Bienvenido 26 de Abril del 2018
Visitas : 869414
Hoy: 479

Artículos

Hercules Y El Zodiaco Parte 1

Los griegos por intermedio de los Mitos dejaron registro de su sabiduría y enseñanzas en forma simbólica (o alegórica en algunos casos) reflejando las verdades cósmicas y principios universales como así mismo el drama o los dramas que el Ser humano debe transitar si desea real-izarse.




HERCULES Y EL ZODIACO









Hércules


 











La Tierra y el Zodíaco





Los griegos por intermedio de los Mitos dejaron registro de su sabiduría y enseñanzas en forma simbólica (o alegórica en algunos casos) reflejando las verdades cósmicas y principios universales como así mismo el drama o los dramas que el Ser humano debe transitar si desea real-izarse.


En este sentido la mitología representa a nuestro interior bajo las figuras de terribles monstruos, pero también enseña como enfrentarlos y triunfar, eliminándolos.


 


Los doce trabajos de Hércules representan doce etapas que el ser humano debe transitar y superar en su camino del conocimiento de la Verdad y de su liberación de esta condición en que se halla.


Estos doce trabajos o hazañas que realiza Hércules son una serie de episodios arcaicos relacionados con  narraciones anteriores adquiriendo su configuración, dado que los enfrentamientos individuales con varios animales se sitúan antes de su aparición en literatura mitológica  griega. La configuración como un ciclo de doce tareas  era atribuido a un poema épico de los griegos, hoy perdido, escrito por Pisandio de Camiros sobre el año 600 AC (Cita Walter Burkeart, 1932-2015, profesor de culturas clásicas de la Universidad de Zurcí, Suiza).


 


No hay una forma única de interpretar  los trabajos, dado que debieron ser  recopilados y recompuestos a partir de diversas fuentes.


Ruck y Staples señalaron que seis de ellos se desarrollaban en el Peloponeso y los otros se sitúan más lejos, por el resto del mundo conocido en la época: Creta, Tracias, Escitri, el Occidente extremo.


 


Como mencionáramos en un artículo anterior el nombre de Heracles   significa “Gloria de Hera” por lo tanto es un ser lunar y dado que su hermano gemelo Ificles significa a su vez “fuerte y glorioso” destaca la doble naturaleza del héroe, pudiéndose relacionar los doce trabajos con los signos zodiacales.


 


Hércules tuvo que someterse a la iniciación en los Misterios de Eleusis, reservada para los atenienses. Misterios que representaba el drama divino del Alma explicando el drama terrestre del hombre.


 


Los trabajos consistían en:


  1. Matar al León de Nemea y tomar su piel

  2. Mata a la Hidra de Lerna

  3. Capturar a la cierva de Cerina

  4. Capturar al jabalí de Erimato

  5. Limpiar los establos de Auguías en un solo día

  6. Matar a los pájaros de Estinfalo

  7. Capturar al toro de Creta

  8. Robar las yeguas de Animades

  9. Robar el cinturón de Hipólita.

  10. Robar el ganado de ´Gerion

  11. Robar las manzanas del jardín de las Hespérides

  12. Capturar a Cerbero


 


Estos trabajos constituyen el argumento del Mito de Hércules su camino hacia la Luz desde el inicio en la Tierra hasta su encuentro y realización de su herencia divina. Herencia de Luz que triunfa pese a las adversidades sobre el poder de la Oscuridad y la Ignorancia, pero para lo cual debe luchar dentro de sí mismo.


Fuerza, coraje, abnegación, decisión y una firme voluntad y perseverancia proyectándose sobre la propia vida en función de una evolución interior y de una propuesta de servicio a la Humanidad.


 


“Los trabajos de Hércules describen en forma cruda los estados distorsionados del hombre y la mujer, quienes en su desconocimiento de donde vienen, de quienes son y hacia donde se dirigen, son hojas al viento, nautas sin dirección ni norte, barcos de paso perdidos en las gélidas u oscuras aguas En cada sección del  Mito resalta en forma grotesca la parte oscura de nosotros mismos” (Cita de Apianio León de Valiente).


El primer trabajo consistía en Matar al León de Nemea y corresponde al signo de Leo.


 






Hércules y el León






El signo de Leo es un lugar  donde la voluntad del hombre puede tomar fuerzas instintivas descontroladas respondiendo a adversidades vitales. El famoso León de Nemea era hijo de Fijón, un monstruo que simboliza las pulsaciones instintivas destructoras de la violencia emocional  sin control.


Hércules portaba sus armas: arco y flecha, la espada y la maza pero termina estrangulando al León con sus manos (Uno mismo debe controlar y dominar sus instintos).


Las armas son atributos del guerrero. La maza o garrote fue fabricada por el propio Hércules  con madera de un Olivo silvestre, símbolo de la arrolladora potencia de la vida. Al ser hecha de un árbol, expresa el eje que une el poder terrestre con el cielo. La espada según la leyenda fue entregada por Hermes y se vincula a la rectitud de propósito a la vez que la voluntad firme que atraviesa, corta y delimita situaciones imponiendo Justicia.


El arco y las flechas entregadas por Apolo dan visión y lucidez para proyectar su energía hacia un determinado objetivo, apuntando siempre a la Verdad. El arco y las flechas también representan las ideas.


La espada simboliza las decisiones y la Justicia y la Maza el poder  del conocimiento.


Pero sólo con firmeza y fortaleza de espíritu pueden vencer a la fuerza física, representada  en el Mito por el León.


Hércules con las garras del león puede desollarlo y usar su piel para hacerse una capa para cubrirse, símbolo de invulnerabilidad.


 


El segundo trabajo: Matar a la Hidra de Lerna y el signo de Libra.



 




Hércules y la Hidra





 


En esta tarea no necesitó tanto la fuerza como la Sabiduría y el valor.


La Hidra era una antiguo monstruo acuático en forma de Serpiente policefálica y aliento venenoso. El héroe cubrió su boca con un trozo de tela para protegerse de él.


Una vez que la serpiente sale de su guarida, el Lago de Lerna, Hércules  con una Hoz (o con la espada) cortó cada una de las  múltiples cabezas, pero como crecían dos en su lugar, con la ayuda de Ificles, su sobrino, que con una tea ardiente fue cauterizando los muñones consiguió que quedara la cabeza central que fue abatida completando así el trabajo


Para algunos la Hidra (con el crecimiento renovado de sus cabezas) representa la repetición de los errores, alegóricamente la mente con todos sus efectos psicológicos.


En este signo de Libra son negadas las nociones de poder, intransigencia y despotismo.


 


El tercer trabajo: Capturar a la Cierva de Cerina y el signo de Cáncer





Hércules y la Cierva de Cerina




La Cierva de Cerina es la más hermosa representación simbólica y mística de la más bella de las mujeres: la Sophia de los romanos, la Sabiduría.


Consagrada a Artemisa, la Luna, tiene cuernos de oro en los cuales se reflejan los rayos solares resaltando la inocencia que en ella reside, tiene también pezuñas de bronce.


Con la misión cumplida la de “apoderarse” de la Cierva de Cerina adquiere Hércules Sabiduría.


 


El cuarto trabajo: Capturar el jabalí de Emirato y el signo de Capricornio.






Hércules y el jabalí de Emirato


 




El jabalí es representación en realidad de Apolo, que adquiere esa forma con la finalidad de vengar a su hijo Erimato y matar a Adonis que era flamante de Afrodita.


El jabalí es indudablemente símbolo de la fuerza y coraje, es un animal lunar, su cuerno tiene forma de media luna. Representa la fuerza destructora de la soledad, del aislamiento, la individualidad. Por eso era un animal que causaba numerosos estragos.


El jabalí es el símbolo vivo de las bajas pasiones animales instintivas ( una vez más se insiste en su necesario control).  


 


Quinto trabajo: Limpiar los establos de Augías en un solo día y el signo de Piscis.


 






Hércules y los Establos de Augías







Augías, Rey de Élide, tenía 12 toros regalados por Helios y numerosos rebaños transformándolos en los más grandes del país. Augías no se preocupaba si ellos producían algún daño al Peloponeso infestando la región con sus excrementos acumulados en sus establos que nunca fueron limpiados desde su construcción.


Como Hércules   debía realizar el trabajo de limpiarlos en un solo día que era realmente imposible hacerlo con sus manos, decide cavar un canal y desviar los ríos Hefes y Peneo hacia los establos y logra así completar el trabajo.


Simbólicamente  debe evitar que todo se transforme en algo estéril e inútil.


Los establos son una representación de nuestro propio subconsciente sumergido con los constantes agregados que enriquecen y conforman nuestro Ego, poblando un compartimiento estanco dentro de él.


La utilización de los ríos (el agua) se puede considerar que debemos utilizar sabiamente nuestras energías creadoras para “purificarnos” y fortalecernos.




      





  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Facebook
  • TwitThis
  • Wikio
  • Google
  • Digg
  • Live
  • MisterWong
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz
  • Envia esta noticia por email a tus amigos!

Lumen de Lumine 2018 Todos los Derechos Reservados.
Programación & Diseño Gráfico Daniel Berniger