Bienvenido 13 de Diciembre del 2017
Visitas : 811186
Hoy: 261

Artículos

Los Simbolos Numericos Y Geometricos Parte2

Todos los pueblos, a pesar de las diferentes culturas, han empleado figuras geométricas y números para expresar ideas más allá del conocimiento racional y/o empírico. Son considerados vehículos ordenadores, referidos a principios esenciales y aún atribuyéndole una realidad mágica teúrgica.

Mandalas

Mandala es una palabra del idioma sánscrito que se la puede traducir como círculo, o derivada de manda = esencia y con el agregado de la, contenido.

Son representaciones simbólicas  espirituales y rituales del macrocosmo y el microcosmos y fueron utilizados tanto por el budismo como en el hinduismo.

Los originados en el hinduismo son mayoritariamente lineales (con figuras geométricas) mientras que los del budismo son más figurativos

En los Mandalas clásicos el espacio sagrado (el Centro del Universo y el lugar central de concentración) está representado por un círculo inscrito en una forma cuadrangular.













Mandala clásico














Varios Mandalas Hindúes














Mandala budista


Los Mandalas constituyen un sistema de estructura o figuras geométricas que generan un conjunto  de estímulos y representaciones  de formas y colores que actúan  en el observador como concentrador  y generador de energía brindando inspiración.

“Las matrices utilizadas en el Tibet denominados Mandalas, son psicodramas, sus representativas figurativas constituyen proyecciones de contenidos espirituales. Mediante elementos iconográficos empleando imágenes como instrumento, se invita al pensamiento del que medita a encontrar el camino del Yo interior para realizarse en él (Cita de Internet, Humanízate, Todos somos Uno).

Los Mandalas actúan como un “despertador” o “detonador” hacia niveles  superiores de Conciencia que conducen a la experiencia (¿mística?) de comprender y experimentar (¿vivenciar?) la Unidad Existencial en un nivel de Conciencia Superior.

Es decir utilizados como instrumentos (herramientas, Yantras) para meditación y concentración actúan como punto focal hacia lo absoluto, diseñados para precisamente elevar el nivel de Conciencia a un grado de espiritualidad superior.

Quizás el Mandala más importante conocido de la Tradición Hindú sea el Sri Yantra que simboliza la creación a partir de la unión de los aspectos femeninos y masculinos de la Divinidad.

Yantra Es una palabra del idioma sánscrito que  proviene del prefijo Yam que se puede traducir como concebir y relacionándolo con herramienta, dispositivo, artificio, mecanismo, símbolo. Los Yantras son medios visibles para suplementar e incrementar el poder de los Mantras (ya que éstos son fuerzas invisibles, sonido).

Para los rituales tántricos (en sus niveles más elevados) el Yantra se interioriza a través de una construcción mental de un modelo geométrico complejo y su visualización.

Su figura está formada por el encuentro de nueve triángulos, cinco tienen su vértice hacia abajo (representan a Shakti, el aspecto femenino) y los otros sus vértices  hacia arriba (representan a Shiva, el aspecto masculino). El conjunto se articula alrededor del “Bindu”, el punto central origen de toda manifestación.

Envolviendo el conjunto una flor de loto de 16 pétalos que representa el poder del practicante sobre la mente y los sentidos en su meditación.

Las triples líneas  que rodean al conjunto simbolizan la analogía entre el Universo y el Ser humano.

El cuadrado (4) es la base estática, representa la materialidad, el elemento tierra y los cuatro puntos cardinales. El cuadrado de 4 es 18, número sagrado para el Tantra.

La flor de loto (pétalos alrededor de un círculo) representa también la potencia creadora, un torbellino de energía sutil.

















Sri Yantra


Si bien los Mandalas orientales son conocidos desde hace milenios, existe en otras culturas configuraciones “mandálicas o mandaloides”   por su similitud y por el objetivo o finalidad de intención de elevación espiritual. Por ejemplo ciertos laberintos en el pavimento de algunas iglesias, rosetones en los vitrales, ciertos diagramas de los pueblos indos, etc. lo que hizo que Carl Gustav Jung los conceptualizara y privilegiara a los Mandalas como expresiones de lo que denomina “inconsciente colectivo” (Jung: los Arquetipos y el inconsciente colectivo. Sobre el simbolismo de los Mandalas).














Laberinto (iglesia Italia)                               Rosetones  

 

Anexo: Aclarando

Consideramos que habiendo tocado últimamente temas como la montaña y la gruta, el árbol, su simbolismo, animales simbólicos y completando los mismos, es necesario hacer algunas precisiones aunque reiteremos algunos conceptos que ya fueron vertidos en otros artículos y que seguramente los lectores que hayan visitado nuestra página habrán registrado.

En primer lugar nuestro movimiento NO es “panteísta” sino “monista”.

El “panteísmo”  es una doctrina filosófica, una creencia o  más bien una concepción del mundo según la cual el Universo, la Naturaleza y Dios son equivalentes.

De acuerdo a esta idea la Ley natural, la existencia en sí y el Universo (es decir todo lo que fue, es y será)  se representa por el concepto teológico que “Dios” está en todo.

El término “panteísmo” se desdobla en “pan” igual a “todo” y “teísmo” que significa “Dios”. entonces es la palabra que afirma que todo es “Dios”

 

Cuando expresamos que nuestro movimiento es “monista”, desde el punto de vista esotérico, nos referimos concretamente a que hay una Única Realidad, es decir que hay una total identidad en los términos de Naturaleza y Conciencia, de Materia y Espíritu, que aparentan dualidad pero que en realidad Todo Es Conciencia dado que ésta es la Sustancia Universal.

Por ello podemos concebir que los fenómenos naturales, ya sean ellos físico-químicos como psico-biológicos o psico-mentales, Son fenómenos de Conciencia.

La Tradición, cuyas raíces se remontan al Antiguo Oriente, afirma que la Ultérrima Realidad   del Universo Es la Conciencia, que en sánscrito se denomina “Chitt” , que en sí es el Principio de Inteligencia que se pone de manifiesto en el mundo como Sujeto y Objeto de experiencia. Mente y Materia, Objeto y Sujeto son necesarios para la percepción y emanan de ese Principio Trascendente de Inteligencia que es Conciencia.

La única y eterna sustancia (“Chitt”= Conciencia) es limitada en los conceptos nuestros de Tiempo y Espacio, por lo cual no tiene ni principio ni fin Es y se manifiesta como Realidad, Vida, Mente, Materia, Causalidad, Continuidad, etc.

En el aspecto inmanifestado la Sustancia Universal (“Chitt”) es Conciencia Pura  y homogénea y en su manifestación se presenta como Creación, Conservación y Destrucción.

Y en la manifestación surgen dos nuevos predicados: Nombre  y Forma produciendo lo que en realidad es una Seidad, la ilusión de heteregoneidad de seres y conciencia individuales limitadas.

La idea “monista”, la idea de “Uno” como origen está expuesta con suma claridad en el Rig Veda en su Himno X20: “Entonces no existía ni el Ser ni el No Ser. No existía espacio etéreo con su bóveda celeste encima. ¿Algo se movía? ¿Donde? ¿Quién los protegía? ¿Existía el mar, abismo insondable?. Entonces no existía la muerte, ni lo inmortal. No había diferencia entre el día y la noche. Sólo el Uno respiraba, sin aire, por sí mismo. Aparte de Él no existía nada”.

Octubre, 2017





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger