Bienvenido 21 de Agosto del 2017
Visitas : 767228
Hoy: 35

Artículos

Yoga

En el transcurso de estos años hemos tocado diversos sistemas de evolución espiritual y/o vinculados a sistemas iniciáticos y esotéricos.

YOGA

 

En el transcurso de estos años hemos tocado diversos sistemas de evolución espiritual y/o vinculados a sistemas iniciáticos y esotéricos.

En algún momento de nuestras vidas “nos sentimos” inclinados a viajar por el mundo, el mundo del conocimiento, investigando o por lo menos intentando comprender los fundamentos doctrinarios y prácticos de los diversos sistemas de evolución del nivel de Conciencia.                           

En este sentido hemos publicado artículos sobre Alquimia, Teosofía, Templarios, Sufíes, Masonería, Rosacruces, Arquería, Cábala, Tarot…nos faltaba agregar algo sobre YOGA.

Pero está demás recordar una frase de A. Besant (en su libro:”La voz del silencio”) que más o menos decía así: Peregrino, pasa lo más rápidamente por la cámara del Conocimiento si quieres ingresar a  la de la Sabiduría.

 

Yoga es un término del idioma sánscrito que se puede traducir como: “Unión”.

Es un sistema tradicional de disciplina física, mental y espiritual que tiene su origen en la India.

El arqueólogo ingles John Marshall en 1931 publicó su interpretación del hallazgo hecho por él en una región del Paquistán sobre un Sello con figuras: un hombre sentado sobre sus piernas cruzadas rodeado por un rinoceronte, un elefante, un vaca, un tigre y un ciervo que data del siglo XVII AC  considerando que era una imagen del Dios Shiva en una clásica postura de Yoga.

 


                                                      











Shiva


Dentro del tema de Yoga lo más conocido vulgarmente es el sistema de Hatha Yoga que consiste en una serie de posturas corporales llamadas “Asanas”.

Pero existen otros sistemas:

Gnana Yoga (Yoga a través del conocimiento)

Bhakti Yoga (Yoga devocional)

Raja Yoga (Yoga psíquico)

Karma Yoga (Yoga de acción dedicada a Dios)

Habiéndose desarrollado sub-disciplinas,  todas tienen un trasfondo común que lo señala la etimología de la palabra “Unión” (con lo Absoluto). 

                  

Patanjali (siglo III AC) marcaba ocho etapas:

  1. Prohibiciones (No mentir, no robar, no violencia…)

  2. Preceptos (como ser limpieza física y mental, recitado de Mantras)

  3. Asanas (las posturas corporales)

  4. Control de la respiración (Pranayama)

  5. Control de los sentidos

  6. Sostenimiento (Concentración de la mente en un solo pensamiento)

  7. Meditación (Dhyana)

  8. Samadhi (absorción)

     

    Por supuesto que el tema lo enfocaremos desde nuestro punto de vista (del movimiento Lumen) y por ello lo haremos a través de una síntesis de una conferencia que el responsable del mismo en su momento que fue el querido hermano y amigo Antenor DalMonte y que ofreciera generosamente a un grupo de “Amigos de Lumen”.

     

    Como mencionáramos todas las variables de Yoga tienen en común la idea de Unión, Y en este sentido tiene algo que ver con lo que llamamos el  camino. El camino de descenso y el camino de ascenso. Entonces la filosofía está intrínsecamente ligada o relacionada con las doctrinas cosmogónicas y con la del regreso.

    En algunas leyendas cosmogónicas señalan que el Poder que se  manifiesta en el Principio era Uno con el Espíritu, Conciencia o como se lo quiera denominar.

    La idea básica es que la Unidad no es una dualidad de elementos sino algo que se manifiesta con un doble aspecto: uno cinético (dinámico) y otro estático.

    Lo que descendía era el Amor, el Deseo.

     

    En los Vedas el Mito era: En el principio sólo era “Prajapati”con él estaba Vak (la Palabra) segunda con él, pero una con él. El deseo de extenderse     (de manifestarse), es el “Kamadeva” que se duerme en la raíz de lo creado produciendo sus múltiples manifestaciones, una de las cuales por supuesto es la procreación, pero igualmente está la creación artística, el arrebato místico, la evolución civilizadora y humanística.

     

    La estructura de la escritura del Veda respecto a Vak (la Palabra) se ajusta al Bereshit del Antiguo Testamento: Dijo Dios: Hágase… y con el Evangelio de San Juan del Nuevo Testamento: En el Principio era el Verbo… y  el Verbo era  uno con Él, todas las cosas por Él fueron creadas y sin Él nada de lo hecho fue hecho.

    En el Veda, “Prajapati”, Vak, la palabra estaba con él, era una con él y el deseo de multiplicarse, manifestarse, extenderse entró en ella y ella quedó concebida y emanó los cielos y todas las cosas.

    La cosmogonía de San Juan avanza en el sentido que expresa que por esa misma palabra pueden ser hechos los hombres hijos del Logos. Y esto es Yoga.

    La estructuración del sistema es la idea que el mismo poder que produjo todo esto cuando se dirigía en este sentido y consumaba la creación va a volver a sí mismo, por nostalgia puede ser, a través del Arte (artificialmente) y por lo que en Occidente llamamos “despertar”.

    El hombre que se pone en Yoga entra en absorción y en ese estado el Poder sube y vuelve. Es el Arte del Yoga.

     

    Entonces Yoga es mística, es una realización en absorción de la realidad espiritual.

    Pero si bien el Yoga es mística, también es una Ciencia, una Técnica y se basa en la experiencia. La experiencia de la que procede el Yoga es la que técnicamente llamamos Revelación.

    Hay una Revelación directa y otra indirecta.

    En el profeta es el verbo encarnado el que habla, es la Revelación directa.

    El místico se basa en los símbolos.

    Es una gnosis, es la extraña vivencia del sujeto como tal, del sujeto en sí mismo. Una en la que el verbo SER es absolutamente intransitivo. No es ser algo, significa ¿simplemente? SER.

     

    La mente y los sentidos sirven para la experiencia dual. En el Yoga tienen que quedar absolutamente inhibidos.

    Sin embargo toda vivencia  siempre es sensorial, es decir que en nuestro nivel la verdad espiritual llega a la mente en un ropaje simbólico, de ahí que se diga re-velación y no de-velación.

    Por De-velación debe entenderse la trascendencia a la mente de una toma de Conciencia del Espíritu que normalmente es estático.

    Pero a esta altura debemos aclarar o destacar algo importante. La mente no puede concebir nada que no tenga forma y lo que llamamos Espíritu no lo tiene. La mente es incapaz de imaginar formas diferentes de las que en ella están preexistentes. La mente re-conoce. De ahí la experiencia espiritual a nivel mental, es decir que la trascendencia que llega a ella tenga que necesariamente ser alegórica.

     

    El símbolo es otra cosa, es la trascendencia a la mente, en un ropaje (o configuración) determinada de algo que la mente de otra manera no podría concebir.

     

    La Revelación no es de ninguna manera incompatible con la razón. Por lo contrario, si bien la experiencia es ultra racional, está más allá de ella.

    Pero es verdad que desde el mismo momento que la experiencia mística llega a la mente como Revelación, está de por sí asentada en el órgano racional.

    Entonces en los sistemas simbólicos tenemos un hecho racional con el que podemos trascender lo racional.  El símil del cuerpo sutil y el símbolo ritual de Yoga es un elemento simbólico con el que la mente puede trascender lo racional.

     













  9. Estatua  Yoga, Kashmir, India


  10. Mayo, 2017





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2017 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger