Bienvenido 21 de Agosto del 2017
Visitas : 767233
Hoy: 40

Artículos

Algunas Consideraciones Sobre La Cabala (1)

Bien, estimados lectores, gracias por seguirnos a través de estos doce años que nos impusimos la tarea de mantener activa la página de Lumen de Lumine.

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA CABALA

 

Bien, estimados lectores, gracias por seguirnos a través  de estos doce  años que nos impusimos la tarea de mantener activa la página de Lumen de Lumine.

Un nuevo año comienza, un nuevo ciclo se inicia cual Uroboros retornando en apariencia a un principio.

El Uroboros es un ideograma arquetípico universal que gráficamente está representado por una serpiente (a veces como opción por un dragón) que en forma circular se muerde la cola.

La creación, ya sea de índole natural o intelectual surge y desaparece por intermedio  de este mecanismo que consiste en una vuelta, un retorno, una reflexión.

 










Uroboros


Nuestra intención no es que sea simplemente un círculo repetitivo sino que represente una espiral evolutiva en el desarrollo espiritual de cada uno de nosotros.

 

Siguiendo esta línea de pensamientos retomamos  nuevamente el tema de “La Cábala”continuando con los objetivos que nos planteáramos al comenzar la página.



Cabalista                                                                                                   


Existe numerosísima bibliografía referida al tema, pero Gershon Sholem, nacido en Berlín en el año 1897 (egresado como Dr. en matemáticas de la universidad de Berna) y que emigrara a Israel en 1920 siendo uno de los fundadores con Albert Einstein en 1928 de la Universidad hebrea de Jerusalén (en el Monte Scorpus, en dicha ciudad) se dedicó durante cuarenta años a la investigación sobre este tema reuniendo unos tres mil manuscritos, publicando varios libros como ser “Las grandes tendencias de misticismo judío” (1941), la Cabala y su Simbolismo” (1960) etc. falleció en 1982. Para él la Cabala se distingue (entre otras cosas) por una actitud excepcionalmente positiva respecto al lenguaje hebreo, es una lengua sagrada, es algo más que un medio de expresión de ciertos pensamientos, dado que refleja la naturaleza espiritual básica del mundo. El lenguaje tiene un valor místico.











Alfabeto Hebreo


En un artículo publicado el año pasado “La iniciación y las Órdenes esotéricas” mencionamos que las Órdenes esotéricas son imágenes objetivas de Órdenes subjetivas. Cada una de ellas desarrolla un particular sistema de expresión simbólica. Siempre es Ciencia y Arte, Doctrina y Práctica.

Nosotros entendemos el esoterismo  por “aquello” que está debajo, lo que está en el trasfondo, lo que es profundo, más allá del sentimiento, de los instintos. Está en el trasfondo arcaico del Ser.

Lo esotérico es las profundidades abismales del Ser  de donde vienen los impulsos que nos mueven, lo que está produciendo el devenir evolutivo que estamos asistiendo.

 

Con este trasfondo profundo, con ese “Misterio”  es que se relaciona la Cábala, que en numerosa síntesis es una serie de tecnologías desarrolladas con la finalidad de establecer un forma de nexo o comunicación con ese trasfondo psicológico profundo del Ser y de la Creación (en hebreo Mahashe  Bereshith,  como se produce la Creación).

La palabra Cábala significa “tradición” y proviene de la raíz “Cabal” que se puede traducir como oscuro, tenebroso, en el sentido de oculto y secreto.

La Cábala se refiere a una doctrina  esotérica que se ocupa del mecanismo de la Creación, tanto en el macro como en el microcosmos, del desarrollo, evolución y perfeccionamiento del hombre en, a través y por intermedio del conocimiento de las Leyes que rigen los procesos creadores, buscando sin ninguna duda el mejoramiento de las condiciones existentes. El esquema básico de la Cábala es el “Árbol de la Vida”.


 




























Etz ha Jaim (Árbol de la vida o Árbol viviente)

 

El “Árbol” es un símbolo representativo del Universo y del hombre, en el diagrama clásico  están las “diez emanaciones”, en hebreo Esher Sephirot. Las mismas se agrupan en tres triángulos dispuestos en tres columnas representativas de la polaridad y del equilibrio. La columna de la derecha se denomina “Pilar de la Misericordia”, la de la izquierda “Pilar de Severidad”, siendo la columna central el “Pilar del Equilibrio”. El Zohar (Libro de los Esplendores) dice: considerad que el Santo, bendito sea, (Baruj hashem) hizo una derecha y una izquierda para gobernar al mundo. Una se llama Bien (Tov) y la otra Mal (Ra) e hizo que el hombre sea una combinación de ambas.

 

La Cábala denomina a estas diez “emanaciones” con el término de “Sephiroth  (plural de Sephira) y constituyen al “Árbol de la Vida”.                  

 

   

Estas “Sephiroth” reciben  los siguientes nombres:


  • Corona (Kether)
  • Sabiduría (Jojmah)
  • Entendimiento (Binah)
  • Magnanimidad (Jesed)
  • Rigor (Geburah)
  • Ornamento (Tiphereth)
  • Victoria (Netzaj)
  • Gloria (Hod)
  • Fundamento (Yesod)
  • Reino (Maljuth)



La metafísica cabalista comienza en lo “Absoluto”, manifestación divina infinita  e impensable, al cual son inherentes la Voluntad creadora y el deseo de conocerse.

El “Absoluto”, la Divinidad, el Principio de Conciencia, es UNO, por su Voluntad es la aparición de la creación con la variedad y multiplicidad de las cosas que por otro lado son unidas y concordantes, pues procede del UNO que las ordena.

 

El Sepher Yetzirah (libro de las formaciones) anuncia: Sefar, Sipur y Sefer como atributos. Sefar denota cantidad y peso de los cuerpos creados, la cantidad es necesaria para el orden y se establece por el número que es lo que significa, Sefar.

Sipur quiere decir voz y habla, el Verbo por el cual existen las cosas al ser nombradas y Sefer quiere decir escritura, que son las creaciones. Las tres son uno.

Estos atributos de los que deriva la creación y la conciencia se expresan en el sistema de diez sucesivas emanaciones que como expresáramos se esquematizan en el Etz ha Jaim.

 

Los tres primeras Sephiroht constituyen lo que se llama el “Triángulo Supremo”, en su vértice superior  está Kether (la Corona) y en  la base a la derecha Jojmah (sabiduría) la segunda Sephira y la de la izquierda Binah (Entendimiento).

Continúan Jesed (Beneficencia o Magnanimidad) y Geburah (Rigor) como cuarta y quinta sephirot.

En la columna central Tipheret (Ornamento) sexta sephirot seguida de la séptima y octava Netzaj (Victoria) y Hod (Gloria).                         

Continuando  en la columna central encontramos Yesod (Fundamento) y por último debajo Maljuth (Reino) la décima Sephira.

 





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger