Bienvenido 21 de Agosto del 2017
Visitas : 767209
Hoy: 16

Artículos

El Arbol Simbolismo Parte 1

Ya en otros artículos de años anteriores hemos publicado algunos conceptos sobre la Doctrina del Verbo como generadora de todo lo existente. En el Antiguo Testamento, Génesis, Bereshit, Capítulo I; 1-31 leemos: En el Principio Dios creó los Cielos y la Tierra. El espíritu de Dios se movía sobre las aguas. Dios dijo sea la Luz y la Luz se hizo apartando la luz de las tinieblas; e hizo el Día y la Noche; el Cielo y el Mar; la Tierra y la Vegetación; las Estrellas; el Sol y la Luna, etc. Es decir, Dios habló y la Creación fue hecha desde el principio

EL ARBOL  SIMBOLISMO

 

 

 

Introducción:                                                                                                   

Ya en otros artículos de años anteriores  hemos publicado algunos conceptos sobre la Doctrina del Verbo  como generadora de todo lo existente.

En el Antiguo Testamento, Génesis, Bereshit, Capítulo I; 1-31 leemos: En el Principio Dios creó los Cielos y la Tierra. El espíritu de Dios se movía sobre las aguas. Dios dijo sea  la Luz y la Luz se hizo apartando la luz de las tinieblas; e hizo el Día y la Noche; el Cielo y el Mar; la Tierra y la Vegetación; las Estrellas; el Sol y la Luna, etc.

 Es decir, Dios habló y la Creación fue hecha desde el principio.

 

Dentro de nuestro movimiento “amigos de Lumen de Lumine” hemos sostenido que cuando expresamos que somos “monistas” (no monoteístas) nos referimos  a la concepción de que hay una Única Realidad, una total identidad  entre los términos Conciencia, Materia y Espíritu. Porque consideramos que Materia ES Conciencia, dado que ésta es la Sustancia Universal.

La tradición cuyas remotas raíces en el tiempo se hunden en el Oriente, afirma que la Ultérrima Realidad del Mundo, del Universo, ES la Conciencia que en idioma sagrado del sánscrito se denomina “Chitt”, que en sí es el Principio de Inteligencia que se pone de manifiesto como sujeto y objeto de experiencia; mente y materia. Objeto y sujeto son necesarios para la percepción y ambos emanan de ese Principio trascendente de Inteligencia.

Esa Única y eterna Sustancia (“Chitt”, Conciencia) es ilimitada en los conceptos de Tiempo y Espacio, por lo cual no tiene ni principio ni fin, ES y se manifiesta como Realidad, Vida, Mente, Materia, Continuidad, etc.

Es decir todo ES Conciencia Pero en distintos niveles. En el  mineral  por ejemplo se expresa en dilatación por el calor y contracción por el frío. En la especie vegetal por la vida vegetativa, la transformación del anhídrido carbónico por intermedio de la clorofila en oxígeno. En el reino animal a través del instinto y en el Ser Humano a través de la posibilidad de ser auto-conciente.                                                                                            

Ese Principio de Conciencia en sí tuvo el deseo de manifestarse y de esa Unicidad del Ser surge la dualidad y posteriormente la multiplicidad.

 

Volviendo al Antiguo Testamento en Génesis 2:9 Dios hizo árboles  deliciosos a la vista y buenos frutos para comer.  Además hizo otros dos árboles y los colocó en medio del Edén; el Árbol de la Vida y el Árbol del Bien y del Mal. Se puede considerar que estos últimos al estar separados no pertenecían al reino vegetal.


 












El Árbol del Bien y del Mal


Podemos agrupar a los árboles en dos grupos o categorías: los árboles frutales que representarían  simbólicamente la vida al dar alimento y los árboles de hojas perennes que simbolizan la inmortalidad.

El árbol  es un Símbolo Universal, tan es así que muchos países tienen uno en particular como emblema.

 

“El árbol es una imagen del mundo, sus raíces se hunden en las profundidades de la tierra y está en contacto con el mundo subterráneo y el mundo de las aguas por eso puede nutrirse con las fuerzas de ambos mundos. El tronco crece hacia la luz y registra el paso del tiempo, agregando anillos a su estructura por cada año de crecimiento. Del tronco emergen las ramas; la unicidad del tronco se convierte en multiplicidad y diferenciación del mundo de la forma. Al mismo tiempo sus ramas se extienden hacia arriba, hacia el cielo teniendo de ese modo acceso a las energías solares, al reino de las Divinidades celestes, posibilitando simbólicamente la elevación y comunicación del hombre con el cielo” (cita de J.C. Cooper).

 

Mientras los árboles de hojas perennes simbolizan la eternidad, la vida eterna, los otros árboles reproducen los ciclos cósmicos de la vida y el renacimiento, sus hojas mueren en el otoño para reverdecer en la primavera pasando por la oscuridad del invierno testimoniando la Esperanza.

 

Volviendo al Antiguo Testamento Dios hizo otros dos tipos de árboles.

Uno el Árbol de la Vida, que crece en medio del Paraíso, emblema de la regeneración y retorno al estado de perfección primordial, la unicidad existencial.

El otro, el Árbol del Bien y del Mal, el Árbol del Conocimiento, simboliza la naturaleza dualista y al probar su fruto Adán  y Eva pueden acceder a conocer la dualidad, los opuestos del mundo manifestado, símbolo de la tentación, de la individualización, de la separatividad.

La expulsión del Paraíso de Adán y Eva por el deseo simboliza el descenso del Espíritu o Conciencia de la Unidad primordial hacia la dualidad o fragmentación, multiplicidad, diferenciación y la heterogeneidad. Al alejarse del centro de perfección de la Unicidad del Ser es entrar en los ciclos periódicos del cambio e ingresar al mundo del Tiempo y del Espacio finitos.

 

Existen innumerables especies diferenciadas de árboles, sólo tocaremos a algunas y en forma lo mas sintética posible.

Las diversas culturas interpretan los árboles  en forma particular.

Por ejemplo el Sauce llorón se lo vincula con la muerte, el duelo y el luto.










Sauce llorón


El Sauce común se lo vincula con la fuerza, pues soporta los vientos doblándose pero sin romperse.

 

En Japón el Pino por su resistencia a los vientos también representa la Fuerza y la energía vital. Sus frutos (piñas o conos) simbolizan la vida y la fecundidad y por sus hojas perennes la inmortalidad.

El cristianismo lo adoptó para el Árbol de Navidad.

 











Pino

  

El Roble ante vientos fuertes puede quebrarse, por ello representa la fuerza

débil, la debilidad. Para los germanos y eslavos  fuerza y sabiduría.










Roble

 

El Fresno: “En la mitología  escandinava el Fresno (el Yggdrasil) es fuente de vida y de inmortalidad, a su sombra se reúnen en concilio los Dioses. Sirve de unión entre los tres mundos, sus ramas se elevan hasta el Walhala y  de sus raíces surge y fluye un manantial origen de los ríos y del tiempo terrenal.   El brioso corcel de Odín mascaba sus hojas. (Odín dentro de la mitología nórdica es sinónimo del Wotan germano Dios de la Sabiduría y de la guerra y muerte. Odín también es Dios de la poesía, de la magia, la profecía y de la victoria, habita en el palacio de Valaskjalf).

En la ramas del fresno escandinavo se posan el águila y la serpiente, símbolos de la luz y la oscuridad” (adaptado de J. C. Cooper).

También se lo considera representativo de la intuición.














Fresno y sus hojas

         

El Manzano: dentro de la mitología nórdica, la manzana, fruto del árbol  del jardín Freyja (una de las Diosas mayores de la mitología de origen germano y nórdico, es la Diosa del amor, de la belleza y de la fertilidad. (Eva al comer  la manzana del Árbol del Bien y del Mal  y ser expulsada del Paraíso, Dios le dijo parirás tus hijos con dolor).

En la tradición céltica la manzana tenía poderes mágicos y era  el fruto de la Isla de Avalón (Isla legendaria que se ubicaba entre las islas británicas), llamada precisamente la Isla de las Manzanas.

 











Manzano

El Cerezo para el Japón debido a que su florecimiento es corto a principios de la primavera, se considera símbolo de la fragilidad, la transitoriedad de la vida. Para el samurai significa sangre y sacrificio.

Para China simboliza poder, fortaleza, belleza, sexualidad femenina.

 











Cerezo

 

El Muérdago conocido símbolo del amor. Para los druidas junto con el Acebo son árboles sagrados y representan protección.

 











Muérdago

 

El Ombú árbol originario y típico de la Argentina es considerado como el “árbol gaucho” y representa la unidad y la igualdad. Junto con el Ceibo se considera árbol nacional.

El ceibo es considerado símbolo de Libertad. Vinculada a la leyenda de una indígena de nombre Anahí representa valentía y fortaleza ante el sufrimiento.


       







Ombú                                                            Ceibo

 

El Nogal es un árbol que puede llegar a gran altura, casi 27 metros y un diámetro de 2 a 5 metros. Originario del Oeste de Asia, se expande por el sudeste de Europa. Grecia e Italia. Su fruto muy preciado es la nuez. Simboliza la sabiduría. Lo esencial oculto en lo accesorio, la espiritualidad envuelta a través de prácticas exteriores. Por su altura se puede interpretar que es aspiración de progreso.












Nogal

 

La Palmera es un árbol con muchas variaciones, muy apreciado por sus frutos. Cocos, dátiles, palmitos, por ello está asociada a la vida, y también al oasis en el desierto. Por la forma de su copa representa habilidad, destreza. Para los egipcios y romanos era un árbol sagrado representando fecundidad y victoria. En ese sentido sus hojas, .palmas son utilizadas por el cristianismo para usarlas en el Domingo de ramos.

 











Palmera

El Avellano por su fruto a igual que el nogal simboliza sabiduría y conocimiento.

Era considerado un árbol mágico, sagrado para lo celtas, Simboliza la sabiduría oculta, como también la paciencia y la constancia en el desarrollo de la vida espiritual y la experiencia mística.

En los pueblos germánicos y nórdicos se lo vinculaba a la fertilidad  fecundidad y se lo asociaba a ritos matrimoniales.












Avellano

 

Álamo: es un árbol de hoja caduca que tiene gran altura puede llegar a los 24 metros. Necesita mucho sol y posee grandes raíces superficiales. Su imagen es alegre, lleno de vida Los celtas hacía escudos con su madera porque simbólicamente evitaba la muerte.

 

 







Álamo

 

 

 











  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger