor) que lo convierte en el guerrero más destacado del panteón védico.

Jefe de los Dioses, los conduce a la lucha contra los Asuras (Dioses malos) centrándose en él los Mitos a los que hacen alusión los himnos:

“Indra señor de la guerra, del cielo y del cosmos”

 

Nacido del Cielo y la Tierra a los que separa para siempre, hizo salir al Sol en un acto de creación que renueva todas los mañanas  obteniendo el título de “vencedor de las resistencias” incluyendo los poderes maléficos (racshas).

Pero al matar a Vrita (una serpiente determinada) violó uno de los códigos de los Puranas y por ello debe recibir un castigo. Se consideraba que esa serpiente era un brahmán y su muerte un crimen nefasto. En los Puranas el asesinato de parientes, la violación de pactos y el adulterio son temas incluidos y como consecuencia, Indra es trasformado en un Semidiós perdiendo brillo y fuerza.










Indra

VARUNA

Fue uno de los Dioses más importantes del período indo-iranio, conocido también como Asura (equivalente a Diosa) conectándolo con Ahura Mazda de los iranios.

 








Varuna sobre su vehículo el cocodrilo


DURGA

Esta deidad surge de una combinación de los poderes de los Dioses Shiva y Vishnú, que la crearon para combatir a un demonio llamado Mahisa o Mahiasura que estaba destruyendo el equilibrio del mundo.

Era una guerra entre el conocimiento y la ignorancia, entre la verdad y la falsedad, entre el opresor y el oprimido.

Después de nueve días de lucha feroz Durga finalmente elimina a Mahiasura y por ello también se la conoce como la “matadora del búfalo”, la destructora de Mahisa.

Durga es considerada hermana del Dios Vishnú.

 

Durga es conocimiento, verdad, justicia, es puro amor.

Es el amor maternal protectora del mundo. Es una divinidad femenina de la guerra y de la destrucción asimilándose  sus poderes a Shiva.

 

A Durga se la representa como una Diosa que tiene ocho o diez brazos que significarían los ocho cuadrantes o las diez direcciones del hinduismo. Es conocida también como”Triyambake” la Dios de los tres ojos (igual que Shiva). El ojo izquierdo representa el deseo (la Luna), el ojo derecho la acción (el Sol) y el tercer ojo, central la sabiduría (el fuego).

La montura de la Diosa Durga es el león o el tigre, simbolizando el poder, la voluntad, la determinación. El estar sentada encima quiere expresar que domina y posee estas cualidades. Al estar por encima puede dominar el demonio del ego (¿Mahiasura?).












Durga


GANESHA:

Dentro del Panteón de la Mitología hindú el Dios Ghanesa es una de las deidades más conocidas,  respetada y adorada.

Hijo de la Diosa Parvati y el Dios Shiva se los considera el Dios de la Sabiduría, de los caminos y de las letras.

Reverenciado como ahuyentador de los obstáculos y patrono de las Artes y de las Ciencias. Es el Dios de la inteligencia y reiteramos, de la sabiduría.

 










Ganesha


En la India se cree y se considera que el elefante es un animal de notable inteligencia.
Con su vientre rechoncho y con aire bonachón suscita la simpatía del pueblo. Protege el hogar y trae suerte en las empresas comerciales.

Ghanesa también es la divinidad de los estudios y de los intelectuales, (poderes similares a Sarasvati).

En una simbiosis perfecta representa  igualmente la armonía entre los seres humanos y el universo.

 

Hay una leyenda que sugiere o explica  el porqué de la cabeza del elefante

Parvati, esposa de Shiva, le concede a Ghanesha la labor de ser el guardián de su puerta, dado que él desde el nacimiento demostraba un gran amor a su madre y absoluta sumisión y obediencia a sus órdenes.

Ocurría a veces que la Diosa  deseaba quedarse sola en su palacio y entonces colocaba a Ganesha al lado exterior de la puerta diciéndole que no dejara a nadie ingresar sin su autorización.

Sucedió que un día Shiva quiso ver  sin tardanza a su esposa y Ganesha respetando la consigna de su madre le pidió si tenía la autorización de Parvati y como no era así le negó la entrada. Shiva enfurecido con su espada de un solo golpe le cortó la cabeza a su hijo que rodó por una pendiente, desapareciendo.

Parvati quedó sumamente asolada y afligida. Entonces Shiva, no pudiendo soportar la tristeza de su esposa le prometió que sustituiría la cabeza por el primer ser vivo que pasara por delante. Así fue que pasó un elefante joven, único ser vivo que cumplía los requisitos, cumpliendo de esta manera su promesa.

 

La figura de Ganesha es un “arquetipo” lleno de múltiples simbolismos y significados que expresan un estado o nivel de perfección, como también los medios para lograrlo. Simboliza a aquél que ha descubierto la divinidad en su interior.

Ganesha representa también el equilibrio entre las energías masculinas y femeninas (Shiva y Parvati), entre fuerza y bondad, entre fuerza y belleza.

 

Siendo un Dios que elimina todos los obstáculos de nuestro camino material y espiritual es considerado dentro del hinduismo como el Dios de la buena Suerte y quien otorga prosperidad.

Es invocado al iniciar una actividad importante, ya sea mundana o espiritual para que sean eliminados todos obstáculos  y la buena fortuna acompañe al que la realice.

Pero eso se cumple si el que lo desea es honesto, bueno y puro,  el mismo Ganesha a través de las huestes celestiales les pone todo tipo de obstáculos e impedimentos para que no se pueda concretar para fines egoístas, perjudiciales para si mismo y/o para todos los demás. De esta manera Ganesha nos protege de la negatividad, la violencia, la envidia y el odio. Se lo invoca para este fin.

 

Se relatan diferentes leyendas vinculadas a este Dios. Una de ellas es Ganesha frente al demonio Kaiamuah.

Por la noche Ganesha indispuesto sale a hacer un paseo, presentaba la noche un maravilloso claro de Luna y el aire tenía una suavidad encantadora.

 

De pronto una gran serpiente empezó a desenroscarse .La cabeza triangular, encima de su cuello tieso parecía plateada bajo la luz de la Luna. No tenía ninguna mala intención.

Pero la rata (el transporte de Ganesha) se asustó terriblemente  y le hizo perder el equilibrio. Al caer, el Dios sintió que su barriga estallaba  viendo rodar los bombones no digeridos que se había tragado.

La serpiente curó la herida de la barriga  y mantuvo unido los bordes de la herida con un improvisado cinturón cuando Ganesha volvió  montar a la rata.

Al instante oyó una inmensa risa y levantando la vista vio a la Luna cuya cara redonda estaba sacudida por la alegría.

¿Por qué te ríes? Le gritó Ganesha.

¿Y porqué  no lo haría? ¿Te das cuenta lo divertido que resultó el espectáculo que acabo de presenciar? Estabas ridículo con tu panza estallada, tus bombones en el suelo, la serpiente y la rata.

 









Ganesha con su vehículo


¡Malvada!  ¡Luna cruel! Presenciaste un accidente y te burlas riéndote.

Ganesha sacó un colmillo y se lo arrojó a la Luna logrado romper parte del hermoso rostro de ella.

¡Te maldigo, astro cruel! A partir de este momento todo tu esplendor desaparecerá en ciertos momentos, pero luego volverá a dejarse ver. Pero sólo una parte de tu cara se redondeará poco a poco, pero volverá a desaparecer.

Síntesis de diferentes artículos consultados por Internet (Google).

 

ANEXO:

“Animales incorporados a la Religión y a la Mitología”

Los animales juegan un papel importante en la religión hindú. Muchos son vehículos de deidades.

 

La rata: En la ciudad de Deshnoke (Norte de la India) se mantienen cerca de 20.000 ratas vivas en el Templo de Karni Mata.

Según la creencia popular son las reencarnaciones de Kami y sus seguidores los Sadhus (hombres santos del hinduismo). El sacerdote encargado del Templo las alimenta con leche y granos, los peregrinos participan de esta labor. Se considera que ofrecer estos alimentos a los “santos” y que sean comidos, constituye una bendición para el que los ofrece.

Se asocia la rata a la astucia, inteligencia, agresión, incluso asociada a lo oculto, a la Orden.

El Dios Ghanesha la utiliza como su vehículo simbolizando la capacidad  que tiene el Dios de destruir y eliminar los obstáculos.

 

El Toro: (Nandi el feliz) guardián y vehículo del Dios Shiva encarna la fecundidad, la fertilidad y Shiva al montarlo simboliza el dominio de los impulsos.

Goza de respeto igual que la vaca aunque su significado obviamente es diferente. Representa la fuerza agresiva y sexual. Es dador de vida por excelencia. Se lo considera una personificación del poder que se puede conseguir dominando la fuerza bruta y controlando las pasiones.

 

El Tigre: vehículo de la Diosa Durga, la destructora del mal. A veces es reemplazado por un león, que sin las rayas simboliza la crueldad, la ira y también  el orgullo.

 

El Pavo Real: vehículo de la Diosa Sarasvati, representa la arrogancia y el orgullo, Al montarlo la Diosa los controla enseñando a no ocuparnos de la apariencia externa.

 

El Búho: vehículo utilizado por la Diosa Lakshmi representa la sabiduría espiritual, la ceguera de la búsqueda material.

 

El Cisne: conocido también como Hamsa es el vehículo de Brahma, símbolo de la inteligencia y de la discriminación.

 

El  Elefante: vehículo del señor Indra, Dios de la tormenta y las lluvias, Simboliza la confianza, la dignidad, el poder, la realeza y el orgullo

.

El Cocodrilo: vehículo del Dios Varana, representa la dignidad, la velocidad, la potencia, la fuerza, la valentía.

 

El Caballo: vehículo del Dios del Sol, Surya, quien cabalga sobre siete caballos, simboliza los siete colores del arco iris.

 

La Vaca: es bien conocido que es el animal más venerado por la cultura popular en la India, generalmente siempre representada de color blanco. Suelen dibujarse imágenes de los Dioses, como integrados en el cuerpo de la naturaleza. Se cree que en cada uno de sus miembros reside una específica deidad.

Simboliza la Madre Tierra, la naturaleza y por extensión la fertilidad y la abundancia como aspecto benigno de la gran Diosa. Proveedora de leche se la considera como una madre. Entre otros nombres el más importante es Kama-Dhenu : otorgadora de deseo, de abundancia y prosperidad.

En la India la leche se la considera el alimento  más puro y mejor por excelencia.

La adoración ritual de la vaca se lleva a cabo porque simboliza los cinco productos que ofrece: leche, mantequilla, yogur, orina y estiércol . Los tres primeros en la alimentación, la orina como desinfectante  y el estiércol como combustible.





La vaca sagrada en la calle de la India






Hay otros: el antílope, vehículo del Dios Vayu (Dios del Viento), el carnero portador de Agni (Dios del fuego) Yamina devi que cabalga sobre una tortuga.

Síntesis de textos de Wikipedia, Enrique Gallud Jardiel, Vina en español, El portal de la India, y otros.

Mayo, 2016





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger