Bienvenido 13 de Diciembre del 2017
Visitas : 811182
Hoy: 257

Artículos

Esoterismo, Revelacion O Develacion

Esoterismo es una palabra originada en el idioma griego: “de dentro, interior, íntimo”, unido al sufijo “ismo” es un término genérico usado para referirse al conjunto de conocimientos, doctrinas, enseñanzas, prácticas, ritos y técnicas o tradiciones de una corriente sectaria que son secretos, incomprensibles o de difícil acceso y que se trasmiten únicamente a una minoría selecta denominada iniciados y porque no son conocidos por los profanos (Cita de Wikipedia).

ESOTERISMO, REVELACION O DEVELACION

 

Esoterismo es una palabra originada en el idioma griego: “de dentro, interior, íntimo”, unido al sufijo “ismo” es un  término genérico usado para referirse al conjunto de conocimientos, doctrinas, enseñanzas, prácticas, ritos y técnicas o tradiciones de una corriente sectaria que son secretos, incomprensibles o de difícil acceso y que se trasmiten únicamente a una minoría selecta denominada iniciados y porque no son conocidos por los profanos (Cita de Wikipedia).  

 

Este artículo está fundamentado en  un trabajo  anterior, modificado, sintetizado y actualizado siendo oportuno volver  tratar el tema.

Siendo objetivos, racionalmente debemos pensar que difundir ya sea doctrina o filosofía esotérica no podría ser algo  realmente válido.

Porque lo esotérico, lo “oculto” (entre comillas) una vez que sale a la Luz pierde su condición de serlo, puesto que sería una contradicción salvo que sea una expresión convencional solamente.

Cuando lo “secreto” (también entre comillas) se hace público no pierde realmente su condición y esencia, simplemente lo que sucede es que adquirió una apariencia externa. De manera que tanto lo “oculto” como lo manifestado no son más que dos estadíos diferentes de una única realidad.

 

Quizás el ejemplo más  conocido es el siguiente: Tenemos aquí una semilla, en su esencia está “oculto” el árbol. Cuando este aparece adquiriendo su forma, esplendor, florecido y fructificado, en él esta nuevamente la simiente. No hubo develación sino revelación.

Para “iluminar” es necesario tener o adquirir una Luz, pero la lámpara portadora de la Luz no puede cumplir su misión si no está limpia de errores y prejuicios.

Desde tiempo inmemorial la Legión de los Iniciados hicieron todo lo posible para divulgar saber y conocimientos. Gracias a estos honestos y fraternales maestros otros  pueden compartir, aunque sea en pequeñísima medida, su luminosa ciencia y cumplir a su  vez el deber de difundirlo.

 

Entre el NO SER y el EXISTIR  se tiende un puente de Luz. En el no ser están las oscuras e ignotas semillas de lo que ha de aparecer.

El no ser se lo ha comparado con una fuente de negras aguas y el existir un río que de ella procede regando la tierra y nutriendo la vida y todo lo que de ella nace.

Los cabalistas denominaron a este manantial (entre otros) el “Misterio” y en su críptico lenguaje (simbólico) que utilizan los adeptos expresan: “Que la Naturaleza toda se nutre y se sostiene por el “Misterio”, lo que es, lo único y permanente “secreto”, no sólo en su realidad trascendente sino por su inmanente presencia en todo”.

 

Los términos absolutos “oculto” y “esotérico” no representan más que aquello que aún no se alumbró por nadie. Todo lo que uno pueda captar, aprehender y comprender ha sido extraído del seno de lo “oculto”.

La Develación es un proceso (o un estado adquirido de conciencia) individual, producto y fruto de la realización de un trabajo y es incomunicable como tal. Lo que sucede cuando se la quiere trasmitir, es que se transforma en una Revelación. 

 ´

El “Esoterismo” lo podemos definir como una ciencia psico-física, ya que considera al Universo como un fenómeno del entendimiento cuya sustancia es Conciencia. Su materia es la Conciencia en su doble aspecto de esa única realidad: Luz y Oscuridad. Al mismo tiempo es la disciplina cuyo terreno y herramienta es la “mente y sus procesos”.

Sus técnicas proponen despertar, extraer, canalizar, exaltar e iluminar el “entendimiento” que duerme en la materia. La ciencia del Alma, el esoterismo, es una disciplina. Y por ello es necesario diferenciar lo que es “Doctrina conceptual” y lo que es “aplicación práctica”.

La ciencia abstracta (o la filosofía doctrinal) debe convertirse en fuente de beneficio para la humanidad dando origen a un Arte aplicado que denominamos Arte Real.

 

Materialismo a ultranza sin espiritualidad es un absurdo que embiste la calidad y la dignidad de la vida humana. Y a su vez espiritualidad sin aplicación práctica se transforma en una simple intelectualidad y aún puede generar y estimular la vanidad.

Como hemos afirmado y sostenido siempre los Iniciados no pueden ni deben estar ajenos a los conflictos humanos. Es sensible a las angustias y necesidades del hombre común, pero no se ocupa de “sentir emociones”.

Sabe controlar sus emociones y sentimientos, pero sobre todo aprendió y sabe controlar su palabra  para poder ser un actor de cambio.

Pero para que realmente pueda convertirse en un factor determinante de los acontecimientos y no estar sujetos a los resultados debe primero haber realizado algunos sacrificios. Y el primero que no es tan sencillo como pareciera es estar firmemente dispuesto a un cambio radical de su punto de vista, como por ejemplo el concepto de Libertad.

 

Puntualmente el concepto de Libertad  de pensamiento.

 

Es común considerar que es un derecho del ser humano el pensar y expresar sus “propias ideas” sin censura ni limitaciones externas. Pero el Iniciado sabe que los pre-juicios y los hábitos condicionan al hombre común  y la mayoría de las veces toma ideas y pensamientos ajenos tomándolos como suyos. Él sabe cuan ligados están muchos pensamientos a los sentimientos.

El Iniciado ha aprendido a practicar conscientemente la Libertad de pensamiento que consiste en pensar voluntariamente y en  forma impersonal lo que es útil y conveniente para la labor que se desea, no dejándose influir por prejuicios personales a la manera profana.

Sólo así podrá intervenir en las causas y no en los efectos.

 

Entonces, como obreros constructores en los planos internos, y sin dudas el pensamiento no deja de serlo, debe aprender a manejar la “materia mental” como anteriormente lo hacían los obreros con los materiales físicos.

Para el Iniciado la Libertad de pensamiento quiere decir Poder para producir las semillas mentales, que germinarán en pensamientos que serán adoptadas por aquellas mentes afines y producir el resultado deseado. Es nada más y nada menos que el ejercicio del manejo de las fuerzas del ánimo.

                                                                                   

Noviembre, 2017

Esoterismo es una palabra originada en el idioma griego: “de dentro, interior, íntimo”, unido al sufijo “ismo” es un término genérico usado para referirse al conjunto de conocimientos, doctrinas, enseñanzas, prácticas

ESOTERISMO, REVELACION O DEVELACION

 

Esoterismo es una palabra originada en el idioma griego: “de dentro, interior, íntimo”, unido al sufijo “ismo” es un  término genérico usado para referirse al conjunto de conocimientos, doctrinas, enseñanzas, prácticas, ritos y técnicas o tradiciones de una corriente sectaria que son secretos, incomprensibles o de difícil acceso y que se trasmiten únicamente a una minoría selecta denominada iniciados y porque no son conocidos por los profanos (Cita de Wikipedia).  

 

Este artículo está fundamentado en  un trabajo  anterior, modificado, sintetizado y actualizado siendo oportuno volver  tratar el tema.

Siendo objetivos, racionalmente debemos pensar que difundir ya sea doctrina o filosofía esotérica no podría ser algo  realmente válido.

Porque lo esotérico, lo “oculto” (entre comillas) una vez que sale a la Luz pierde su condición de serlo, puesto que sería una contradicción salvo que sea una expresión convencional solamente.

Cuando lo “secreto” (también entre comillas) se hace público no pierde realmente su condición y esencia, simplemente lo que sucede es que adquirió una apariencia externa. De manera que tanto lo “oculto” como lo manifestado no son más que dos estadíos diferentes de una única realidad.

 

Quizás el ejemplo más  conocido es el siguiente: Tenemos aquí una semilla, en su esencia está “oculto” el árbol. Cuando este aparece adquiriendo su forma, esplendor, florecido y fructificado, en él esta nuevamente la simiente. No hubo develación sino revelación.

Para “iluminar” es necesario tener o adquirir una Luz, pero la lámpara portadora de la Luz no puede cumplir su misión si no está limpia de errores y prejuicios.

Desde tiempo inmemorial la Legión de los Iniciados hicieron todo lo posible para divulgar saber y conocimientos. Gracias a estos honestos y fraternales maestros otros  pueden compartir, aunque sea en pequeñísima medida, su luminosa ciencia y cumplir a su  vez el deber de difundirlo.

 

Entre el NO SER y el EXISTIR  se tiende un puente de Luz. En el no ser están las oscuras e ignotas semillas de lo que ha de aparecer.

El no ser se lo ha comparado con una fuente de negras aguas y el existir un río que de ella procede regando la tierra y nutriendo la vida y todo lo que de ella nace.

Los cabalistas denominaron a este manantial (entre otros) el “Misterio” y en su críptico lenguaje (simbólico) que utilizan los adeptos expresan: “Que la Naturaleza toda se nutre y se sostiene por el “Misterio”, lo que es, lo único y permanente “secreto”, no sólo en su realidad trascendente sino por su inmanente presencia en todo”.

 

Los términos absolutos “oculto” y “esotérico” no representan más que aquello que aún no se alumbró por nadie. Todo lo que uno pueda captar, aprehender y comprender ha sido extraído del seno de lo “oculto”.

La Develación es un proceso (o un estado adquirido de conciencia) individual, producto y fruto de la realización de un trabajo y es incomunicable como tal. Lo que sucede cuando se la quiere trasmitir, es que se transforma en una Revelación. 

 ´

El “Esoterismo” lo podemos definir como una ciencia psico-física, ya que considera al Universo como un fenómeno del entendimiento cuya sustancia es Conciencia. Su materia es la Conciencia en su doble aspecto de esa única realidad: Luz y Oscuridad. Al mismo tiempo es la disciplina cuyo terreno y herramienta es la “mente y sus procesos”.

Sus técnicas proponen despertar, extraer, canalizar, exaltar e iluminar el “entendimiento” que duerme en la materia. La ciencia del Alma, el esoterismo, es una disciplina. Y por ello es necesario diferenciar lo que es “Doctrina conceptual” y lo que es “aplicación práctica”.

La ciencia abstracta (o la filosofía doctrinal) debe convertirse en fuente de beneficio para la humanidad dando origen a un Arte aplicado que denominamos Arte Real.

 

Materialismo a ultranza sin espiritualidad es un absurdo que embiste la calidad y la dignidad de la vida humana. Y a su vez espiritualidad sin aplicación práctica se transforma en una simple intelectualidad y aún puede generar y estimular la vanidad.

Como hemos afirmado y sostenido siempre los Iniciados no pueden ni deben estar ajenos a los conflictos humanos. Es sensible a las angustias y necesidades del hombre común, pero no se ocupa de “sentir emociones”.

Sabe controlar sus emociones y sentimientos, pero sobre todo aprendió y sabe controlar su palabra  para poder ser un actor de cambio.

Pero para que realmente pueda convertirse en un factor determinante de los acontecimientos y no estar sujetos a los resultados debe primero haber realizado algunos sacrificios. Y el primero que no es tan sencillo como pareciera es estar firmemente dispuesto a un cambio radical de su punto de vista, como por ejemplo el concepto de Libertad.

 

Puntualmente el concepto de Libertad  de pensamiento.

 

Es común considerar que es un derecho del ser humano el pensar y expresar sus “propias ideas” sin censura ni limitaciones externas. Pero el Iniciado sabe que los pre-juicios y los hábitos condicionan al hombre común  y la mayoría de las veces toma ideas y pensamientos ajenos tomándolos como suyos. Él sabe cuan ligados están muchos pensamientos a los sentimientos.

El Iniciado ha aprendido a practicar conscientemente la Libertad de pensamiento que consiste en pensar voluntariamente y en  forma impersonal lo que es útil y conveniente para la labor que se desea, no dejándose influir por prejuicios personales a la manera profana.

Sólo así podrá intervenir en las causas y no en los efectos.

 

Entonces, como obreros constructores en los planos internos, y sin dudas el pensamiento no deja de serlo, debe aprender a manejar la “materia mental” como anteriormente lo hacían los obreros con los materiales físicos.

Para el Iniciado la Libertad de pensamiento quiere decir Poder para producir las semillas mentales, que germinarán en pensamientos que serán adoptadas por aquellas mentes afines y producir el resultado deseado. Es nada más y nada menos que el ejercicio del manejo de las fuerzas del ánimo.


Noviembre, 2017





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger