Bienvenido 13 de Diciembre del 2017
Visitas : 811189
Hoy: 264

Artículos

La Montana, La Gruta, Su Simbolismo

Hablar de la Montana, su simbolismo y espiritualidad es un tema que parecería extraño en estos tiempos en que transcurre nuestra vida, sobre todo que hoy es objeto del deporte de alpinismo y aún de competitividad

LA MONTAÑA,  LA GRUTA, SU SIMBOLISMO

 

Hablar de la Montaña, su simbolismo y espiritualidad es un tema que parecería extraño en estos tiempos en que transcurre nuestra vida, sobre todo que hoy es objeto del deporte de alpinismo y aún de competitividad.

Aunque no es necesario reiterarlo vivimos en una época en donde una gran  mayoría de los seres humanos se encuentran carentes de valores y principios éticos y sociales y más aún de valores auténticamente trascendentes.

 

 











La Montaña considerada como “algo sagrado”  subyace como carácter simbólico universal en las principales culturas del Viejo y Nuevo Mundo, tanto en Europa y Asia como en América, se halla en sus tradiciones religiosas.

En el Antiguo Testamento se  menciona a la Montaña en más de 40 versículos. Por ejemplo: Éxodo 19:16-19; 34:1-3; Josué 8:30-35; 11:16-18; Deuteronomio 11: 29; 27:2-13. En Salmos 89:12: … en el Norte y en el Sur creaste Tabor y el Hermón, clamarán tu nombre…

En números 33:37-39 se cita al Monte Hor donde acontece la muerte de Arón, el hermano de Moisés. En Génesis 22:1-3 al famoso Monte Moríah donde se relata el sacrificio de Isaac por parte de su padre Abraham,  actualmente el monte está debajo de la Cúpula de la Roca en Jerusalén. En Deuteronomio 34: 15 se menciona al Monte Nebo, desde donde Dios le mostró a Moisés la tierra prometida a la cual no tendría acceso.



    










 Lápida en el Monte Nebo, Jordania                       Sacrificio de Isaac



 

En Jueces 6 se menciona al Monte Gerezin de una altura de 686 metros, hoy Cisjordania  y en su falda ciudad de Nablus, antigua Siquén bíblica, que como curiosidad residen 400 samaritanos.

 












Monte Gerzin

En numerosas obras de Arte Medieval se hallan imágenes de la Montaña como también de la Gruta con la que se la relaciona.

 

Se ha considerado a la Montaña como el “axis mundi”, es decir el Eje del Mundo que une la Tierra con el Cielo, El mundo terrenal con el celestial. En este sentido se la vincula con el “Árbol”, con la “Escalera al Cielo”, el “Pilar del Cielo”, el “Ombligo del Mundo”, “Lugar de Revelación”.

Se ha vinculado a la Montaña como símbolo de estados internos trascendentes. Por ello se la consideró sede alegórica de Dioses, héroes y todo aquél Ser que ha sobrepasado en cierto sentido su condición de simple ser humano.

 

La Montaña es símbolo de algo perdurable e inalterado, es expresión de Verticalidad, de altura, de ascensión al cielo, de eternidad.

También con las nociones de grandeza, símbolo de seguridad, soledad y aislamiento asociándose al concepto de fortaleza.

La Montaña da sentido de proximidad a Dios, es el lugar que Dios elige para manifestarse.


 

 


                       

Monte Sinaí                                               Moisés y las Talas de la Ley  

   

Mircea Eliade (Bucarest, Rumania, 371903, Chicago EE.UU. 4/1986) historiador de las religiones, símbolos, ritos, cosmogonías, en una de sus  muchas obras dice: “El símbolo, el Mito, el Rito, a diferentes niveles y con los medios que le son propios, expresan un complejo sistema de afirmaciones coherentes sobre la realidad última de las cosas”.

Un objeto (en este caso la Montaña)     adquiere un valor llegando a ser real porque participa en una realidad que la trasciende. El objeto en sí se manifiesta como receptáculo de una fuerza extraña que la diferencia del medio en que se halla, confiriéndole sentido y valor. 

La Montaña   también representa el deseo íntimo de la mente y el corazón humano de perfección, de crecimiento, de elevación, real-ización, de trascendencia.  

La peregrinación ritual de ascenso a la Montaña significa la renuncia a los deseos y apegos mundanos, la superación  de lo instintivo e irracional, la búsqueda plena de auto-conciencia. Todo ascender, todo osar, toda conquista es expresión de unión a una realidad trascendente, es despertar,  iluminación interior.

 

Podemos decir que la Montaña participa de lo que se puede llamar símbolos cósmicos como el Zodíaco, la Luna, el Sol.

Numerosos templos han sido construidos en la Montaña   como unión de las esferas terrenales y celestiales. La Montaña es símbolo del Templo y el Templo es símbolo de la Montaña  

En la antigua Grecia  se la denominaba “ténemos” a todo terreno delimitado y consagrado a un Dios o Dioses como era el Olimpo.

René Guenon expresó que la noción de la Montaña sagrada se corresponde a un simbolismo estrictamente primario y consustanciado al estado espiritual de la humanidad en su período originario, es decir según la tradición oriental “La Edad de Oro”.

 

Algunas Montañas sagradas del  mundo

 


         


Himalaya, Tibet                                                  Monte Ararat       

        










Pilar Adán Sri Lanka                                       Machu Picchu, Perú














Torre del Diablo, EE.UU. Indios Dacotas.















Monte Athos, Grecia Monasterio de Monjes        











Montserrat, la Montaña mágica

Monserrat, situada en la provincia de Cataluña a 30 Km. del centro de Barcelona, España es un imponente macizo de 1236 metros de altura, de grandes piedras de color gris, pulidas y cantos rodados que ofrecen un  espectáculo grandioso e inconfundible. Uno de sus mayores misterios, aparte de como se formaron la figuras es su mundo subterráneo, pues esconde grutas y pasadizos. Según la leyenda durante cinco sábados los campesinos vieron una luz intensa en ella y explorando hallaron en un cueva la imagen de la Virgen. Y por ello se la consideró a partir de ello un centro espiritual. Hay un monasterio benedictino y una basílica. Se tejieron muchas leyendas a su alrededor.

 






           

Isla de Menorca                                             Grutas en la Isla de Menorca


La Isla de menoría es las más grandes, 701 Km. de las Islas Baleares (España) y ubicada  en la zona Oriental y Septentrional  de la mismas. Ha sido una isla  en la cual estuvieron muchas culturas: fenicios, griegos, cartaginenses, romanos, vándalos, bizantinos, musulmanes, catalanes, ingleses, judíos, franceses, españoles.

“En su geografía  posee grutas naturales y algunas modificadas por el ser humano. Algunas abiertas a nivel del suelo, otras subterráneas, otras en acantilados con entradas redondas, ovales, rectangulares, con una o dos cámaras, con o sin columnas internas.

La riqueza y bellezas  de los numerosos monumentos arqueológicos existentes en ella dan testimonio de un glorioso pasado y parece que la Isla fue un centro iniciático del Mediterráneo . “La Isla de Menorca. Posee como centro, eje y columna de su peculiar geografía al Monte del Toro con un precioso Templo dedicado a la Virgen María, patrona de la Isla, aunque anteriormente al cristianismo, y tenía otro nombre.  La leyenda relata que la Virgen fue hallada en una cueva dentro de la Montaña, vislumbrada por un ser contemplativo y que fue  con la ayuda del Toro, que rompe la piedra para encontrar la cueva.

 La Virgen es la iniciadora en los “Misterios” y la caverna representa su dimensión interior, “uterina”, gestante,  renacedora,  misteriosa, pero a su vez fructífera, ya que desde nuestro interior desconocido que ella representa, aparentemente oscuro, saldrá la Luz de nuestro Yo verdadero”(cita adaptada de la página de Internet Arte de la Energía).   

 

          

                   Gruta                                      Monte del Toro


”La Gruta tiene una estrecha relación con la Montaña, tomadas ambas como símbolos de un centro espiritual. De hecho la caverna o Gruta está situada en el interior de la Montaña y su sentido simbólico trasciende en dos direcciones: es el lugar de la oscuridad (del no ser) pero a su vez donde se encuentra “el tesoro escondido”.

M. J. Muzj le otorga tres significados generales: gruta de nacimiento, de muerte y renacimiento y de iniciación.

Ingresar a una Gruta implica abandonar la aparente claridad de la vida corriente (de la mente) para adentrarnos a lo desconocido, (a nuestro inconsciente, a nuestro interior, entender nuestros pensamientos automáticos, nuestras emociones, etc.) para darnos cuenta siguiendo a la parábola de Platón (en la cueva) que hasta ahora uno en realidad estaba sumido en las sombras.

 

La Gruta o caverna, como mencionáramos anteriormente, está simbólicamente relacionada con la Montaña  formando  o constituyendo un par de opuestos complementarios: elevación  al Cielo”y descenso a las “profundidades” (quizás como requisito primario). La construcción de Templos en la cima de la Montaña corrobora en cierta forma la asociación simbólica de la Montaña con la Gruta.

No hay contradicción sino complementación entre el descenso a las profundidades de nuestro inconsciente (psiquis o mente) para hacernos auto-concientes y la elevación (real-ización) de  la unificación espiritual.



Agosto, 2017





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger